- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

CORÍN TELLADO: LA REINA DE LAS NOVELITAS

Una nota exclusiva de JUANJO ALBERTI, desde Montevideo

EN LA SALA, EL DORMITORIO o EN EL DESPACHO DEL DENTISTA
Estaban a disposición en la sala de estar, en el dormitorio y hasta en el despacho del odontólogo, mientras se leían aguardando que tocara el turno y nos atendiera el profesional. Hubo tanta variedad que fueron más de cinco mil los títulos que inundaron el mundo de sentimiento, amor, vaivenes y locas pasiones, de mujeres bellas y apasionadas, y de caballeros enamoradizos a primera vista, inteligentes, gentiles, príncipes de buen pasar, que les daba el “paño” para llevar de luna de miel a su chica a París, pasear en las góndolas de Venecia, recorrer las calles de Nueva York o Madrid en lujoso automóvil, o simplemente aterrizar en algún lugar de ensueño y paradisíaco para disfrutar los encantos que tiene la vida, para algunos privilegiados. Atrevida apuesta, su primera novela ya tiene 36 reimpresiones. 3 [1]Todo era dificultoso en el comienzo de la lectura, con desarrollo incierto en la mitad, pero todo cerraba a la perfección en las últimas páginas, como encajando en un cuento de hadas, bien color de rosa. Las historias eran contadas en las novelas de bolsillo -llamadas novelitas, por su extensión y tamaño- de Corín Tellado en Editorial Bruguera.
LA LLAMABAN SOCORRIN
La popular escritora reconocida como Corín Tellado era en realidad María del Socorro Tellado López, a quien desde muy pequeña la llamaban Socorrín, de donde surge Corín, sin el So del comienzo y sin una r. Tellado llegó a este mundo el 25 de abril de 1927 en Viavélez, en el municipio de El Franco, Asturias, criándose junto a cuatro hermanos varones del matrimonio integrado por una ama de casa y un maquinista naval de la Marina Mercante. En el año 1939, después de la guerra cívil española, su padre fue ascendido a primer oficial y la familia se radicó en Cádiz. A la niña la internaron en un colegio de monjas, siendo en ese entonces bastante vergonzosa, escondiéndose en algunos de los casos por temor al ridículo. Aunque en años posteriores ni se le veía en los recreos, se fue acostumbrando a vivir en ese recinto de enseñanza, haciendo travesuras de muchacha rebelde se montaba en una bicicleta y se ponía a fumar cigarrillos en una plaza cercana. Ya de adolescente se manifestaba leyendo a Balzac, Alejandro Dumas, Pedro Mata y a Miguel Delibés; aunque además de contínua lectora fue en realidad una narradora, pero no ocurrió hasta después de que uno de sus hermanos escribiera una novela, ella decidió rápidamente que podía hacerlo sencillamente mejor, descubriendo que tenía facilidad para hilvanar una breve historia romántica detrás de otra, y de otra, y así sucesivamente, en cuestión de pocos días.
ATREVIDA APUESTA AL FUTURO
Exactamente en 1945 su padre deja de existir y se le vienen arriba los apremios económicos de la familia. El propietario de la librería que le alcanzaba las novelas en Cádiz, se enteró que ella estaba redactando varias, y le hizo el contacto con Editorial Bruguera que buscaba nuevos autores, empresa por la cual se hizo fundamentalmente conocida Corín Tellado. El 12 de octubre de 1946 aparecía publicada “Atrevida apuesta”, novela por la que la Editorial le abonó a Tellado 3.000 pesetas -una cifra importante en ese momento- que actualmente cuenta con 36 reimpresiones. Su segundo título fue rechazado, entonces estuvo a punto de dedicarse a trabajar ocho horas en una lujosa zapatería, aunque eso no ocurrió ya que colocó alguna novelita más. La llamó Editorial Cies, para otros lanzamientos, y un año más tarde Bruguera la incluye en su verdadera nómina de autores, encargándole una novela corta a la semana. Así, se levantaba a las 5 de la mañana para terminar las novelas de bolsillo de unas cien páginas cada una, haciendo posteriormente enamorar y suspirar a millones de mujeres por el mundo, que adquirían, canjeaban y admiraban a Corín Tellado, que dejaba inconclusa una carrera universitaria de Psicología, para seguir lanzando una avalancha de escritos, en un largo recorrido que se extendió hasta 2009, siendo traducidos los trabajos a 27 idiomas.
400.000.000 DE EJEMPLARES
Increíblemente, Corín Tellado vendió más de 400.000.000 ejemplares de sus “novelitas”, que la llevaron a ser reconocida como la escritora más vendida en idioma español según el Libre Guinness de los Récords de 1994, y ya en 1962 la UNESCO la había declarado la autora española más leída después de Miguel de Cervantes. Tellado, falleció en Gijón el 11 de abril de 2009, a los 81 años, víctima de un accidente cerebrovascular. Se había casado con Domingo Egusquizaga Sangroniz teniendo dos hijos, siendo estos los herederos de su fortuna. Corín Tellado dejó su huella explicando a varias generaciones de muchachas cómo era sentirse enamorada, aunque lo suyo no terminó como sus historias, por el contrario, dijo alguna vez: “Tuve un solo romance en mi vida, pero no resultó. Él me imponía no escribir…” Más allá de la nostalgia.