Se cumplirán 31 años de unos de los crímenes mas atroz que esta impune

El horrendo hecho ocurrió en la jurisdicción de Bella Unión, más precisamente en el centro poblado Calpica, hoy Mones Quintela . Tenia 11 años de edad y se llamaba Marcela Beatriz Lima. Concurría  a 5to. año  en la Escuela nº 32  de Calpica. La  jornada  del  16 de abril de 1984  seria su ultimo día en esta vida.-Su niñez , su inocencia, ya habían  marcado su destino. Aquella mañana debido a que su hermano que la acompañaba a la escuela  todos los días estaba enfermo, ella  salió de su casa en bicicleta como aparentaba ser un día más. Ni ella con toda su inocencia ni la familia se imaginaban que  aquella jornada iba a marcar por siempre a todos. Marcela Beatriz tras asistir a clase compartiendo con maestra y compañeros, almorzó en el comedor  escolar y emprendió el regreso a su domicilio. Domicilio al que nunca llegó.
Entre la escuela y su casa, alguien ya había planeado interceptarla.
Las horas fueron pasando y ninguna noticia de  Marcela.-Autoridades policiales   de la época, familiares y  vecinos se sumaron a la búsqueda.-Los días fueron pasando y ninguna noticia de la niña.
Fueron  días y días  de intensar  búsqueda, que incluía   los cañaverales de aquella zona.
Catorce días después de su desaparición, su cuerpo putrefacto es hallado entre plantaciones de caña de azúcar.
La niña había sido arrastrada hasta ese lugar, violada y luego ultimada.
Este  jueves se cumplirán 31 años de aquel aberrante    hecho  de violación y homicidio.
Pese a las investigaciones llevadas a cabo en la época, nunca se logró dar con la identidad del maniático sexual y asesino.
Este terrible caso de violación  seguido  de muerte sigue  impune pese a que ya han transcurrido mas de tres décadas.
Marcela  había  nacido el  10 de junio de 1973, por lo que en junio próximo, si viviera , cumpliría  42 años.

El horrendo hecho ocurrió en la jurisdicción de Bella Unión, más precisamente en el centro poblado Calpica, hoy Mones Quintela . Tenia 11 años de edad y se llamaba Marcela Beatriz Lima. Concurría  a 5to. año  en la Escuela nº 32  de Calpica. La  jornada  del  16 de abril de 1984  seria su ultimo día en esta vida.-Su niñez , su inocencia, ya habían  marcado su destino. Aquella mañana debido a que su hermano que la acompañaba a la escuela  todos los días estaba enfermo, ella  salió de su casa en bicicleta como aparentaba ser un día más. Ni ella con toda su inocencia ni la familia se imaginaban que  aquella jornada iba a marcar por siempre a todos. Marcela Beatriz tras asistir a clase compartiendo con maestra y compañeros, almorzó en el comedor  escolar y emprendió el regreso a su domicilio. Domicilio al que nunca llegó.

Entre la escuela y su casa, alguien ya había planeado interceptarla.

Las horas fueron pasando y ninguna noticia de  Marcela.-Autoridades policiales   de la época, familiares y  vecinos se sumaron a la búsqueda.-Los días fueron pasando y ninguna noticia de la niña.

Fueron  días y días  de intensar  búsqueda, que incluía   los cañaverales de aquella zona.

Catorce días después de su desaparición, su cuerpo putrefacto es hallado entre plantaciones de caña de azúcar.

La niña había sido arrastrada hasta ese lugar, violada y luego ultimada.

Este  jueves se cumplirán 31 años de aquel aberrante    hecho  de violación y homicidio.

Pese a las investigaciones llevadas a cabo en la época, nunca se logró dar con la identidad del maniático sexual y asesino.

Este terrible caso de violación  seguido  de muerte sigue  impune pese a que ya han transcurrido mas de tres décadas.

Marcela  había  nacido el  10 de junio de 1973, por lo que en junio próximo, si viviera , cumpliría  42 años.