Reconsideran inhabilitación a universidad paraguaya con más de 10.000 alumnos

Asunción, 24 may (EFE).- Las autoridades educativas de Paraguay dieron hoy lugar a la reconsideración presentada por la Universidad Autónoma del Sur (Unasur) para revertir la inhabilitación de la mayoría de las carreras del centro, medida que afecta a unos 10.000 alumnos. El Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) decidió la semana pasada clausurar catorce carreras de la Unasur, en su mayoría de áreas relacionadas con la salud e impartidas en siete de sus sedes filiales, repartidas entre Asunción y otras ciudades, que dan trabajo a más de 1.000 funcionarios. En ese sentido, hoy se reunió en el Congreso una comisión especial de investigación, estudio y evaluación superior conformada por miembros y asesores jurídicos del Cones, además del secretario miembro titular de esa institución, Narciso Velázquez, a su vez rector de la Universidad Católica. De la reunión participaron además representantes de la Unasur y el diputado Carlos Núñez, del gobernante Partido Colorado, y el viceministro de Educación Superior, José Arce. Velázquez dijo a los periodistas que el Comité Ejecutivo del Cones dará entrada al pedido de reconsideración y que se van a pasar de nuevo a las instancias que corresponden todas las documentaciones para corroborar si la habilitación es pertinente. Por su parte, Arce manifestó que con ello se buscan alternativas para evitar que alumnos y funcionarios queden a la “deriva”. Añadió que es obligación del Cones tratar los pedidos de reconsideración e incluso plantear posibles soluciones permitiendo a la universidad habilitaciones provisionales a las ofertas académicas clausuradas. Por su parte el diputado Nuñéz pidió que se haga con “responsabilidad” el trabajo del Cones, reconociendo que existe un problema en la educación superior en Paraguay, en alusión a lo que se conoce como “universidades garaje”, que ofertan carreras sin disponer en muchos casos de la habilitación necesaria. “Acá no hay una misión de destruir universidades o de acabar con universidades, al contrario es velar por la calidad de la educación de nuestros jóvenes”, añadió. En el mismo sentido, Velázquez agregó que queda mucho por “sanear” en la educación superior en Paraguay, y recordó que se encuentran en proceso de clausura también otras universidades.