Ministerio del Interior realizó sorpresivo control antidoping a 100 comisarios

El Ministerio del Interior citó a unos 100 comisarios e inspectores de Montevideo a una “reunión de trabajo” en la sede de Coraceros. Los oficiales llegaron con material de trabajo y dispuestos a discutir de estrategia con el nuevo jefe de Policía, Mario Layera. Pero la sorpresa se dio cuando, minutos después de la hora 8, el director nacional de la Policía, inspector principal Julio Guarteche les ordenó orinar en un frasco para aplicarles exámenes antidoping.
Según relataron a El Observador algunos de los oficiales, se los hizo ingresar de a uno a una sala. Luego de hacer orinar, una especialista química les acercaba unas tiras reactivas para orina que debían colocar en el recipiente. Según explicó uno de los comisarios, si el test indicaba dos rayas implicaba que era negativo de cocaína y marihuana. Según la fuente, ninguno de los casi 100 oficiales examinados dio positivo.
Los comisarios y los inspectores estaban muy molestos con la decisión. Se pudieron retirar de Coraceros recién sobre la hora 18.00.
AVION DE BOUDOU
NO FUE DETECTADO
EN EL URUGUAY
Cinco vuelos internacionales llegaron al aeropuerto de  Carmelo el pasado viernes pero ninguno de ellos traía como pasajero al vicepresidente argentino Amado Boudou, según los registros oficiales de la Dirección Nacional de Migración, aseguró el responsable del aeropuerto Zagarzazú, el coronel Gabriel García, al semanario El Eco de Colonia. Sin embargo, podría tratarse de un vuelo irregular, dijo a El Observador el director nacional de Migración, Carlos del Puerto. El jerarca policial admitió que pudo haber aterrizado en un campo.
El Eco de Colonia informó además que vecinos del balneario Zagarzazú relataron que aviones y helicópteros bajan a cualquier hora de la noche en el aeropuerto desde hace años. Los funcionarios que atienden en esta terminal, de aduana y migraciones, finalizan sus turnos a la caída del sol ya, que oficialmente, el aeropuerto no tiene autorización para operar en horas de la noche.
El programa Periodismo Para Todos del periodista Jorge Lanata informó el domingo que Boudou partió el viernes 17 de San Fernando en un avión privado a las 11 horas con dirección a Carmelo, Colonia, y retornó a su país a las 14 horas, y que “no pasó por migraciones, ni acá ni en Uruguay”, y que llevaba consigo “dos bolsos”.
El director nacional de Migración, el inspector mayor Del Puerto, dijo a El Observador que el trámite se requiere a todo aquel que baja en un aeropuerto. “Si no baja a un aeropuerto no es problema mío, sino que es de la Fuerza Aérea. Por ejemplo, si bajó en un campo”, explicó.
Del Puerto dijo que no se le ha solicitado hasta el momento ningún dato relativo a la denuncia hecha por Lanata y que no puede dar más información porque hay investigación judicial que está en curso sobre presunto lavado de dinero.
Dos aviadores declararon semanas atrás a El Observador que Aduanas no hace inspecciones en el aeropuerto de Carmelo y que si alguien pretendía ingresar dinero en efectivo al país, esa era la puerta de acceso más segura. Cuando llega un vuelo internacional, la encargada de Dinacia en la base se comunica con la aduana de Carmelo, ubicada a seis kilómetros del aeropuerto, y solicita la presencia de un funcionario.
Además, Lanata afirmó que la travesía se realizó en el avión privado del dueño de la firma de vestimenta Kosiuko, Federico Bonomi. El empresario envió ayer un comunicado por medio del cual negó “terminantemente” las versiones de que Boudou haya viajado a Uruguay en un avión de su propiedad.

El Ministerio del Interior citó a unos 100 comisarios e inspectores de Montevideo a una “reunión de trabajo” en la sede de Coraceros. Los oficiales llegaron con material de trabajo y dispuestos a discutir de estrategia con el nuevo jefe de Policía, Mario Layera. Pero la sorpresa se dio cuando, minutos después de la hora 8, el director nacional de la Policía, inspector principal Julio Guarteche les ordenó orinar en un frasco para aplicarles exámenes antidoping.

Según relataron a El Observador algunos de los oficiales, se los hizo ingresar de a uno a una sala. Luego de hacer orinar, una especialista química les acercaba unas tiras reactivas para orina que debían colocar en el recipiente. Según explicó uno de los comisarios, si el test indicaba dos rayas implicaba que era negativo de cocaína y marihuana. Según la fuente, ninguno de los casi 100 oficiales examinados dio positivo.

Los comisarios y los inspectores estaban muy molestos con la decisión. Se pudieron retirar de Coraceros recién sobre la hora 18.00.

AVION DE BOUDOU NO FUE DETECTADO EN EL URUGUAY

Cinco vuelos internacionales llegaron al aeropuerto de  Carmelo el pasado viernes pero ninguno de ellos traía como pasajero al vicepresidente argentino Amado Boudou, según los registros oficiales de la Dirección Nacional de Migración, aseguró el responsable del aeropuerto Zagarzazú, el coronel Gabriel García, al semanario El Eco de Colonia. Sin embargo, podría tratarse de un vuelo irregular, dijo a El Observador el director nacional de Migración, Carlos del Puerto. El jerarca policial admitió que pudo haber aterrizado en un campo.

El Eco de Colonia informó además que vecinos del balneario Zagarzazú relataron que aviones y helicópteros bajan a cualquier hora de la noche en el aeropuerto desde hace años. Los funcionarios que atienden en esta terminal, de aduana y migraciones, finalizan sus turnos a la caída del sol ya, que oficialmente, el aeropuerto no tiene autorización para operar en horas de la noche.

El programa Periodismo Para Todos del periodista Jorge Lanata informó el domingo que Boudou partió el viernes 17 de San Fernando en un avión privado a las 11 horas con dirección a Carmelo, Colonia, y retornó a su país a las 14 horas, y que “no pasó por migraciones, ni acá ni en Uruguay”, y que llevaba consigo “dos bolsos”.

El director nacional de Migración, el inspector mayor Del Puerto, dijo a El Observador que el trámite se requiere a todo aquel que baja en un aeropuerto. “Si no baja a un aeropuerto no es problema mío, sino que es de la Fuerza Aérea. Por ejemplo, si bajó en un campo”, explicó.

Del Puerto dijo que no se le ha solicitado hasta el momento ningún dato relativo a la denuncia hecha por Lanata y que no puede dar más información porque hay investigación judicial que está en curso sobre presunto lavado de dinero.

Dos aviadores declararon semanas atrás a El Observador que Aduanas no hace inspecciones en el aeropuerto de Carmelo y que si alguien pretendía ingresar dinero en efectivo al país, esa era la puerta de acceso más segura. Cuando llega un vuelo internacional, la encargada de Dinacia en la base se comunica con la aduana de Carmelo, ubicada a seis kilómetros del aeropuerto, y solicita la presencia de un funcionario.

Además, Lanata afirmó que la travesía se realizó en el avión privado del dueño de la firma de vestimenta Kosiuko, Federico Bonomi. El empresario envió ayer un comunicado por medio del cual negó “terminantemente” las versiones de que Boudou haya viajado a Uruguay en un avión de su propiedad.