Que no vuelva a acumularse

Desde hace varias semanas se había creado un basurero en calle Melo, a contados metros del cruce con calle Mones Quintela. Vecinos fueron arrojando todo tipo de desperdicios en el lugar, lo que en días más se iría a transformar en un refugio de ratas. El pedido realizado al alcalde Luis López de solucionar la situación y así sucedió. En la mañana de este martes, bajo una constante lluvia, personal del Municipio y maquinaria, se procedió a la limpieza del basural. Que en definitiva, la mugre no vuelva a acumularse, teniendo en cuenta que el camión recolector todos los días hace su pasaje por dicha arteria.