Almagro coordinará con la CARU respuesta a la cancillería Argentina

El Gobierno uruguayo resolvió que todos los eventuales contactos por el pedido de aumento de producción de UPM pasen solo por Cancillería, por lo cual ordenó que bajo ningún concepto se respondan los cuestionamientos que llegan desde Buenos Aires.
El canciller Luis Almagro retornará el fin de semana de una visita oficial a Japón y, según supo En Perspectiva, coordinará con la delegación uruguaya ante la CARU una respuesta formal al informe difundido ayer por Timerman.
Ayer miércoles, el Gobierno argentino le dio 48 horas a Uruguay para que “retrotraiga” la “decisión unilateral” de habilitar a UPM a aumentar su producción de pasta de celulosa y “vuelva a la mesa de diálogo”.
En una conferencia de prensa realizada en la Casa Rosada, el canciller Héctor Timerman, acompañado del gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, agregó que se rechaza la medida del Ejecutivo de José Mujica porque se “privilegian los intereses de UPM por sobre la historia de dos pueblos hermanos, habiendo Uruguay dejado la mesa de negociaciones en forma unilateral”.
“El Gobierno argentino rechaza la decisión unilateral de autorizar la producción de la empresa transnacional UPM.
Lo hacemos desde el plano legal, ya que Uruguay violó en ocho oportunidades el mecanismo de información y consulta acordado entre ambos países”.
En consecuencia, dijo Timerman, Argentina está “liberada” de la obligación de dar a conocer en forma conjunta los resultados del monitoreo. Por eso, explicó, se decidió divulgar lo que aseguró son los datos aportados por los científicos argentinos que integran el comité binacional de monitoreo. El informe, que puede ser consultado en el sitio web de la Presidencia argentina, detalla los niveles de toxicidad de los vertidos de la planta de celulosa y consta de “más de 70 expedientes”.
“Para darles una idea, el Uruguay se opone desde hace tres años a permitir colocar dos jaulas con almejas, una aguas arriba y otra aguas abajo del río, para monitorear los efectos de efluentes sobre la biodiversidad. Jamás se obtuvo el permiso. Les repito, son dos jaulas de almejas”.
Timerman remarcó que los informes detectaron la presencia de varias sustancias tóxicas que, a su entender, exceden los niveles permitidos que acordaron los dos países.
El canciller expresó, entre otras cosas, que la  temperatura de los efluentes alcanzó un promedio 32,16º, cuando la temperatura habitual del río es de 20º.También denuncio la presencia de feliones, fósforo y cromo por encima de lo permitido. Sobre el cromo, aseguró que se superó en un 400% el nivel aceptable. Asimismo, indicó que se encontraron 270 toneladas por día de sólidos disueltos en el efluente.
Timerman agregó que en la última semana el gobierno argentino le solicitó a Uruguay, por canales informales, que diera marcha atrás con la autorización a UPM y volviera a negociar.
“Sin obtener respuesta alguna hasta el momento. En esta ocasión, el gobierno argentino solicita formalmente al gobierno uruguayo que retrotraiga la decisión y continuemos en la mesa del diálogo”.
El canciller argentino puntualizó que este es el “segundo mensaje” que le envía a Uruguay antes de acudir formalmente al Tribunal Internacional de Justicia. “Voy a esperar un par de días”, advirtió.
En Argentina, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó el martes un proyecto de declaración en que se expresaba el “total repudio” a la decisión de Mujica de autorizar el aumento de producción de UPM. Se esperaba que el proyecto fuera debatido ayer en el pleno de la Cámara alta, pero finalmente no fue incluido en el orden del día.
Durante el debate, el presidente de la comisión, Daniel Filmus, sostuvo que lo que se plantea es “un llamado al gobierno de José Mujica a negociar y a acordar” porque la Argentina “no puede aceptar una solución unilateral que desoye no solo el fallo de la Corte Internacional de La Haya sino también el Tratado del Río Uruguay”.

