La tierra se tragó literalmente a un hombre en Florida

Un hombre de Florida fue literalmente tragado por la tierra, cuando un hueco se abrió en el piso debajo de su cama mientras dormía y devoró toda la habitación, incluyendo la cama, los muebles y el televisor.
Su hermano escuchó los gritos desgarradores de la víctima y cuando abrió la puerta del cuarto, como si de una película de terror se tratara, lo único que vio fue el cable del televisor siendo arrancado de la pared debido al peso del aparato cayendo por el hueco.
“Fue terrible, no pude hacer nada por mi hermano. Escuché sus gritos, no había electricidad en el cuarto y yo no tenia una linterna. Apenas pude ver algo. Sólo escuchaba los gritos y después un largo silencio”, dijo Jeremy Bush, el hermano de la víctima de esta tragedia poco usual en Florida, identificado como Jeff Bush, de 37 años.
Jeremy dijo que en medio de la desesperación saltó dentro del hueco pero no logró localizar a su hermano. Al final, terminó siendo rescatado por el primer bombero que llegó a la casa. “Juraría que lo escuché pidiendo ayuda, pero no lo ví”, explicó el hombre llorando.
El accidente ocurrió en la madrugada del viernes, mientras la familia Bush dormía en la casa de tres habitaciones, cocina y baño, en el pueblo rural de Seffner, al este de Tampa, en el noroeste de Florida. En el momento de la tragedia en la casa se encontraban cuatro personas, incluyendo una niña de 2 años.
Cuando llegaron al lugar, poco después de la medianoche, los bomberos cercaron el perímetro y no dejaron entrar a nadie. La prensa fue alejada a unos 500 metros de la vivienda. La portavoz de los bomberos dijo a ELMUNDO.es que el único bombero que logró entrar en la casa y rescató al hermano de la víctima verificó que el hueco que se tragó a Bush tiene 6 metros de ancho y, por lo menos 10 metros de profundidad. Pero “no podemos hacer nada más porque las tierras siguen deslizándose y tenemos miedo que (el hueco) acabe por tragar lo que queda de la casa”, dijo la portavoz Jessica Damico.
Los especialistas temen que el hueco pueda ser más profundo, porque no solo no han logrado localizar a Bush, sino que lo único que se ha podido ver son los pies de la cama. “El colchón, el televisor y el armario han desaparecido”, agregó Damico.
Estudio geológicos
Durante todo el día, los geólogos han estado estudiando las condiciones del terreno con una máquina de rayos-X que analiza el subsuelo y temen que van a tener que demoler el resto del inmueble, construido en 1974, con la esperanza de recuperar el cadáver de la víctima. “Esto ha dejado de ser una operación de salvamento y es ahora una operación de localización de la víctima”, añadió la portavoz de los bomberos.
El deslizamiento de tierras y la aparición de este tipo de huecos en el suelo no son comunes en Florida, pero ha pasado porque el terreno es poco firme. Hace siglos, Florida estuvo cubierta por el agua y cuando la península se formó se crearon sedimentos de arena muy frágiles que envolvieron bolsones de aire, por el cual se va filtrando el piso del terreno, sea por la fuerza de las lluvias, la construcción de casas y calles o ríos subterráneos.

Un hombre de Florida fue literalmente tragado por la tierra, cuando un hueco se abrió en el piso debajo de su cama mientras dormía y devoró toda la habitación, incluyendo la cama, los muebles y el televisor.

Su hermano escuchó los gritos desgarradores de la víctima y cuando abrió la puerta del cuarto, como si de una película de terror se tratara, lo único que vio fue el cable del televisor siendo arrancado de la pared debido al peso del aparato cayendo por el hueco.

“Fue terrible, no pude hacer nada por mi hermano. Escuché sus gritos, no había electricidad en el cuarto y yo no tenia una linterna. Apenas pude ver algo. Sólo escuchaba los gritos y después un largo silencio”, dijo Jeremy Bush, el hermano de la víctima de esta tragedia poco usual en Florida, identificado como Jeff Bush, de 37 años.

Jeremy dijo que en medio de la desesperación saltó dentro del hueco pero no logró localizar a su hermano. Al final, terminó siendo rescatado por el primer bombero que llegó a la casa. “Juraría que lo escuché pidiendo ayuda, pero no lo ví”, explicó el hombre llorando.

El accidente ocurrió en la madrugada del viernes, mientras la familia Bush dormía en la casa de tres habitaciones, cocina y baño, en el pueblo rural de Seffner, al este de Tampa, en el noroeste de Florida. En el momento de la tragedia en la casa se encontraban cuatro personas, incluyendo una niña de 2 años.

Cuando llegaron al lugar, poco después de la medianoche, los bomberos cercaron el perímetro y no dejaron entrar a nadie. La prensa fue alejada a unos 500 metros de la vivienda. La portavoz de los bomberos dijo a ELMUNDO.es que el único bombero que logró entrar en la casa y rescató al hermano de la víctima verificó que el hueco que se tragó a Bush tiene 6 metros de ancho y, por lo menos 10 metros de profundidad. Pero “no podemos hacer nada más porque las tierras siguen deslizándose y tenemos miedo que (el hueco) acabe por tragar lo que queda de la casa”, dijo la portavoz Jessica Damico.

Los especialistas temen que el hueco pueda ser más profundo, porque no solo no han logrado localizar a Bush, sino que lo único que se ha podido ver son los pies de la cama. “El colchón, el televisor y el armario han desaparecido”, agregó Damico.

Estudio geológicos

Durante todo el día, los geólogos han estado estudiando las condiciones del terreno con una máquina de rayos-X que analiza el subsuelo y temen que van a tener que demoler el resto del inmueble, construido en 1974, con la esperanza de recuperar el cadáver de la víctima. “Esto ha dejado de ser una operación de salvamento y es ahora una operación de localización de la víctima”, añadió la portavoz de los bomberos.

El deslizamiento de tierras y la aparición de este tipo de huecos en el suelo no son comunes en Florida, pero ha pasado porque el terreno es poco firme. Hace siglos, Florida estuvo cubierta por el agua y cuando la península se formó se crearon sedimentos de arena muy frágiles que envolvieron bolsones de aire, por el cual se va filtrando el piso del terreno, sea por la fuerza de las lluvias, la construcción de casas y calles o ríos subterráneos.