- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Ofensiva israelí multiplica los muertos en la Franja de Gaza

Los fallecidos por el lado palestino llegaron este domingo a 434; de parte israelí, son 18 los que han perdido la vida en esta nueva fase del conflicto.
Al menos 434 palestinos han muerto en la Franja de Gaza desde el comienzo de la ofensiva militar israelí el 8 de julio, 96 de ellos este domingo, y 13 soldados israelíes perecieron en la jornada, subiendo el balance total a 18.
El ejército israelí lanzó el domingo uno de los bombardeos más mortíferos desde el principio del conflicto contra el barrio de Shajaya, que quedó reducido a escombros entre los que todavía se recuperaban los cadáveres de las personas que murieron.
Además 250 palestinos resultaron heridos en el mismo barrio, según declaró el responsable de salud de Hamas, Yusef Abu Resh, en una conferencia de prensa en el hospital Shifa de Gaza.
Dijo que si no se evacuaba inmediatamente a los muertos y a los heridos sería una «catástrofe humanitaria».
También ocho personas murieron en un bombardeo israelí el domingo contra el barrio Rimal, indicó un portavoz de los servicios de emergencia.
Además, una joven de 15 años murió en Beit Lahiya, en el norte de la Franja de Gaza, lo que elevó el total de víctimas palestinas a 96, indicó el vocero de los servicios de emergencia, Ashraf al-Qudra.
De lado israelí, 13 soldados murieron durante la noche del sábado al domingo en combates en la Franja de Gaza, informó una portavoz militar.
«Trece soldados de la brigada de Golani murieron en la noche», indicó la portavoz, sin dar más precisiones.
«Desde ayer por la noche, 13 combatientes de la brigada Golani murieron en combates contra los terroristas de Hamas», indicó el ejército en su cuenta Twitter, en un balance confirmado por una portavoz a la AFP.
El ejército ya había anunciado la muerte de cinco soldados desde el jueves y el inicio de la ofensiva terrestre en el enclave palestino, lo que lleva a 18 el balance de los muertos en las fuerzas israelíes.
El movimiento islamista Hamas e Israel anunciaron haber aceptado una petición del Comité internacional de la Cruz Roja para realizar una tregua humanitaria hasta las 17.30 locales.
«Una vez más, Hamas rompe el alto el fuego. Este había sido negociado por el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) para una pausa humanitaria. La Tsahal (el ejército) replica en consecuencia», anunció el portavoz del ejército israelí, Peter Nerner, en Twitter.
El objetivo de la tregua era la evacuación de los muertos y heridos de los últimos ataques israelíes.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, era esperado el domingo en la región y en Catar estaba previsto un encuentro entre el presidente palestino, Mahmud Abas, y Jaled Mechaal, jefe en el exilio de Hamas, que controla la Franja.
Los túneles,
prioridad israelí
La destrucción de los túneles, infraestructuras subterráneas, es una de las prioridades de Israel para evitar ataques contra su territorio.
«Hay una amenaza permanente de ver (a combatientes palestinos) salir de un túnel cerca de una localidad israelí y cometer una masacre», subrayó a la AFP el portavoz militar Arye Shalicar.
El brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedine al Qasam, reivindicó operaciones «tras las líneas enemigas».
Dos civiles israelíes también perdieron la vida en el conflicto, uno de ellos un beduino, que fue alcanzado el sábado por un cohete.
Un total de 1.333 proyectiles impactaron contra Israel y otros 360 fueron interceptados, según el ejército, que también localizó 13 túneles.
Israel movilizó a 53.200 hombres – de los 65.000 reservistas autorizados por el gobierno – para atacar la Franja, un pequeño territorio de 362 km2 donde viven hacinados 1,8 millones de palestinos.
Para Israel, Hamas es responsable de los muertos civiles, ya que acusa a sus militantes de utilizar a los habitantes del enclave como escudos humanos.
La ONU indicó estar atendiendo a cerca de 63.000 desplazados, un número «superior al del conflicto de 2008-2009», que dejó 1.400 palestinos muertos.
Hamas, que rechazó el martes una propuesta de tregua de El Cairo aceptada por Israel, planteó sus condiciones para un alto el fuego a Egipto, Catar, Turquía, la Liga Árabe y al presidente Abas.
Estas condiciones son, entre otras, «el fin de la agresión al pueblo palestino», el levantamiento del bloqueo israelí del territorio, la apertura del paso fronterizo de Rafah con Egipto y la liberación de prisioneros.
Manifestaciones
en Ámsterdam y
Marruecos
Unas 3.000 personas manifestaron sin incidentes el domingo en Ámsterdam en apoyo a los palestinos, exigiendo el fin de la sangrienta ofensiva israelí contra Gaza, constató un periodista de la AFP.
Varios miles de personas manifestaron también este domingo en Rabat, en Marruecos, para reiterar su «solidaridad con la población palestina» y «denunciar» la ofensiva israelí en Gaza, constataron periodistas de la AFP.
Después de las fuertes manifestaciones del sábado en Francia, este domingo una manifestation propalestina prohibida en el suburbio de Sarcelles por las autoridades francesas terminó con degradaciones, vidrios rotos, pero la tensión seguía fuerte el domingo y la policía bloqueó el acceso a la sinagoga de esta localidad.

