Asesor privado en turismo prevé una temporada corta y con menos gastos

¿Por qué los argentinos elegirían veranear en Punta del Este pese a las dificultades conocidas que tienen, como el acceso a dólares o para usar tarjetas de crédito?
Porque lo eligen desde siempre: en Uruguay se sienten como en su casa. Además, acá se le ofrece seguridad y servicios, con una adecuada relación calidad-precio. En eso hay un camino por recorrer.
Es previsible que los argentinos con propiedades en Punta del Este y la gente con mayores recursos va a tener menos problemas para vacacionar en Punta del Este que la clase media. ¿Hay alguna expectativa de que igualmente esta venga? ¿Por qué lo haría?
Expectativas, siempre hay, pero deberíamos ser realistas y prepararnos para una temporada corta, con menor gasto y cantidad de gente. Hay que apostar fuertemente a los medios alternativos de pago.
¿Si se compara con Brasil, Chile o los destinos turísticos de Argentina. ¿Cree que los precios de Punta del Este y Uruguay en general están competitivos?
Más que la competitividad con Brasil, lo más complicado es la imprevisibilidad del gobierno argentino respecto de sus propios ciudadanos. Hoy sentimos que se criminaliza a quienes quieran salir.
Además, ¿qué otras ventajas considera que se deberían aprovechar?
Explotar la cercanía y accesibilidad, tema en el cual el problema generado con la quiebra de Pluna no nos ayuda nada porque hemos perdido conectividad y competitividad en precios.
¿Cree que puede valer la pena dar como señal un compromiso de no elevar los precios en la temporada?
Sin dudas, sería una buena señal. Es de esperar que los empresarios y propietarios extremen la prudencia y el gobierno colabore en igual medida.

¿Por qué los argentinos elegirían veranear en Punta del Este pese a las dificultades conocidas que tienen, como el acceso a dólares o para usar tarjetas de crédito?

Porque lo eligen desde siempre: en Uruguay se sienten como en su casa. Además, acá se le ofrece seguridad y servicios, con una adecuada relación calidad-precio. En eso hay un camino por recorrer.

Es previsible que los argentinos con propiedades en Punta del Este y la gente con mayores recursos va a tener menos problemas para vacacionar en Punta del Este que la clase media. ¿Hay alguna expectativa de que igualmente esta venga? ¿Por qué lo haría?

Expectativas, siempre hay, pero deberíamos ser realistas y prepararnos para una temporada corta, con menor gasto y cantidad de gente. Hay que apostar fuertemente a los medios alternativos de pago.

¿Si se compara con Brasil, Chile o los destinos turísticos de Argentina. ¿Cree que los precios de Punta del Este y Uruguay en general están competitivos?

Más que la competitividad con Brasil, lo más complicado es la imprevisibilidad del gobierno argentino respecto de sus propios ciudadanos. Hoy sentimos que se criminaliza a quienes quieran salir.

Además, ¿qué otras ventajas considera que se deberían aprovechar?

Explotar la cercanía y accesibilidad, tema en el cual el problema generado con la quiebra de Pluna no nos ayuda nada porque hemos perdido conectividad y competitividad en precios.

¿Cree que puede valer la pena dar como señal un compromiso de no elevar los precios en la temporada?

Sin dudas, sería una buena señal. Es de esperar que los empresarios y propietarios extremen la prudencia y el gobierno colabore en igual medida.