No es una buena señal

Días pasados se procedió a la apertura de un comedor destinado a la alimentación de menores, en barrio Las Láminas. No significa una buena señal. Todo lo contrario.
Es sinónimo de que la situación económica en la zona no está bien para un porcentaje de la población. Que mejor para los padres que tener trabajo y poder alimentar con el sudor de su frente, a los hijos. La realidad indica que no hay fuentes de trabajo y hay que recurrir al Estado que ayude con alguna tarjeta, y que se alimente a los niños.

LasLáminas







El tiempo


  • Otras Noticias...