Banco Central argentino baja tasa de referencia tras subir meta de inflación

Buenos Aires, 9 ene (EFE).- El Banco Central de Argentina anunció hoy una bajada de la tasa de referencia, el primer descenso en trece meses, que se produce doce días después de que el Gobierno de Mauricio Macri resolviera «recalibrar» al alza las metas de inflación con las que se maneja la política monetaria.
La entidad informó en un comunicado que decidió reducir su tasa de política monetaria en 75 puntos básicos, a 28 %. El Banco Central (BCRA) no bajaba la tasa de referencia desde finales de noviembre de 2016, cuando la fijó en 24,75 %, y desde abril de 2017 la tasa se fue incrementando, hasta ser establecida hace exactamente dos meses en 28,75 %. La bajada de la tasa era esperada desde que el pasado 28 de diciembre el Gobierno de Mauricio Macri anunciara su decisión de «recalibrar» al alza las metas de inflación.
Para 2018, el BCRA tenía una meta de inflación del 10 %, con un rango hacia arriba o hacia abajo de dos puntos porcentuales, pero ese objetivo fue reajustado al 15 %.
Asimismo, la meta del 10 % para 2018 fue trasladada a 2019 y la del 5% fijada inicialmente para el 2019, al 2020.
El cambio se produce en un contexto en que el nivel de precios es mayor al que preveía el Gobierno: según las últimas cifras oficiales disponibles, en los primeros once meses de 2017, la inflación acumuló un alza interanual del 21 %.
En su comunicado de hoy, el BCRA recordó que hasta ahora la política monetaria mantenía un «fuerte sesgo contractivo» para evitar un «contagio» de los aumentos de precios regulados a la inflación núcleo -aquella que no tiene en cuenta los productos y servicios cuyos valores dependen de la época del año o de factores externos a la política monetaria-.
La autoridad monetaria advirtió que, de acuerdo con el último Relevamiento de Expectativas de Mercado, la inflación esperada para 2018 aumentó de 16,6 % a 17,4 % y que el índice de precios al consumidor de diciembre -que será dado a conocer el jueves- «reflejará el fuerte aumento de precios regulados (en especial, gas y electricidad)».
Con todo, señaló que «el proceso de desinflación se ha encarrilado a lo largo del último semestre» y que, en este contexto, «una baja en la tasa de interés de referencia evita que se incremente el sesgo contractivo de la política monetaria».
»El Banco Central será cauteloso en la adecuación de la política monetaria al nuevo sendero de desinflación. Naturalmente, si se busca una menor velocidad de desinflación que la planeada originalmente, corresponde un sendero de política monetaria menos contractivo que el que antes se preveía», indicó. Pero, advirtió, «esa moderación en el sesgo contractivo sólo podrá sostenerse en el tiempo en la medida en que la evolución de la desinflación sea compatible con la trayectoria buscada».
Durante el anuncio del cambio de las metas de inflación, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, había explicado que la entidad estaba aplicando una política monetaria orientada a generar una inflación del 10 % en 2018, pero en un escenario actual de inflación en torno al 20 % interanual.
Por eso, señaló entonces el titular del BCRA, este cambio en las metas era «para no exigirle al Banco Central un esfuerzo tan grande de desinflación».










El tiempo

Ediciones anteriores

enero 2018
L M X J V S D
« dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031