Detuvieron en Canelones a dos fugitivos alemanes requeridos en su país por fraude desde 2015

Montevideo, 14 nov (EFE).- La Policía uruguaya detuvo en un balneario del este del país a dos fugitivos alemanes requeridos desde 2015 por la Interpol por realizar operaciones fraudulentas en la venta de combustibles por valor de 9 millones de euros, informaron hoy fuentes oficiales.
La pareja de prófugos, integrada por un hombre y una mujer de 48 y 47, años residía en Uruguay desde hace aproximadamente un año como consecuencia de su huida de Alemania, donde la Justicia los requería por un delito de «organización criminal de evasión fiscal» a partir de una denuncia del año 2013, según un comunicado el Ministerio del Interior del país suramericano.
Tras un «extenso operativo», los efectivos policiales detuvieron a la pareja en el balneario «Paraíso Suizo», ubicado en el departamento de Canelones, a 77 kilómetros de Montevideo.
Los fugitivos «estaban requeridos por maniobras con combustibles», una actividad fraudulenta que implicaba vender un producto elaborado a partir de aceites como si fuera diesel y que resultó en una ganancia de aproximadamente 9 millones de dólares para los criminales, detalló el comunicado.
Los criminales germanos ingresaron a Uruguay con sus documentos verdaderos y realizaron los trámites para obtener la ciudadanía uruguaya «un tiempo atrás» del arresto, según el documento.
El director del departamento policial, Fabricio Porley, declaró a la cartera que la pareja era «buscada internacionalmente» bajo una «notificación roja» de Interpol, alerta que supone un rastreo constante de los criminales desde los 190 países miembros del sistema informático de esa organización. Según el comunicado, la Justicia de Canelones dispuso un «arresto administrativo» para los fugitivos, quienes fueron alojados en distintas unidades del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) hasta que se concrete la extradición por parte de las autoridades del país europeo.