Durante una semana Venezuela festejará el cumpleaños del comandante Chávez

El natalicio del líder encuentra a sus sucesores con una calamitosa economía, pero muy firmes en lo ideológico y siguiendo a pie juntillas el testamento político.
Ahora lo llaman “el gigante”, “el comandante supremo”, “el líder eterno”, incluso “el comandante galáctico y celestial” y se habla de él en presente de indicativo, como si nunca hubiera muerto. “El próximo 28 de julio, Hugo Chávez cumple 59 añitos”, dijo el presidente Nicolás Maduro antes de anunciar que a partir de este sábado y hasta el 4 de agosto se celebrará el natalicio del caudillo con fiestas populares y un operativo típico de los teletones latinoamericanos. Durante esa semana y las que sigan el propio sucesor podría tocar la puerta de cualquier vivienda para llevar regalos y el mensaje del comandante.
Se trata de una ofensiva, como le gusta presumir al chavismo, para glorificar todavía más al líder de la revolución bolivariana desde el púlpito del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).
Ninguna otra vida en la historia de la televisión venezolana ha sido objeto de tan sistemático culto por parte de una dirigencia política. En la mañana del viernes 26, por ejemplo, mientras Maduro asistía en La Habana al aniversario del asalto al Cuartel Moncada, VTV dedicaba buena parte de su bloque de propagandas a recordar la obra de gobierno bolivariano en la voz del fallecido comandante. Una cuña muestra a tres jóvenes rodando sobre tres bicicletas. Al pasar frente a una pared la cámara se queda tomando una imagen de Chávez montado sobre uno de esos vehículos mientras los jóvenes salen de cuadro.

El natalicio del líder encuentra a sus sucesores con una calamitosa economía, pero muy firmes en lo ideológico y siguiendo a pie juntillas el testamento político.

Ahora lo llaman “el gigante”, “el comandante supremo”, “el líder eterno”, incluso “el comandante galáctico y celestial” y se habla de él en presente de indicativo, como si nunca hubiera muerto. “El próximo 28 de julio, Hugo Chávez cumple 59 añitos”, dijo el presidente Nicolás Maduro antes de anunciar que a partir de este sábado y hasta el 4 de agosto se celebrará el natalicio del caudillo con fiestas populares y un operativo típico de los teletones latinoamericanos. Durante esa semana y las que sigan el propio sucesor podría tocar la puerta de cualquier vivienda para llevar regalos y el mensaje del comandante.

Se trata de una ofensiva, como le gusta presumir al chavismo, para glorificar todavía más al líder de la revolución bolivariana desde el púlpito del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Ninguna otra vida en la historia de la televisión venezolana ha sido objeto de tan sistemático culto por parte de una dirigencia política. En la mañana del viernes 26, por ejemplo, mientras Maduro asistía en La Habana al aniversario del asalto al Cuartel Moncada, VTV dedicaba buena parte de su bloque de propagandas a recordar la obra de gobierno bolivariano en la voz del fallecido comandante. Una cuña muestra a tres jóvenes rodando sobre tres bicicletas. Al pasar frente a una pared la cámara se queda tomando una imagen de Chávez montado sobre uno de esos vehículos mientras los jóvenes salen de cuadro.