BQB planea usar 21 frecuencias de las 60 de Uruguay en puente aéreo

Mujica sobre propuesta de BQB:
“es un problema complejo”

El empresario argentino Juan Carlos López Mena solicitará al gobierno 21 de las 60 frecuencias semanales que tenía habilitadas la exaerolínea local Pluna -cerrada el 5 de julio por insolvencia financiera- para realizar el puente aéreo (Carrasco-Aeroparque) que sumará a su aerolínea BQB, a la que piensa sumar los siete aviones Bombardier rematados el 1º de octubre. Luego de comunicar el viernes la compra del boleto de la subasta a la española Cosmo, que le da derecho a pagar US$137 millones por las aeronaves, López Mena iniciará en la semana que comienza una negociación con el gobierno para hacerse de rutas a Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

Según dijo ayer a El Observador un vocero de la empresa, BQB diagramó un plan de negocios donde tiene previsto utilizar sólo un tercio de las frecuencias que Uruguay tiene habilitado operar, tal como lo establece un acuerdo binacional aeronáutico.

De esa forma, López Mena, propietario de la naviera Buquebús, quita argumentos a la crítica del cuasi monopolio que se genera en la conexión entre Uruguay y Argentina con la adquisición de los aviones y las rutas de Pluna, y abre la posibilidad a que otro emprendimiento -como el de los trabajadores-, pueda operar el resto de las frecuencias del puente aéreo, el negocio más rentable que tenía Pluna.

Existe, de todos modos, un detalle importante en los horarios de aterrizaje y despegue (slot) en el aeropuerto de Buenos Aires (Aeroparque), algo que se soluciona sólo con acuerdos políticos con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Los slot más rentables son utilizados por la estatal Aerolíneas Argentinas, por lo que quita atractivo a quien opera el resto. El gobierno admitió la semana pasada que esa negociación es difícil.

El viernes, cuando el empresario López Mena llamó al presidente José Mujica para notificarle que se haría cargo de la compra de los aviones, acordó la redacción de un comunicado que llevaría la firma del secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, y la suya por parte de la empresa. Ello fue confirmado por la Secretaría de Comunicación Institucional el viernes a la noche, ante consultas de El Observador. Pero hasta la noche de ayer sábado, el comunicado no había sido emitido, y se especula en ámbitos políticos que se trata de una pausa para negociar los frentes internos que se le abren al mandatario con esta coyuntura. Las partes negociarán en una comisión las frecuencias a cambio de incorporar trabajadores y cancelar deudas que tenía Pluna con organismos estatales.

Comunistas

amenazan

La noticia que el empresario argentino transmitió el viernes también dispara un frente interno en el plano sindical y algunos sectores de izquierda que ven con recelo la posibilidad de que el titular de la naviera Buquebús acumule negocios en el Río de la Plata. Fue anunciar que se haría cargo de la compra de los aviones por US$137 millones, tras el fracaso del compromiso asumido en la subasta por la española Cosmo, y se destaparon críticas que Mujica deberá administrar.

Ayer, el senador del Partido Comunista del Uruguay (PCU), Eduardo Lorier, dijo desde México a El Observador que López Mena se debería ir, porque de lo contrario se iniciará en el país una “resistencia” desde los sindicatos y partidos políticos. “Después de todas las actitudes que hemos conocido, una retirada prudente del escenario de determinados actores conocidos de estos episodios sería lo más adecuado. Sería lo más adecuado para evitar problemas, porque van a haber episodios de resistencia a este monopolio muy fuerte, que van a venir de filas sociales y políticas”, alertó el legislador del Frente Amplio. Si no se retira López Mena, aseguró Lorier, será “peor la pérdida que la ganancia”, en alusión a las mismas manifestaciones que pronostica. Ese mismo malestar ya fue  transmitido al gobierno, según pudo saber El Observador, y acumula también adeptos en la central sindical PIT-CNT.

Por otra parte, hay molestia en el sindicato de extrabajadores por la decisión del dueño de Buquebus y, según manifestaron ayer a El Observador varios dirigentes, insistirán con la creación de una empresa cogestionada aunque López Mena concrete su plan.

Lorier viajó días atrás a Venezuela para negociar con el gobierno de Hugo Chávez el apoyo a un proyecto de autogestión de los extrabajadores de Pluna. Primero se enfocó al aporte que podría dar la aerolínea estatal Conviasa, pero una vez desestimada esa posibilidad, la mirada estuvo puesta en la asistencia del banco Bandes. Ese plan consiste en recibir la inversión y diagramar un esquema de operaciones entre el Estado uruguayo y los trabajadores. Para Lorier será imposible hacerlo compatible con el de López Mena, por lo que descarta impulsar la utilización de los otros seis aviones de la flota que tenía la aerolínea, adquiridos en régimen de leasing (arrendamiento con opción a compra.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...