Ya nadie en el oficio

Pese a los años transcurridos de su deceso, ningún otro para suplirlo en el oficio de yuyero en Bella Unión. Tenía una vasta clientela de muchos años. Vecinos cañeros, acostumbrados al consumo de hierbas para tal o cual enfermedad, le solicitaban el yuyo, y en pocas horas ya lo tenían en casa. Conocedor de cuanto yuyo, de cuanta hierba existe, él sabía en que lugar del monte o a campo traviesa, podía hallar hojas o las raíces requeridas. Yuyos
A cambio de ello, recibía unos pesos que le permitía sobrevivir a él y su familia. Pelearle a la vida, vendiendo la hierba fresquita solicitada. El 20 de junio de 2012 fue el día de su partida. De ello ya se cumplieron 6 años. Desde entonces Bella Unión se quedó sin yuyero. Ya no más “Chiquitín”, tal su apodo. José Pereira era un conocedor de cuanto yuyo pueda existir en la naturaleza. “Pedile al yuyero que te lo trae”, era parte de un diálogo de vecino a vecino. Más allá que existen los yuyos y las hierbas en casas especializadas, existe plena confianza en quienes consumen para males, determinadas hierbas, que no es lo mismo la “fresquita”, recién arrancada, que posee las propiedades intactas, que las envasadas de tiempo.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...