¿En Uruguay cuidamos de nuestros abuelos?

Entre el 4% y el 6% padecen malos tratos en el país, según especialistas y organizaciones sociales
Entre el 4% y el 6% de los adultos mayores de 60 años de la población mundial sufren maltratos, según cifras de Naciones Unidas. Por otro lado, un 75% de los casos de violencia contra adultos se da dentro de la familia y el resto en las instituciones de larga estadía.
En este sentido, el Instituto Nacional de Mayores (Inmayores), dependiente del Mides, presentó una campaña el viernes pasado, llamada «La edad no quita derechos». El objetivo es «generar conciencia sobre el abuso y maltrato a las personas de edad avanzada».
Según el último censo, en Uruguay hay 614.501 personas mayores de 60 años, lo que equivale al 19% de la población. El economista, demógrafo e investigador del Programa de Población de la Universidad de la República, Juan José Calvo dijo a El Observador que «el siglo XX fue algo así como el siglo del crecimiento demográfico, el siglo XXI va a ser el siglo del envejecimiento demográfico».
Si bien no se tienen cifras sobre maltrato, el Mides explicó que estas conductas se encuentran «hace tiempo arraigadas en la sociedad» e «invisibilizadas». De todas maneras, el gobierno maneja estadísticas otorgadas por especialistas y organizaciones sociales que hablan que entre el 4% y el 6% de los adultos mayores padecen agravios.
El año pasado el gobierno presentó el Plan Nacional de Envejecimiento y Vejez para el período 2013-2015 que busca «ampliar los mecanismos de protección de derechos de las personas mayores».
Maltratos
Además del físico, que comprende el daño corporal o acciones que causan dolor o deterioro físico mediante la fuerza, también suceden conductas que le provocan a los ancianos miedo, angustia, tristeza, sentimiento de indignidad e inferioridad o estrés. Esto se utiliza con insultos, intimidación o amenazas de daño o abandono, humillaciones, infantilización o retirada de servicios o de la red de apoyo, según informa el portal de Edad con Derechos.
Algo habitual es la negligencia, que implica un acto de omisión, descuido o falta de cuidados esenciales para cubrir sus necesidades básicas.
Otras son el abuso económico o financiero que consiste en el uso no autorizado de fondos, propiedades o recursos de la persona mayor, aprovechando su incapacidad de apreciar el valor exacto de las cosas, según informa el portal Edad con derechos.
En China
En diciembre el país asiático aprobó una ley que exige a los hijos adultos visiten a sus padres «más seguido» o se arriesguen a ser demandados por ellos mismos. La prensa local informó que la nueva cláusula permitirá a los padres ancianos, que se sientan abandonados por los hijos, llevarlos a la corte. La decisión se conoce mientras surgen reportes de adultos mayores que son abandonados o ignorados por sus hijos.
(EL OBSERVADOR)

Entre el 4% y el 6% padecen malos tratos en el país, según especialistas y organizaciones sociales

Entre el 4% y el 6% de los adultos mayores de 60 años de la población mundial sufren maltratos, según cifras de Naciones Unidas. Por otro lado, un 75% de los casos de violencia contra adultos se da dentro de la familia y el resto en las instituciones de larga estadía.

En este sentido, el Instituto Nacional de Mayores (Inmayores), dependiente del Mides, presentó una campaña el viernes pasado, llamada «La edad no quita derechos». El objetivo es «generar conciencia sobre el abuso y maltrato a las personas de edad avanzada».

Según el último censo, en Uruguay hay 614.501 personas mayores de 60 años, lo que equivale al 19% de la población. El economista, demógrafo e investigador del Programa de Población de la Universidad de la República, Juan José Calvo dijo a El Observador que «el siglo XX fue algo así como el siglo del crecimiento demográfico, el siglo XXI va a ser el siglo del envejecimiento demográfico».

Si bien no se tienen cifras sobre maltrato, el Mides explicó que estas conductas se encuentran «hace tiempo arraigadas en la sociedad» e «invisibilizadas». De todas maneras, el gobierno maneja estadísticas otorgadas por especialistas y organizaciones sociales que hablan que entre el 4% y el 6% de los adultos mayores padecen agravios.

El año pasado el gobierno presentó el Plan Nacional de Envejecimiento y Vejez para el período 2013-2015 que busca «ampliar los mecanismos de protección de derechos de las personas mayores».

Maltratos

Además del físico, que comprende el daño corporal o acciones que causan dolor o deterioro físico mediante la fuerza, también suceden conductas que le provocan a los ancianos miedo, angustia, tristeza, sentimiento de indignidad e inferioridad o estrés. Esto se utiliza con insultos, intimidación o amenazas de daño o abandono, humillaciones, infantilización o retirada de servicios o de la red de apoyo, según informa el portal de Edad con Derechos.

Algo habitual es la negligencia, que implica un acto de omisión, descuido o falta de cuidados esenciales para cubrir sus necesidades básicas.

Otras son el abuso económico o financiero que consiste en el uso no autorizado de fondos, propiedades o recursos de la persona mayor, aprovechando su incapacidad de apreciar el valor exacto de las cosas, según informa el portal Edad con derechos.

En China

En diciembre el país asiático aprobó una ley que exige a los hijos adultos visiten a sus padres «más seguido» o se arriesguen a ser demandados por ellos mismos. La prensa local informó que la nueva cláusula permitirá a los padres ancianos, que se sientan abandonados por los hijos, llevarlos a la corte. La decisión se conoce mientras surgen reportes de adultos mayores que son abandonados o ignorados por sus hijos.

(EL OBSERVADOR)