Padres detenidos por “secuestrar” a su hijo enfermo en Inglaterra y trasladarlo a España

El niño, que padece de un tumor cerebral, fue retirado por sus padres del hospital donde recibía tratamiento, para buscar alternativas más seguras que la quimioterapia.
El hospital general de Southampton denunció a la policía la desaparición de Ashya King después de que sus padres, testigos de Jehová, se lo llevaran del centro médico donde estaba ingresado el jueves al mediodía. Un responsable del hospital dijo por su parte que el niño “es un paciente de largo historial que tenía permiso para abandonar las instalaciones bajo la supervisión de sus padres como parte de su rehabilitación”. “Cuando su ausencia se hizo demasiado larga y el personal comenzó a preocuparse y, al no poder contactar con la familia, alertaron a la policía”, afirmó.
Horas antes de ser encontrados, los padres del niño, Brett King y Naghemeh King, publicaron un video en YouTube junto con Ashya  en el que defendieron su decisión de retirar al niño del hospital en el que estaba recibiendo tratamiento. “Estamos cuidando de nuestro hijo y estamos muy felices por su progreso”, dijo el padre, quien aseguró que su hijo “tiene todo lo que tenía en el hospital”.
Brett King criticó la “crueldad” del sistema médico y la resistencia de los médicos para buscar tratamientos alternativos a la quimioterapia. “Lo único que pretendíamos era recaudar dinero y poner a Ashya en un tratamiento con terapia de protones, que trata exclusivamente la zona afectada y ha demostrado ser efectivo y tener menos riesgos que la quimioterapia convencional en niños pequeños” explicó King.
El padre del niño enfermo de cáncer dijo que ese tratamiento no está disponible en Reino Unido, razón por la que decidieron sacarlo del hospital. “Ni siquiera me dejaron hablar con un oncólogo, y desde el principio amenazaron con emitir una orden de protección si me resistía a someterle al tratamiento que ellos pretendían”, dijo King en el video.

El niño, que padece de un tumor cerebral, fue retirado por sus padres del hospital donde recibía tratamiento, para buscar alternativas más seguras que la quimioterapia.

El hospital general de Southampton denunció a la policía la desaparición de Ashya King después de que sus padres, testigos de Jehová, se lo llevaran del centro médico donde estaba ingresado el jueves al mediodía. Un responsable del hospital dijo por su parte que el niño “es un paciente de largo historial que tenía permiso para abandonar las instalaciones bajo la supervisión de sus padres como parte de su rehabilitación”. “Cuando su ausencia se hizo demasiado larga y el personal comenzó a preocuparse y, al no poder contactar con la familia, alertaron a la policía”, afirmó.

Horas antes de ser encontrados, los padres del niño, Brett King y Naghemeh King, publicaron un video en YouTube junto con Ashya  en el que defendieron su decisión de retirar al niño del hospital en el que estaba recibiendo tratamiento. “Estamos cuidando de nuestro hijo y estamos muy felices por su progreso”, dijo el padre, quien aseguró que su hijo “tiene todo lo que tenía en el hospital”.

Brett King criticó la “crueldad” del sistema médico y la resistencia de los médicos para buscar tratamientos alternativos a la quimioterapia. “Lo único que pretendíamos era recaudar dinero y poner a Ashya en un tratamiento con terapia de protones, que trata exclusivamente la zona afectada y ha demostrado ser efectivo y tener menos riesgos que la quimioterapia convencional en niños pequeños” explicó King.

El padre del niño enfermo de cáncer dijo que ese tratamiento no está disponible en Reino Unido, razón por la que decidieron sacarlo del hospital. “Ni siquiera me dejaron hablar con un oncólogo, y desde el principio amenazaron con emitir una orden de protección si me resistía a someterle al tratamiento que ellos pretendían”, dijo King en el video.







Recepción de Avisos Clasificados