El Gobierno uruguayo resolvió que todos los eventuales contactos por el pedido de aumento de producción de UPM pasen solo por Cancillería, por lo cual ordenó que bajo ningún concepto se respondan los cuestionamientos que llegan desde Buenos Aires.

El canciller Luis Almagro retornará el fin de semana de una visita oficial a Japón y, según supo En Perspectiva, coordinará con la delegación uruguaya ante la CARU una respuesta formal al informe difundido ayer por Timerman.

Ayer miércoles, el Gobierno argentino le dio 48 horas a Uruguay para que “retrotraiga” la “decisión unilateral” de habilitar a UPM a aumentar su producción de pasta de celulosa y “vuelva a la mesa de diálogo”.

En una conferencia de prensa realizada en la Casa Rosada, el canciller Héctor Timerman, acompañado del gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, agregó que se rechaza la medida del Ejecutivo de José Mujica porque se “privilegian los intereses de UPM por sobre la historia de dos pueblos hermanos, habiendo Uruguay dejado la mesa de negociaciones en forma unilateral”.

“El Gobierno argentino rechaza la decisión unilateral de autorizar la producción de la empresa transnacional UPM.

Lo hacemos desde el plano legal, ya que Uruguay violó en ocho oportunidades el mecanismo de información y consulta acordado entre ambos países”.

En consecuencia, dijo Timerman, Argentina está “liberada” de la obligación de dar a conocer en forma conjunta los resultados del monitoreo. Por eso, explicó, se decidió divulgar lo que aseguró son los datos aportados por los científicos argentinos que integran el comité binacional de monitoreo. El informe, que puede ser consultado en el sitio web de la Presidencia argentina, detalla los niveles de toxicidad de los vertidos de la planta de celulosa y consta de “más de 70 expedientes”.

“Para darles una idea, el Uruguay se opone desde hace tres años a permitir colocar dos jaulas con almejas, una aguas arriba y otra aguas abajo del río, para monitorear los efectos de efluentes sobre la biodiversidad. Jamás se obtuvo el permiso. Les repito, son dos jaulas de almejas”.

Timerman remarcó que los informes detectaron la presencia de varias sustancias tóxicas que, a su entender, exceden los niveles permitidos que acordaron los dos países.

El canciller expresó, entre otras cosas, que la  temperatura de los efluentes alcanzó un promedio 32,16º, cuando la temperatura habitual del río es de 20º.También denuncio la presencia de feliones, fósforo y cromo por encima de lo permitido. Sobre el cromo, aseguró que se superó en un 400% el nivel aceptable. Asimismo, indicó que se encontraron 270 toneladas por día de sólidos disueltos en el efluente.

Timerman agregó que en la última semana el gobierno argentino le solicitó a Uruguay, por canales informales, que diera marcha atrás con la autorización a UPM y volviera a negociar.

“Sin obtener respuesta alguna hasta el momento. En esta ocasión, el gobierno argentino solicita formalmente al gobierno uruguayo que retrotraiga la decisión y continuemos en la mesa del diálogo”.

El canciller argentino puntualizó que este es el “segundo mensaje” que le envía a Uruguay antes de acudir formalmente al Tribunal Internacional de Justicia. “Voy a esperar un par de días”, advirtió.

En Argentina, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó el martes un proyecto de declaración en que se expresaba el “total repudio” a la decisión de Mujica de autorizar el aumento de producción de UPM. Se esperaba que el proyecto fuera debatido ayer en el pleno de la Cámara alta, pero finalmente no fue incluido en el orden del día.

Durante el debate, el presidente de la comisión, Daniel Filmus, sostuvo que lo que se plantea es “un llamado al gobierno de José Mujica a negociar y a acordar” porque la Argentina “no puede aceptar una solución unilateral que desoye no solo el fallo de la Corte Internacional de La Haya sino también el Tratado del Río Uruguay”.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...