Cámara de Diputados argentina aprueba reforma tributaria impulsada por Macri

Buenos Aires, 20 dic (EFE).- La Cámara de Diputados de Argentina aprobó hoy y envió al Senado para su tratamiento un proyecto de reforma tributaria impulsado por el Gobierno de Mauricio Macri que busca disminuir la presión tributaria de manera gradual en un plazo de cinco años. La iniciativa, que fue acordada previamente entre el Ejecutivo y la mayoría de los gobernadores provinciales del país, obtuvo en la Cámara Baja 146 votos a favor, 77 en contra y 18 abstenciones, tras un debate que se extendió durante horas. De esta forma, tras recibir media sanción de Diputados, el proyecto legislativo, en cuyo análisis artículo por artículo se incluyeron numerosas modificaciones al texto original, comenzará a debatirse hoy en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, para ir preparando su tratamiento en el pleno, donde de ser aprobada se convertirá definitivamente en ley. La reforma tributaria forma parte de las iniciativas económicas impulsadas por el Gobierno y acordadas con los gobernadores: entre ellas el consenso fiscal y la polémica reforma del sistema de pensiones, que ayer fue definitivamente aprobada entre gran oposición política, social y sindical. Con los cambios en el ámbito tributario, el Gobierno quiere fomentar las inversiones y el crecimiento, a cambio de una menor presión fiscal. Según había explicado el diputado oficialista Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, al inicio de la sesión, la reforma es un “alivio fiscal”, que busca “alivianarle la mochila a las pequeñas y medianas empresas y a la clase media”. El proyecto pretende, según continuó, eliminar la “elevada carga” del anterior sistema impositivo en tres aspectos principalmente: los impuestos al trabajo, tributos “distorsivos” como el que grava los créditos e intereses bancarios, y sobre la reinversión de los beneficios de las empresas. El diputado del gobernante frente Cambiemos calificó la normativa como “la más ambiciosa y profunda en las últimas décadas”, que combina subidas de algunos impuestos y bajadas de otros, aunque en su conjunto pretende una menor recaudación. Por parte de la oposición, el legislador y exministro de Economía (2013-2015) Axel Kicillof sostuvo que la medida “forma parte del paquetazo neoliberal” del Gobierno, junto a otras medidas como la reforma laboral o la de pensiones. A su juicio, la nueva ley “le perdona impuestos a los que más ganan, a las grandes corporaciones, e intenta trasladar esa carga tributaria a los consumidores”. Entre los cambios realizados al proyecto original del Gobierno, a petición de la oposición, se aceptó suspender dos artículos que contemplan el cobro del impuesto a las ganancias de cooperativas y mutuales. Además, en el caso de los gravámenes a las bebidas azucaradas, que había despertado gran controversia, se mantiene el actual impuesto de 4 % para las gaseosas que tienen zumo de limón y 8 % para las no alcohólicas, con o sin azúcar. La reforma es de carácter gradual y hasta 2022 se espera un alivio en la presión tributaria equivalente al 1,5% del Producto Interior Bruto, para alentar la inversión y la creación de empleo. Contempla además la creación de un gravamen a la renta financiera (5% para las personas físicas en los intereses de plazo fijo en pesos y las rentas por títulos públicos) y la aplicación del IVA a servicios digitales que se prestan desde el exterior (como Netflix o Spotify). También beneficios para las empresas que inviertan sus ganancias; rebajas en el pago de contribuciones patronales; mayores cargas impositivas para la cerveza y rebaja gradual de impuestos a los productos electrónicos, entre otras medidas. EFE







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...