Estado de alerta ante un nuevo día de protestas Al menos 19 muertos hubo en Pakistán en protestas por la exhibición del vídeo que ridiculiza a Mahoma

l menos 19 personas han muerto y cerca de 200 han resultado heridas en las protestas en Pakistán por el polémico vídeo que parodia la figura de Mahoma, informaron fuentes policiales.Según fuentes hospitalarias citadas por la BBC, 14 personas han muerto en la ciudad portuaria de Karachi y otras cinco en la ciudad noroccidental de Peshawar.
‘Día del amor a Mahoma’
Pakistán celebró ayer viernes el recién instaurado ‘Día de amor a Mahoma’, que ha servido de acicate a los organizadores de movilizaciones en todo el territorio paquistaní. A media tarde (hora local) miles de personas seguían manifestándose y muchos comercios habían sido asaltados por los violentos, que incendiaron algunas salas de cine en Peshawar y Karachi. Los manifestantes también arremetieron contra los vehículos policiales, muchos de los cuales fueron quemados.
La capital, Islamabad, se halla desde primera hora de la mañana prácticamente tomada por la policía, y la zona diplomática ha sido casi aislada después del intento de asalto de ayer que obligó a recurrir a tropas del Ejército para protegerla. El servicio de telefonía móvil estuvo suspendido por las autoridades durante buena parte del día, aunque en la capital fue restaurado a media tarde.
Cierre de
embajadas
Precisamente por temor a nuevas protestas contra el vídeo ‘La inocencia de los musulmanes’ y contra las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario crítico ‘Charlie Hebdo’, las embajadas occidentales han reforzado su seguridad en varios países musulmanes. Francia ha cerrado sus embajadas y oficinas diplomáticas en hasta 20 países alrededor del mundo musulmán.
Hoy, los representantes de la comunidad musulmana han pedido que no haya manifestaciones. Mohamed Moussaoui, presidente del Consejo francés del culto musulmán (CFCM), instancia representativa de las diferentes corrientes musulmanas, ha reiterado “la petición de no manifestarse” en Radio France Internacionales (RFI). “Toda manifestación puede ser manipulada y ser contraproducente. Los musulmanes deben respetar la ley”, ha dicho Moussaoui.
Pero fuera de Europa las calles empiezan a llenarse de musulmanes. En Pakistán, el Gobierno ha bautizado a este viernes como “día especial de amor” hacia el profeta Mahoma. Según revela la emisora BBC News, Washington ha invertido en los últimos días más dinero en publicidad para que la televisión muestre anuncios en defensa del presidente Barack Obama.
En la capital, miles de personas se reunieron el jueves frente a la embajada de Estados Unidos, contra la que lanzaron piedras mientras gritaban en defensa de su religión. Todos los partidos políticos y organizaciones religiosas han llamado a las protestas y se esperaban multitudes en las calles ayer viernes. La ministra de Exteriores, Hina Rabbani, dijo que las manifestaciones pretenden “motivar a la mayoría pacífica” del país y no permitir a los extremistas que conviertan la protesta en un grito de odio hacia EEUU. “Siempre hay personas que intentan aprovecharse de estas situaciones”, afirmó.
Otro de los lugares más problemáticos es Yemen. Cientos de personas han atacado en los días anteriores la embajada estadounidense en Saná, la capital, en protesta por el tráiler de apenas 14 minutos de duración considerado blasfemo por la comunidad musulmana. Con gritos de “Muerte a América” y “Muerte a Israel,” los manifestantes salieron de la ciudad vieja después de las oraciones semanales musulmanas e intentaron llegar a la embajada de EEUU, situada en el norte de la capital.
Egipto y Túnez
llaman a la calma
En Egipto, el gran mufti Ali Gomaa, la máxima autoridad religiosa y legal, pidió a los musulmanes que están protestando de forma violenta por las viñetas de Mahoma que sigan el ejemplo del profeta y que aguanten los insultos y las burlas de forma pacífica.
En otros lugares como Indonesia, el país con la mayor población musulmana, las embajadas occidentales permanecen cerradas. En Túnez, el país donde prendió por primera vez la llama de la ya lejana primavera árabe, el gobierno, islamista, ha prohibido las manifestaciones esta jornada. En este país cuatro personas han muerto y más de 30 resultaron heridas en la última semana.
