Obama se enojó con un periodista: y afirmó” No estuve de vacaciones”

Le preguntaron qué había hecho en los últimos cuatro años sobre la ley que regula la tenencia de armas.
Tras el tiroteo del viernes pasado en la escuela Sandy Hook, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, padeció un incómodo momento mientras presentaban con el vicepresidente Joe Biden, en conferencia de prensa, un proyecto que producirá cambios en la legislación que regula la tenencia de armas, según recoge el diario La Nación.
Al mandatario le preguntaron qué había hecho sobre el tema en los últimos cuatro años. Enojado, respondió que, entre otras cosas, debió ocuparse de una de las peores crisis económicas de la historia del país y recalcó: “Les puedo asegurar que no estuve de vacaciones”.
“Voy a usar todos los poderes de este cargo para ayudar a avanzar en los esfuerzos destinados a prevenir más tragedias como esta”, reiteró Obama en alusión a la masacre de Newtown, en la que Lanza usó un fusil semiautomático y dos pistolas.
Según Obama, EEUU tiene “una profunda obligación” de debatir sobre el control de las armas, cuya posesión está protegida por la Constitución estadounidense, tras la masacre de Newtown, donde el pasado viernes Adam Lanza mató a 20 niños y a 6 adultos en una escuela después de haber asesinado a su madre y antes de quitarse la vida.
“Esta vez, las palabras deben llevar a la acción”, afirmó el mandatario.
g

Le preguntaron qué había hecho en los últimos cuatro años sobre la ley que regula la tenencia de armas.

Tras el tiroteo del viernes pasado en la escuela Sandy Hook, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, padeció un incómodo momento mientras presentaban con el vicepresidente Joe Biden, en conferencia de prensa, un proyecto que producirá cambios en la legislación que regula la tenencia de armas, según recoge el diario La Nación.

Al mandatario le preguntaron qué había hecho sobre el tema en los últimos cuatro años. Enojado, respondió que, entre otras cosas, debió ocuparse de una de las peores crisis económicas de la historia del país y recalcó: “Les puedo asegurar que no estuve de vacaciones”.

“Voy a usar todos los poderes de este cargo para ayudar a avanzar en los esfuerzos destinados a prevenir más tragedias como esta”, reiteró Obama en alusión a la masacre de Newtown, en la que Lanza usó un fusil semiautomático y dos pistolas.

Según Obama, EEUU tiene “una profunda obligación” de debatir sobre el control de las armas, cuya posesión está protegida por la Constitución estadounidense, tras la masacre de Newtown, donde el pasado viernes Adam Lanza mató a 20 niños y a 6 adultos en una escuela después de haber asesinado a su madre y antes de quitarse la vida.

“Esta vez, las palabras deben llevar a la acción”, afirmó el mandatario.