Pueblo Lavalleja: el abigeato sigue estando dentro de las preocupaciones, afirmó el Jefe de Policía

El Jefe de Policía de nuestro departamento, Carlos Ayuto, quien asistió al acto de instalación de la Alcaldía local dialogó con EL PUEBLO, sobre las inquietudes que mantiene en el cumplimiento de la labor policial.

Ayuto destacó en primer término la trascendencia del acto cumplido en la ocasión. “Es propio del pueblo uruguayo, que le gusta vivir en paz y en democracia.

De allí que resulta reconfortante ver, como se está viendo hoy acá, a políticos de todos los partidos, confraternizando y dialogando civilizadamente, preocupados por los temas que aquejan a la gente, ya sea en la ciudad o en algunos de los municipios, establecidos por la nueva ley”. En referencia a la actividad delictiva en el departamento, dijo “en la ciudad está bastante controlado. Se han tomado algunas medidas y ajustado otras, teniendo muy buena respuesta de la Policía que permitieron bajar un poco los índices de delincuencia en la ciudad.

De todas formas hay algunos aspectos que nos siguen trabajando en el departamento. En este sentido mencionó los abigeatos y los hurtos en fincas de la ciudad. De todas formas siempre hay trabajo y los resultados no son todo lo auspicioso que quisiéramos. Necesitamos tecnificarnos y seguir mejorando para lograr mayores resultados. Consultado si entendía que hacen falta más policías, dijo que “efectivamente, nos están faltando policías, porque hay mucha gente que está afuera del departamento, que figura como revistando en Salto y presupuestalmente dependen de Salto, pero que en realidad no está prestando servicios en el departamento.  Esto ha mermado bastante el potencial policíaco del departamento, porque además la problemática policial de hoy día es sensiblemente más complicada que la de años atrás.  Hemos intensificado los patrullajes y para esto tuvimos que sacarle más personal a las comisarías, de allí que podamos afirmar que faltan más policías. En materia edilicia, el Insp. Ayuto dijo que “hay de todo. En los casos extremos tenemos locales excelentes y otros que están en estado casi calamitoso. De todas formas no está previsto a corto plazo la construcción de nuevos locales “mientras no tengamos policías para ponerles adentro”, lo que estamos haciendo es más patrullajes y para eso se necesitarían más policías, más vehículos y más combustible, afirmó.