El Estado Islámico afirma que la última rehén de EE. UU ha muerto

Los yihadistas afirman que la mujer ha fallecido en los bombardeos realizados por Jordania. Washington no confirma su muerte.
El Estado Islámico (EI) ha afirmado este viernes que una mujer estadounidense que mantenían secuestrada desde 2013 ha muerto en los bombardeos realizados por Jordania en el norte de Siria como represalia por la brutal ejecución del piloto jordano capturado por el grupo extremista.
«El fracasado ataque aéreo jordano ha matado a la rehén estadounidense», ha proclamado en un mensaje. De acuerdo con el EI, que muestra imágenes de una casa derruida, el ataque tuvo lugar durante la oración del viernes en la localidad siria de Raqqa.
Sin embargo, el Gobierno de Barack Obama no ha confirmado por el momento la información.
«Hasta este momento no hemos visto ninguna evidencia que corrobore la afirmación del EI», ha dicho la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, en un comunicado. «No puedo confirmar esos reportes de ninguna manera», ha señalado por su parte la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.
Desde Ammán, el ministro jordano del Interior, Hussein Majali, ha rechazado el reclamo extremista, que ha calificado como «truco publicitario» del EI.
«Intentaron provocar problemas internos en Jordania y no han tenido éxito. Ahora están intentando provocar una división en la coalición con este último truco publicitario», ha declarado Majali, según CNN. La televisión estatal jordana mientras tanto ha anunciado que este viernes realizó una segunda ronda de bombardeos contra posiciones del EI en Siria para vengar la muerte del piloto de su fuerza aérea, informa Reuters.
En su mensaje, el EI no ofrece pruebas de la muerte de la mujer, aunque identifica a la presunta víctima y proporciona información personal de ella, como su dirección o número de teléfono, en un intento de dar validez de sus afirmaciones, destacan medios estadounidenses.
De acuerdo con el EI, la mujer, una cooperante de 26 años que desapareció en agosto de 2013 en la ciudad siria de Aleppo, habría sido la única víctima del supuesto bombardeo jordano, perpetrado según el grupo extremista en el área de Raqqa. Era la última rehén estadounidense del EI que se conozca.
El grupo extremista ejecutó desde el pasado verano a tres estadounidenses, los periodistas James Foley y Steven Sotloff, así como al cooperante Peter Kassig en noviembre. Los tres, al igual que los británicos Alan Henning y David Haines, así como los japoneses Haruna Yukawa y Kenji Goto fueron decapitados frente a una cámara. El último rehén del EI asesinado fue el piloto jordano Moaz al Kasasbeh, que fue quemado vivo dentro de una jaula, como mostró el grupo extremista en otro vídeo esta misma semana.

Los yihadistas afirman que la mujer ha fallecido en los bombardeos realizados por Jordania. Washington no confirma su muerte.

El Estado Islámico (EI) ha afirmado este viernes que una mujer estadounidense que mantenían secuestrada desde 2013 ha muerto en los bombardeos realizados por Jordania en el norte de Siria como represalia por la brutal ejecución del piloto jordano capturado por el grupo extremista.

«El fracasado ataque aéreo jordano ha matado a la rehén estadounidense», ha proclamado en un mensaje. De acuerdo con el EI, que muestra imágenes de una casa derruida, el ataque tuvo lugar durante la oración del viernes en la localidad siria de Raqqa.

Sin embargo, el Gobierno de Barack Obama no ha confirmado por el momento la información.

«Hasta este momento no hemos visto ninguna evidencia que corrobore la afirmación del EI», ha dicho la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, en un comunicado. «No puedo confirmar esos reportes de ninguna manera», ha señalado por su parte la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.

Desde Ammán, el ministro jordano del Interior, Hussein Majali, ha rechazado el reclamo extremista, que ha calificado como «truco publicitario» del EI.

«Intentaron provocar problemas internos en Jordania y no han tenido éxito. Ahora están intentando provocar una división en la coalición con este último truco publicitario», ha declarado Majali, según CNN. La televisión estatal jordana mientras tanto ha anunciado que este viernes realizó una segunda ronda de bombardeos contra posiciones del EI en Siria para vengar la muerte del piloto de su fuerza aérea, informa Reuters.

En su mensaje, el EI no ofrece pruebas de la muerte de la mujer, aunque identifica a la presunta víctima y proporciona información personal de ella, como su dirección o número de teléfono, en un intento de dar validez de sus afirmaciones, destacan medios estadounidenses.

De acuerdo con el EI, la mujer, una cooperante de 26 años que desapareció en agosto de 2013 en la ciudad siria de Aleppo, habría sido la única víctima del supuesto bombardeo jordano, perpetrado según el grupo extremista en el área de Raqqa. Era la última rehén estadounidense del EI que se conozca.

El grupo extremista ejecutó desde el pasado verano a tres estadounidenses, los periodistas James Foley y Steven Sotloff, así como al cooperante Peter Kassig en noviembre. Los tres, al igual que los británicos Alan Henning y David Haines, así como los japoneses Haruna Yukawa y Kenji Goto fueron decapitados frente a una cámara. El último rehén del EI asesinado fue el piloto jordano Moaz al Kasasbeh, que fue quemado vivo dentro de una jaula, como mostró el grupo extremista en otro vídeo esta misma semana.







Recepción de Avisos Clasificados