Los fallecidos por el lado palestino llegaron este domingo a 434; de parte israelí, son 18 los que han perdido la vida en esta nueva fase del conflicto.

Al menos 434 palestinos han muerto en la Franja de Gaza desde el comienzo de la ofensiva militar israelí el 8 de julio, 96 de ellos este domingo, y 13 soldados israelíes perecieron en la jornada, subiendo el balance total a 18.

El ejército israelí lanzó el domingo uno de los bombardeos más mortíferos desde el principio del conflicto contra el barrio de Shajaya, que quedó reducido a escombros entre los que todavía se recuperaban los cadáveres de las personas que murieron.

Además 250 palestinos resultaron heridos en el mismo barrio, según declaró el responsable de salud de Hamas, Yusef Abu Resh, en una conferencia de prensa en el hospital Shifa de Gaza.

Dijo que si no se evacuaba inmediatamente a los muertos y a los heridos sería una «catástrofe humanitaria».

También ocho personas murieron en un bombardeo israelí el domingo contra el barrio Rimal, indicó un portavoz de los servicios de emergencia.

Además, una joven de 15 años murió en Beit Lahiya, en el norte de la Franja de Gaza, lo que elevó el total de víctimas palestinas a 96, indicó el vocero de los servicios de emergencia, Ashraf al-Qudra.

De lado israelí, 13 soldados murieron durante la noche del sábado al domingo en combates en la Franja de Gaza, informó una portavoz militar.

«Trece soldados de la brigada de Golani murieron en la noche», indicó la portavoz, sin dar más precisiones.

«Desde ayer por la noche, 13 combatientes de la brigada Golani murieron en combates contra los terroristas de Hamas», indicó el ejército en su cuenta Twitter, en un balance confirmado por una portavoz a la AFP.

El ejército ya había anunciado la muerte de cinco soldados desde el jueves y el inicio de la ofensiva terrestre en el enclave palestino, lo que lleva a 18 el balance de los muertos en las fuerzas israelíes.

El movimiento islamista Hamas e Israel anunciaron haber aceptado una petición del Comité internacional de la Cruz Roja para realizar una tregua humanitaria hasta las 17.30 locales.

«Una vez más, Hamas rompe el alto el fuego. Este había sido negociado por el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) para una pausa humanitaria. La Tsahal (el ejército) replica en consecuencia», anunció el portavoz del ejército israelí, Peter Nerner, en Twitter.

El objetivo de la tregua era la evacuación de los muertos y heridos de los últimos ataques israelíes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, era esperado el domingo en la región y en Catar estaba previsto un encuentro entre el presidente palestino, Mahmud Abas, y Jaled Mechaal, jefe en el exilio de Hamas, que controla la Franja.

Los túneles,

prioridad israelí

La destrucción de los túneles, infraestructuras subterráneas, es una de las prioridades de Israel para evitar ataques contra su territorio.

«Hay una amenaza permanente de ver (a combatientes palestinos) salir de un túnel cerca de una localidad israelí y cometer una masacre», subrayó a la AFP el portavoz militar Arye Shalicar.

El brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedine al Qasam, reivindicó operaciones «tras las líneas enemigas».

Dos civiles israelíes también perdieron la vida en el conflicto, uno de ellos un beduino, que fue alcanzado el sábado por un cohete.

Un total de 1.333 proyectiles impactaron contra Israel y otros 360 fueron interceptados, según el ejército, que también localizó 13 túneles.

Israel movilizó a 53.200 hombres – de los 65.000 reservistas autorizados por el gobierno – para atacar la Franja, un pequeño territorio de 362 km2 donde viven hacinados 1,8 millones de palestinos.

Para Israel, Hamas es responsable de los muertos civiles, ya que acusa a sus militantes de utilizar a los habitantes del enclave como escudos humanos.

La ONU indicó estar atendiendo a cerca de 63.000 desplazados, un número «superior al del conflicto de 2008-2009», que dejó 1.400 palestinos muertos.

Hamas, que rechazó el martes una propuesta de tregua de El Cairo aceptada por Israel, planteó sus condiciones para un alto el fuego a Egipto, Catar, Turquía, la Liga Árabe y al presidente Abas.

Estas condiciones son, entre otras, «el fin de la agresión al pueblo palestino», el levantamiento del bloqueo israelí del territorio, la apertura del paso fronterizo de Rafah con Egipto y la liberación de prisioneros.

Manifestaciones

en Ámsterdam y

Marruecos

Unas 3.000 personas manifestaron sin incidentes el domingo en Ámsterdam en apoyo a los palestinos, exigiendo el fin de la sangrienta ofensiva israelí contra Gaza, constató un periodista de la AFP.

Varios miles de personas manifestaron también este domingo en Rabat, en Marruecos, para reiterar su «solidaridad con la población palestina» y «denunciar» la ofensiva israelí en Gaza, constataron periodistas de la AFP.

Después de las fuertes manifestaciones del sábado en Francia, este domingo una manifestation propalestina prohibida en el suburbio de Sarcelles por las autoridades francesas terminó con degradaciones, vidrios rotos, pero la tensión seguía fuerte el domingo y la policía bloqueó el acceso a la sinagoga de esta localidad.