Productividad estancada

La productividad del cultivo está estancada, no hay una tendencia a corto plazo a mejorar de acuerdo a los resultados de estos años. Los costos del cultivo se han incrementado en un 69% (15,4% por encima de la inflación) y la cosecha en el concepto mano de obra zafral aumentó un 31,4% (valores por encima de la inflación). En 2016 un productor necesitó 6300 kg. de azúcar para empatar. La producción de ese año fue de 5. 200 kg., por lo que la parte más representativa de los productores no atendieron costos en un orden de $20.300 por hectárea. En el mejor de los años, 2014, se logró 6.500 kg. de azúcar por hectárea por lo que su rentabilidad a costos y precios de 2016, sería del orden de unos $4.000 por hectárea. Un productor con este resultado precisa 30 hectáreas para ganar lo mismo que su regador que trabaja 5 meses y percibe a valor de jornales vigentes $126.000. Para sobrevivir con estos valores el productor se endeuda o deja de mantener o renovar infraestructura de trabajo (maquinaria, caminería, estructuras de riego, galpones, etc), realidad que se observa cada vez más y que lamentablemente los productores recuerdan años pasados de mucha dificultad.