Al menos 19 personas han muerto y cerca de 200 han resultado heridas en las protestas en Pakistán por el polémico vídeo que parodia la figura de Mahoma, informaron fuentes policiales.Según fuentes hospitalarias citadas por la BBC, 14 personas han muerto en la ciudad portuaria de Karachi y otras cinco en la ciudad noroccidental de Peshawar.
‘Día del amor a Mahoma’ Pakistán2
Pakistán celebró ayer viernes el recién instaurado ‘Día de amor a Mahoma’, que ha servido de acicate a los organizadores de movilizaciones en todo el territorio paquistaní. A media tarde (hora local) miles de personas seguían manifestándose y muchos comercios habían sido asaltados por los violentos, que incendiaron algunas salas de cine en Peshawar y Karachi. Los manifestantes también arremetieron contra los vehículos policiales, muchos de los cuales fueron quemados.
La capital, Islamabad, se halla desde primera hora de la mañana prácticamente tomada por la policía, y la zona diplomática ha sido casi aislada después del intento de asalto de ayer que obligó a recurrir a tropas del Ejército para protegerla. El servicio de telefonía móvil estuvo suspendido por las autoridades durante buena parte del día, aunque en la capital fue restaurado a media tarde.
Cierre de
embajadas
Precisamente por temor a nuevas protestas contra el vídeo ‘La inocencia de los musulmanes’ y contra las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario crítico ‘Charlie Hebdo’, las embajadas occidentales han reforzado su seguridad en varios países musulmanes. Francia ha cerrado sus embajadas y oficinas diplomáticas en hasta 20 países alrededor del mundo musulmán.
Hoy, los representantes de la comunidad musulmana han pedido que no haya manifestaciones. Mohamed Moussaoui, presidente del Consejo francés del culto musulmán (CFCM), instancia representativa de las diferentes corrientes musulmanas, ha reiterado “la petición de no manifestarse” en Radio France Internacionales (RFI). “Toda manifestación puede ser manipulada y ser contraproducente. Los musulmanes deben respetar la ley”, ha dicho Moussaoui.
Pero fuera de Europa las calles empiezan a llenarse de musulmanes. En Pakistán, el Gobierno ha bautizado a este viernes como “día especial de amor” hacia el profeta Mahoma. Según revela la emisora BBC News, Washington ha invertido en los últimos días más dinero en publicidad para que la televisión muestre anuncios en defensa del presidente Barack Obama.
En la capital, miles de personas se reunieron el jueves frente a la embajada de Estados Unidos, contra la que lanzaron piedras mientras gritaban en defensa de su religión. Todos los partidos políticos y organizaciones religiosas han llamado a las protestas y se esperaban multitudes en las calles ayer viernes. La ministra de Exteriores, Hina Rabbani, dijo que las manifestaciones pretenden “motivar a la mayoría pacífica” del país y no permitir a los extremistas que conviertan la protesta en un grito de odio hacia EEUU. “Siempre hay personas que intentan aprovecharse de estas situaciones”, afirmó.
Otro de los lugares más problemáticos es Yemen. Cientos de personas han atacado en los días anteriores la embajada estadounidense en Saná, la capital, en protesta por el tráiler de apenas 14 minutos de duración considerado blasfemo por la comunidad musulmana. Con gritos de “Muerte a América” y “Muerte a Israel,” los manifestantes salieron de la ciudad vieja después de las oraciones semanales musulmanas e intentaron llegar a la embajada de EEUU, situada en el norte de la capital.
Egipto y Túnez
llaman a la calma
En Egipto, el gran mufti Ali Gomaa, la máxima autoridad religiosa y legal, pidió a los musulmanes que están protestando de forma violenta por las viñetas de Mahoma que sigan el ejemplo del profeta y que aguanten los insultos y las burlas de forma pacífica.
En otros lugares como Indonesia, el país con la mayor población musulmana, las embajadas occidentales permanecen cerradas. En Túnez, el país donde prendió por primera vez la llama de la ya lejana primavera árabe, el gobierno, islamista, ha prohibido las manifestaciones esta jornada. En este país cuatro personas han muerto y más de 30 resultaron heridas en la última semana.