Pueblo Lavalleja, emocionado reconocimiento de uno de los beneficiados con una vivienda del Plan MEVIR

Pueblo Lavalleja,
por Yamandú
Leal.
En ocasión de la inaugurción del Plan 4 de las viviendas construidas por MEVIR, Miguel Lalindre, uno de los beneficiados por la obra del Movimiento Erradicador de la Vivienda Insalubre Rural efectuó un emotivo reconocimiento que lo emocionó hasta las lágrimas al acceder a su vivienda, emotividad que contagió a todos los presentes que sentían en forma similar el acontecimiento que estaban viviendo.
“Primeramente les doy los buenos días a todos – manifestó el vecino beneficiado con una vivienda del Plan MEVIR – a todos los participantes, autoridades y escolares presentes, junto al público, vaya nuestro reconocimiento y el agradecimiento a todos por estar acompañándonos en edta instancia.
Para nosotros es muy importante, para las 36 familias (integrantes del grupo que accedió a las viviendas), la verdad que se trata de un momento importantísimo, que me emociona grandemente en un momento.
Más adelante agregó “Gracias MEVIR por hacer realidad nuestro sueño y poder mejorar la calidad de vida, por habernos dado la oportunidad de participar activamente en cada proceso de la obra, que nos permitió aprender y consolidarnos como grupo. Al equipo técnico de Ivela, por el apoyo constante, al capataz de la obra, Wilson de Souza, por el compañerismo, el respeto y la comprensión, a los oficiales, por la paciencia, a los personeros que terminaron siendo parte del grupo.
Quiero agradecer al municipio de Colonia Lavalleja y a sus concejales por el apoyo desde el arranque, al alcalde Wilson Sena, por las gestiones realizadas para que esto se concretara y el apoyo permanente que nos brindó durante todo el período de construcción. A la Intendencia de Salto, al agrimensor Jorge Lanza del departamento de Agrimensura de la división de la Intendencia de Salto, que junto al alcalde hicieron los trámites correspondientes para que se habilitara una franja de terrenos al Este del Plan Uno, para hacer posible el ingreso de c uatro familias más. Al concejal Diego Henderson por estar siempre brindándonos su apoyo.
Al Ministro de Transporte y Obras Públicas por poner maquinaria y personal para la construcción de las calles. Agradecemos una vez  más al alcalde por los arbolitos que están “ahí”, que en algunos años darán sombra a nuestros hogares y a todos aquellos que de alguna manera u otra, aportaron su granito de arena para que nuestros sueños se hicieran realidad, a todos ellos muchas gracias.
También aprovecho la oportunidad y agradezco en primera instancia a esa persona pública con derecho privado, que se llama MEVIR, porque sin esa institución hoy no nos estarían entregando nuestra casa, todo ese agradecimiento a MEVIR. También quiero agradecer a todos los que de una manera u otra colaboraron para que tengamos nuestro hogar, quiero agradecer en tercer lugar a  mi señora, por su esfuerzo de todos estos meses, ya que por problemas de salud no puede acompañar mucho  el proceso de construcción.
En cuarto lugar quiero agradecer a esa familia que me acogió por tantos años, a esa señora que me cuida como si fuera un niño, a ese señor que estuvo presente, por más difíciles que fueran los momentos, quiero agradecer a mi familia, a mi papá y a mi mamá, por último quiero agradecer y felicitar a todos ustedes y sus familias y me voy despidiendo con una frase que dice: Se necesitan manos para construir una casa, Uds. las  pusieron, pusieron garras, pusieron fuerza, pusieron voluntad, para construir la casa, pero la frase dice también: Se necesita corazón y amor para hacer de esa casa, un hogar y a todos los gurises les digo que pongan amor, que pongan corazón para que puedan hacer de esas 36 casas, 36 hogares, ¡felicitaciones gurises!

Pueblo Lavalleja, por Yamandú Leal.

En ocasión de la inaugurción del Plan 4 de las viviendas construidas por MEVIR, Miguel Lalindre, uno de los beneficiados por la obra del Movimiento Erradicador de la Vivienda Insalubre Rural efectuó un emotivo reconocimiento que lo emocionó hasta las lágrimas al acceder a su vivienda, emotividad que contagió a todos los presentes que sentían en forma similar el acontecimiento que estaban viviendo.

“Primeramente les doy los buenos días a todos – manifestó el vecino beneficiado con una vivienda del Plan MEVIR – a todos los participantes, autoridades y escolares presentes, junto al público, vaya nuestro reconocimiento y el agradecimiento a todos por estar acompañándonos en edta instancia.

Para nosotros es muy importante, para las 36 familias (integrantes del grupo que accedió a las viviendas), la verdad que se trata de un momento importantísimo, que me emociona grandemente en un momento.

Más adelante agregó “Gracias MEVIR por hacer realidad nuestro sueño y poder mejorar la calidad de vida, por habernos dado la oportunidad de participar activamente en cada proceso de la obra, que nos permitió aprender y consolidarnos como grupo. Al equipo técnico de Ivela, por el apoyo constante, al capataz de la obra, Wilson de Souza, por el compañerismo, el respeto y la comprensión, a los oficiales, por la paciencia, a los personeros que terminaron siendo parte del grupo.

Quiero agradecer al municipio de Colonia Lavalleja y a sus concejales por el apoyo desde el arranque, al alcalde Wilson Sena, por las gestiones realizadas para que esto se concretara y el apoyo permanente que nos brindó durante todo el período de construcción. A la Intendencia de Salto, al agrimensor Jorge Lanza del departamento de Agrimensura de la división de la Intendencia de Salto, que junto al alcalde hicieron los trámites correspondientes para que se habilitara una franja de terrenos al Este del Plan Uno, para hacer posible el ingreso de c uatro familias más. Al concejal Diego Henderson por estar siempre brindándonos su apoyo.

Al Ministro de Transporte y Obras Públicas por poner maquinaria y personal para la construcción de las calles. Agradecemos una vez  más al alcalde por los arbolitos que están “ahí”, que en algunos años darán sombra a nuestros hogares y a todos aquellos que de alguna manera u otra, aportaron su granito de arena para que nuestros sueños se hicieran realidad, a todos ellos muchas gracias.

También aprovecho la oportunidad y agradezco en primera instancia a esa persona pública con derecho privado, que se llama MEVIR, porque sin esa institución hoy no nos estarían entregando nuestra casa, todo ese agradecimiento a MEVIR. También quiero agradecer a todos los que de una manera u otra colaboraron para que tengamos nuestro hogar, quiero agradecer en tercer lugar a  mi señora, por su esfuerzo de todos estos meses, ya que por problemas de salud no puede acompañar mucho  el proceso de construcción.

En cuarto lugar quiero agradecer a esa familia que me acogió por tantos años, a esa señora que me cuida como si fuera un niño, a ese señor que estuvo presente, por más difíciles que fueran los momentos, quiero agradecer a mi familia, a mi papá y a mi mamá, por último quiero agradecer y felicitar a todos ustedes y sus familias y me voy despidiendo con una frase que dice: Se necesitan manos para construir una casa, Uds. las  pusieron, pusieron garras, pusieron fuerza, pusieron voluntad, para construir la casa, pero la frase dice también: Se necesita corazón y amor para hacer de esa casa, un hogar y a todos los gurises les digo que pongan amor, que pongan corazón para que puedan hacer de esas 36 casas, 36 hogares, ¡felicitaciones gurises!