Sin alarma, pero preocupados por la seguridad

Sin pretender provocar sensacionalismo, morbo, drama extremo o simplemente crear preocupación, es indudable que tampoco podemos como medio de comunicación escrito, hacer como el avestruz.
No podemos desconocer la situación de inseguridad que golpea una ciudad como Bella Unión en la cual solo en la planta urbana residen 12.200 habitantes. Sí leyó bien, tan solo 12.200 personas.
No hay día en que una finca o un comercio no sean objeto de incursión de delincuentes.
Ni que hablar del hurto permanente, por no decir casi diario de desapariciones de motocicletas de todas las marcas y cilindrada, las cuales en un altísimo porcentaje los propietarios jamás vuelven a reencontrase con las mismas.

¿CUÁNTOS ANDAN DELINQUIENDO?
A esta altura hay un hecho que salta a la vista.
Es el elevado número de personas que viven en Bella Unión y que desde hace mucho tiempo su “modus operandi”, su “modus vivendi” es lisa y llanamente el vivir de bienes ajenos. Menores infractores, jóvenes y no tan jóvenes cuya vida transcurre en el mundo del delito.
Más allá de permanecer por algunos meses recluidos en el ahora denominado Centro de Rehabilitación de Artigas, luego de liberados, no saben otro “oficio” que volver a reincidir.
Pasan algunos días libres deambulando por calles de Bella Unión esperando asestar el próximo golpe que los devuelve nuevamente al centro de rehabilitación.

NO HAY REHABILITACIÓN
Basta observar lo que delinquen en Bella Unión para saltar un dato triste pero real.
No hay uno solo que no tenga vasto historial delictivo.
A veces se trata de jóvenes de 20 ó 21 años de edad y que ya poseen antecedentes judiciales varios.
Una cosa es cierta. Como sociedad, incluidos todos, usted como vecino laburador público o privado, en mi caso como periodista, ¿qué hacemos para pretender revertir la situación? La verdad que nada.
Simplemente pedimos cárcel, pedimos paredón para el sujeto que anda en malos pasos.
Es lógico que ese joven que quizás en su interior piensa dejar ese triste mundo, ve como una puerta hoy y otra mañana se le cierran en la cara, no quedándole otro camino que seguir en la misma senda delictiva.
Esa senda que la aprendió siendo casi niño y hoy luego de algunos años, siendo su mundo de vida.

LAS DROGAS
Para empeorar este panorama de inseguridad, desde hace varios años se ha sumado el consumo de estupefacientes como ser Pasta Base, crack, marihuana, cocaína, nafta y pegamento y algún otro alucinógeno que profesionales de la salud local han constatado que algunos “la han probado”.
La gran mayoría de quienes delinquen en la jurisdicción son consumidores de sustancias.
Esas “sustancias” tienen su costo y hay que tener efectivo cantante y sonante, o tener la radio del automóvil, partes de una moto, un celular o una licuadora para realizar el famoso ” trueque ” en alguna boca de venta que existen en los distintos barrios.
Los efectos de cada droga tiene determinada duración de tiempo.
El individuo seguidamente debe volver a consumir so pena de enloquecer ante la falta de determinada droga como la pasta base o el crack.
Es muy difícil por estos lares que algún joven vecino de Bella Unión hubiera dejado el delito y tras haber aprendido algún oficio, hoy esté dedicado a ganar el sustento diario trabajando legalmente, más allá de algún menguado salario que algún comerciante, empresario, chacarero o productor pueda pagarle.
Es lógico que todo empresario tiene miedo de emplear a un exconvicto, pero en la vida las oportunidades deben existir.
Es cierto que el pasado condena a ese joven.
¿Dónde pedir un trabajo? Dónde encontrar un empresario que se arriesgue y le brinde una oportunidad laboral a ese joven que un día cualquiera se levanta y se dice a sí mismo: “Quiero cambiar de vida”.
El trabajo para un individuo” sin antecedentes penales no abunda a la vuelta de la esquina, menos para quien lleva en su espalda una cruz cuyo pasado lo condena.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...