Productores cañeros acampan frente a ALUR solicitando un préstamo de $ 60 mil para las fiestas

No todo lo que brilla es oro dice el refrán y bien cabe para esta Bella Unión de las inversiones millonarias en ALUR. Claro que no todo está bien. Cuando a esta altura del año y una vez finalizada la zafra, un grupo de 100 productores de caña de azúcar deciden acampar en predios del ingenio sucroalcoholero pidiendo un préstamo para pasar las tradicionales fiestas, es lógico que no todo está bien por suelo cañero.
Este martes 15 de diciembre la ciudadanía se despertó con la noticia de las carpas armadas en inmediaciones de la planta, donde los productores solicitan un préstamo de $ 60.000 cada uno, a ser descontado durante el 2016 y con ese dinero poder pasar de forma digna con sus respectivas familias las tradicionales fiestas. Esta situación deja al descubierto que muchos que viven de la caña de azúcar la pasan muy mal. El tener que llegar a esta situación límite de acampar en predios de la empresa para pedir algunos pesos para poner algo encima de la mesa en nochebuena y primero de año, es una clara demostración que pese a las inversiones millonarias en ALUR, sigue habiendo productores que viven en la pobreza.
Cada productor si percibe esos 60 mil pesos, no todo es para él sino que debe compartir parte del dinero con algún empleado que lo ayudó durante el año. Al cierre de este informe se estaba negociando con autoridades de ALUR.