Obama pedirá 2.000 millones más para deportar a los niños que llegan a la frontera de EE.UU.

El presidente de EEUU, Barack Obama, prevé pedir al Congreso nuevos fondos por valor de 2.000 millones de dólares para hacer frente al flujo de niños que llegan solos a la frontera, al tiempo que busca dar más autoridad a su Gobierno para acelerar la deportación de los menores.
Un funcionario de la Casa Blanca ha confirmado que el mandatario enviará mañana lunes una carta informando al Congreso de su decisión de pedir “nuevos recursos y más flexibilidad” para lidiar con la llegada de los niños inmigrantes, y se espera que solicite formalmente los fondos a partir del 7 de julio.
Además de la solicitud de esos fondos, dirigida a los esfuerzos humanitarios y de seguridad derivados de la llegada masiva de niños, Obama pedirá al Congreso que revise las normas actuales para dar más autoridad al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, con el fin de acelerar la deportación de estos menores.
Esta semana, Obama pidió en una entrevista televisiva a los padres centroamericanos que dejaran de mandar a sus hijos.
“Si llegan, los enviaremos de vuelta y, lo que es más importante, podrían no llegar”, subrayó Obama.
“Ni siquiera sabemos cuántos de esos niños no lo logran”, afirmó Obama, quien alertó de que muchos de los pequeños pueden ser víctimas de tráfico sexual o morir al caerse del tren en el que viajan.
La llegada de menores no acompañados a la frontera entre EEUU y México superó los
52.000 en los últimos nueve meses, según las cifras del Departamento de Seguridad Nacional. A eso se suman los 39.000 adultos acompañados de niños, detenidos por las autoridades.
La cifra registró una fuerte subida desde el año pasado, cuando las autoridades detuvieron a 24.000 menores no acompañados.

El presidente de EEUU, Barack Obama, prevé pedir al Congreso nuevos fondos por valor de 2.000 millones de dólares para hacer frente al flujo de niños que llegan solos a la frontera, al tiempo que busca dar más autoridad a su Gobierno para acelerar la deportación de los menores.

Un funcionario de la Casa Blanca ha confirmado que el mandatario enviará mañana lunes una carta informando al Congreso de su decisión de pedir “nuevos recursos y más flexibilidad” para lidiar con la llegada de los niños inmigrantes, y se espera que solicite formalmente los fondos a partir del 7 de julio.

Además de la solicitud de esos fondos, dirigida a los esfuerzos humanitarios y de seguridad derivados de la llegada masiva de niños, Obama pedirá al Congreso que revise las normas actuales para dar más autoridad al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, con el fin de acelerar la deportación de estos menores.

Esta semana, Obama pidió en una entrevista televisiva a los padres centroamericanos que dejaran de mandar a sus hijos.

“Si llegan, los enviaremos de vuelta y, lo que es más importante, podrían no llegar”, subrayó Obama.

“Ni siquiera sabemos cuántos de esos niños no lo logran”, afirmó Obama, quien alertó de que muchos de los pequeños pueden ser víctimas de tráfico sexual o morir al caerse del tren en el que viajan.

La llegada de menores no acompañados a la frontera entre EEUU y México superó los

52.000 en los últimos nueve meses, según las cifras del Departamento de Seguridad Nacional. A eso se suman los 39.000 adultos acompañados de niños, detenidos por las autoridades.

La cifra registró una fuerte subida desde el año pasado, cuando las autoridades detuvieron a 24.000 menores no acompañados.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...