Justicia Argentina mantiene prisión preventiva para exjefe de Transporte

Buenos Aires, 13 jun (EFE).- La Justicia argentina confirmó hoy el rechazo a un pedido de excarcelación presentado por el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, quien fue parte de los gabinetes de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y es investigado en una causa por una compra irregular de trenes a España y Portugal.
La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal denegó el recurso presentado por la defensa de Jaime contra la decisión judicial que confirmó el rechazo de excarcelación de Jaime, detenido en forma preventiva desde abril pasado.
Según publica hoy el Centro de Información Judicial, el tribunal también rechazó un recurso similar presentado por Manuel Vázquez, quien fue asesor de Jaime y también está detenido desde abril.
“No se observa la existencia de cuestión federal o un supuesto de arbitrariedad en el pronunciamiento criticado que amerite la intervención de esta Cámara como tribunal intermedio”, dice el fallo de la Sala I, integrada por los jueces Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.
Jaime, secretario de Transporte entre 2003 y 2009, es investigado por los presuntos delitos de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública, cohecho, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles.
El exfuncionario del kirchnerismo es investigado por una operación de 2005, durante el Gobierno del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007), por la que presuntamente el Estado pagó sobreprecios y comisiones a una empresa argentina por su asistencia en la compra de trenes que no fueron utilizados ni siquiera para repuestos.
Jaime es considerado el responsable de los contratos derivados de convenios firmados con empresas de Portugal (Caminhos de Ferro Portugueses) y España (Renfe, EE y Feve) para proveer al país suramericano de ese material ferroviario.
De acuerdo con la resolución judicial, a las empresas españolas se pagaron 76,3 millones de euros y a la portuguesa se abonó la suma de 25,6 millones de euros.
Jaime, uno de los exfuncionarios kirchneristas más complicados actualmente en los tribunales, también es investigado en otra causa por la presunta licitación irregular de un tramo ferroviario de alta velocidad.
Además, ya fue condenado por la Justicia argentina por cohecho, por haber intentado robar pruebas y por ser considerado uno de los responsables del choque de un tren que, en 2012, dejó 52 muertos y 700 heridos en Buenos Aires.