Violencia en EE.UU. no es choque entre blancos y negros dijo en Chile la activista Angela Davis

Santiago de Chile, 18 jul (EFE).- La violencia que afecta actualmente a Estados Unidos, que en los últimos diez días ha significado la muerte de ocho Policías en tiroteos, no es un choque entre blancos y negros, afirmo hoy en Santiago de Chile la activista afroamericana Angela Davis.
«No es un choque de blancos frente a negros, o de Policías blancos frente a Policías negros, porque entre los Policías involucrados en estos incidentes hay negros», precisó Davis durante una conferencia ofrecida en la capital chilena.
«Uno de los Policías asesinados en estos días era negro», añadió Davis, de 72 años, que viajó a Chile en el marco de un Encuentro del Instituto Hemisférico de Perfomance y Politica de la Universidad de Nueva York.
Marxista, vinculada en su juventud al Movimiento Panteras Negras, detenida bajo acusación de homicidio y absuelta en el juicio, Davis había estado anteriormente en Chile a comienzos de los años 70, durante el gobierno de Salvador Allende y actualmente se dedica a tareas académicas.
Respecto de las agresiones policiales a personas afroamericanas que precedieron a los ataques a tiros contra los agentes, primero en Dallas (Texas) y ese domingo en Baton Rouge, Davis recordó que no son nada nuevo en su país.
«La violencia policial ocurrida en Estados Unidos durante el último año no es nada nuevo, ha estado ocurriendo durante décadas», afirmó y destacó, como respuesta, el creciente interés de las personas jóvenes por involucrarse en actividades antirracistas.
«Lo que es nuevo en el momento actual es la organización de la gente joven. No hace mucho tiempo, en Chicago, tres chicas negras de 16 y 17 años organizaron una gran manifestación (antirracista), precisó la activista.
Dijo que ese interés de los jóvenes, «más que la violencia en sí», es el punto donde se puede hacer una comparación entre el presente y los años sesenta.
«Si fuera posible hacer una comparación con los años 60, no me referiría a la violencia en sí sino a la organización, particularmente de la gente joven», acotó.
Davis llegó a Chile durante el fin de semana y el domingo visitó una población que lleva su nombre en el municipio de Recoleta: «Me emociona mucho estar aquí, recibida por toda esta comunidad. Vengo a agradecer a todos los que lucharon por mi libertad», dijo.
También la activista estadounidense simpatizó con el pueblo mapuche y dijo estar «especialmente emocionada por tener la oportunidad de ser testigo de la cultura y el estado político del pueblo originario».
A su juicio, la lucha de los mapuches por la tierra y mayor autonomía territorial y política «es una lucha anticapitalista, una lucha antirracista y feminista» y consideró que «todas nuestras luchas están interconectas».
«Estamos en contra del encarcelamiento masivo, el complejo industrial carcelario y la violencia policial contra las comunidades de color.
Angela Davis se despidió con una frase en español: «El pueblo unido jamás será vencido». La consigna de la Unidad Popular, la coalición de izquierda que en 1970 llevó a Salvador Allende a la presidencia de Chile.