Obama urge al Congreso a dar una solución integral a 11 millones de ilegales

El Presidente dio un discurso en Nevada ante miles de inmigrantes. Y pidió a los legisladores una reforma “con sentido común”. “Es hora de hacerlo para reforzar nuestra economía y el futuro de nuestro país”, exigió el mandatario.
Fue una de sus promesas de campaña electoral y Barack Obama está dispuesto a cumplirla lo antes posible. A solo una semana de la jura de su segundo mandato, el presidente de Estados Unidos urgió al Congreso a dar una solución para los 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país.
Obama dio un discurso en el marco de una campaña pública nacional a favor de la reforma migratoria, una promesa que ya había hecho durante su primera contienda presidencial en 2008 -y que reiteró en 2012- pero que no pudo cumplir por falta de consenso político.
El mandatario eligió pronunciar su discurso en Nevada, un Estado clave en el que ganó en 2008 y 2012 y donde los hispanos representan el 27% del electorado.
Desde Las Vegas, Obama urgió al Congreso a aprobar de una reforma migratoria de ” integral y con sentido común”.
“Ha llegado el momento de una reforma migratoria integral y de sentido común, ahora es el momento”, dijo enérgico Obama ante un público que gritaba en español “sí se puede”, el lema traducido del mandatario demócrata “yes we can”.
“Es hora de hacerlo para reforzar nuestra economía y el futuro de nuestro país”, agregó el mandatario, menos de 24 horas después de que ocho senadores demócratas y republicanos presentaran una propuesta para legalizar a los ilegales.
Obama no solo celebró esa presentación sino que dijo que ahora más que nunca existe un “terreno común” y un “objetivo común” en este tema.
“Las diferencias están menguando, está emergiendo un amplio consenso” acerca de la necesidad de una reforma migratoria, aseguró.
“La buena noticia es que, por primera vez en muchos años, republicanos y demócratas parecen dispuestos a afrontar este problema juntos (…) y ayer un grupo bipartidista de senadores anunció sus principios para una reforma migratoria que están muy en línea con los principios que yo he propuesto”, continuó.
“En estos momentos, parece que hay un deseo genuino de lograr esto pronto, y eso es muy alentador”, sostuvo.
Con todo, Obama dejó claro que no va a quedarse de brazos cruzados y dejar escapar el momento más propicio para hacer avanzar una reforma migratoria que ha fracasado una y otra vez en los últimos años.
“Necesitamos que el Congreso se ponga a trabajar de una forma integral que afronte por fin la cuestión de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se encuentran en el país ahora mismo”, exigió.
“Esta vez (a las palabras) deben seguirles acciones, no podemos permitirnos que la reforma migratoria se vuelva a atascar en un debate interminable”, urgió.
“La base para una acción bipartidista ya está ahí, y si el Congreso no se mueve con suficiente rapidez, enviaré una iniciativa legislativa basada en mis propuestas e insistiré en que la voten de inmediato”, amenazó el mandatario.
Obama se refiere a su propia “hoja de ruta”, que ya presentó en mayo de 2011, pero que no logró imponerse en el Congreso ese año por falta de consenso entre demócratas y republicanos.
Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, consideró hoy que hay un creciente “consenso” y señales “prometedoras” para que el Congreso apruebe este año una reforma migratoria integral.
“Hay un consenso en ciernes en Estados Unidos sobre la necesidad de hacer esto (la reforma)… eso requiere socios en el Congreso”, dijo Carney, a bordo del avión presidencial, camino a Las Vegas.

El Presidente dio un discurso en Nevada ante miles de inmigrantes. Y pidió a los legisladores una reforma “con sentido común”. “Es hora de hacerlo para reforzar nuestra economía y el futuro de nuestro país”, exigió el mandatario.

Fue una de sus promesas de campaña electoral y Barack Obama está dispuesto a cumplirla lo antes posible. A solo una semana de la jura de su segundo mandato, el presidente de Estados Unidos urgió al Congreso a dar una solución para los 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país.

Obama dio un discurso en el marco de una campaña pública nacional a favor de la reforma migratoria, una promesa que ya había hecho durante su primera contienda presidencial en 2008 -y que reiteró en 2012- pero que no pudo cumplir por falta de consenso político.

El mandatario eligió pronunciar su discurso en Nevada, un Estado clave en el que ganó en 2008 y 2012 y donde los hispanos representan el 27% del electorado.

Desde Las Vegas, Obama urgió al Congreso a aprobar de una reforma migratoria de ” integral y con sentido común”.

“Ha llegado el momento de una reforma migratoria integral y de sentido común, ahora es el momento”, dijo enérgico Obama ante un público que gritaba en español “sí se puede”, el lema traducido del mandatario demócrata “yes we can”.

“Es hora de hacerlo para reforzar nuestra economía y el futuro de nuestro país”, agregó el mandatario, menos de 24 horas después de que ocho senadores demócratas y republicanos presentaran una propuesta para legalizar a los ilegales.

Obama no solo celebró esa presentación sino que dijo que ahora más que nunca existe un “terreno común” y un “objetivo común” en este tema.

“Las diferencias están menguando, está emergiendo un amplio consenso” acerca de la necesidad de una reforma migratoria, aseguró.

“La buena noticia es que, por primera vez en muchos años, republicanos y demócratas parecen dispuestos a afrontar este problema juntos (…) y ayer un grupo bipartidista de senadores anunció sus principios para una reforma migratoria que están muy en línea con los principios que yo he propuesto”, continuó.

“En estos momentos, parece que hay un deseo genuino de lograr esto pronto, y eso es muy alentador”, sostuvo.

Con todo, Obama dejó claro que no va a quedarse de brazos cruzados y dejar escapar el momento más propicio para hacer avanzar una reforma migratoria que ha fracasado una y otra vez en los últimos años.

“Necesitamos que el Congreso se ponga a trabajar de una forma integral que afronte por fin la cuestión de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se encuentran en el país ahora mismo”, exigió.

“Esta vez (a las palabras) deben seguirles acciones, no podemos permitirnos que la reforma migratoria se vuelva a atascar en un debate interminable”, urgió.

“La base para una acción bipartidista ya está ahí, y si el Congreso no se mueve con suficiente rapidez, enviaré una iniciativa legislativa basada en mis propuestas e insistiré en que la voten de inmediato”, amenazó el mandatario.

Obama se refiere a su propia “hoja de ruta”, que ya presentó en mayo de 2011, pero que no logró imponerse en el Congreso ese año por falta de consenso entre demócratas y republicanos.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, consideró hoy que hay un creciente “consenso” y señales “prometedoras” para que el Congreso apruebe este año una reforma migratoria integral.

“Hay un consenso en ciernes en Estados Unidos sobre la necesidad de hacer esto (la reforma)… eso requiere socios en el Congreso”, dijo Carney, a bordo del avión presidencial, camino a Las Vegas.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...