“El costo de las dos últimas sequías pagaba regasificadora”, dijo Mujica. La obra estaría pronta para el año 2.015

La empresa Gas Sayago S.A, propiedad de Ancap y de UTE que opera bajo derecho privado adjudicó a la empresa GDF Suez la construcción de la planta regasificadora en Puntas de Sayago.
La empresa adjudicataria para construir la regasificadora es Gas de Fran Suez. La inversión asciende a US$ 1.125 millones y las obras comenzarían dentro de noventa días. Estaría lista para el año 2015.
En conferencia de prensa, Mujica indicó que “si se saca la cuenta de las dos últimas sequías esta inversión estaba amortizada”.
“Nos faltaba tener una reserva que nos diera seguridad en momentos en que la naturaleza nos puede jugar en contra, esta es la función alternativa que tiene el gas, aparte de lo que puede ser desde el punto de vista industrial”.
Mujica recordó que antes “se decía que lo más conveniente para Uruguay era la compra de energía eléctrica en la región”.
Una planta regasificadora es una instalación industrial que convierte el gas natural licuado en gas natural y lo devuelve a la red de cañerías de gas.
Como Uruguay no tiene gas licuado natural lo deberá comprar en el exterior. Hay una lista larga de posibles proveedores.
En el proceso de regasificación, el gas natural licuado es transportado hacia los sistemas de vaporización.
El proceso consiste en evaporar el gas que está en estado líquido. Ahí se eleva la temperatura del gas licuado utilizando el agua de mar para calentar, convirtiendo así el líquido en gas.
El proceso se cierra en la estación de regulación, medida y olorización, donde se procesa el gas para hacer posible la detección rápida de fugas.
La planta que tendrá que construir GDZ Suez, es compleja. Se levantará en Puntas de Sayago, una punta saliente al mar. Para su funcionamiento será necesario un muelle.
Hasta allí llegarán los barcos metaneros, que abastecerán de gas natural licuado a toda la planta. Para que los barcos puedan arribar a la zona será necesario dragar el río porque actualmente el acceso no es posible.
Después de dragar será necesario construir tuberías submarinas a lo largo del muelle que lleven el gas en estado líquido hasta la planta. Para ello también habrá que construir tuberías en tierra para conectar la planta con la red de distribución de gas natural por cañería.
La obra es compleja no solo por la inversión, sino también por las dimensiones que tiene. Los tanques donde se almacenará el gas en estado líquido son de cincuenta metros de alto por 75 de diámetro.
La planta podrá producir hasta 15 millones de metros cúbicos diarios. Es una capacidad importante, que implica tener gas más allá del consumo interno, por lo cual venderle a Argentina será muy importante.
El presidente de ANCAP, Raúl Sendic, dijo que la complejidad de la planta regasificadora exigirá mano de obra calificada nacional.
“Cada día estamos más convencidos de haber acertado en el desarrollo del proyecto de la planta regasificadora de Gas Sayago”, afirmó a los medios de comunicación el presidente de la petrolera estatal.
El viernes, al término de la ceremonia de botadura del remolcador empujador “Ky Chororo”, en el dique Mauá en Montevideo, Sendic se refirió a la construcción de la planta:
“La diversificación de energía y la disponibilidad de ésta que el país va a tener con esta planta, así como el posicionamiento en la región creo que ha sido un paso muy acertado”.
La oferta de esta empresa superó a las presentadas por el consorcio Samsung y Corea Gas, Enagás de España y la compañía noruega Höegh.
El País informó que este lunes hubo contactos con representantes del Poder Ejecutivo con directivos de la empresa, donde se les transmitió la decisión y se les informó que este martes se oficializaría la adjudicación a Gaz de France.
Por su parte la Unión de Obreros y Empleados del Gas (Uoegas) señaló que en 2006, luego de más de 10 años de privatización de Gaseba, Gaz de France “abandonó el país dejando un desastre tal que configuró un verdadero vaciamiento de la Compañía del Gas. Hoy se anuncia públicamente que GDF vuelve a querer insertarse en nuestra matriz energética a través de la construcción de la regasificadora, siendo una de las precalificadas”.
Esto decían los trabajadores el año pasado cuando estaba en carrera la licitación y todavía no se conocía que la empresa francesa iba a ser la ganadora.
Mujica y la energía
El presidente José Mujica se había referido este martes por la mañana a la energía y dijo que hay decisiones que no se tomaron de manera preventiva y que provocaron que el país pagara sobreprecios “alucinantes”.
En ese marco defendió las decisiones a largo plazo que se están tomando, como la apuesta a los molinos de viento, a la energía fotovoltaica o a la regasificadora.
“Todos sabemos por sentido común el enorme papel que cumple la energía eléctrica. Para que se procese una inversión productiva hay que garantizar la disponibilidad de energía eléctrica. Atender el crecimiento obliga a prever el conjunto de inversiones y de decisiones con varios años de antelación”, sostuvo el mandatario.
“A lo largo de la década del 90, ya agotadas en grandes líneas las fuentes hidráulicas, el país quedó anestesiado en la urgencia de hacer inversiones importantes y en el apuro hubo que ensayar remiendos que resultaban caros”, repasó.
“Si sumáramos el sobrecosto que hubo que pagar cada vez que nos vimos obligados a comprar energía a Argentina nos encontraríamos cifras escalofriantes. Cuando comprábamos a Argentina se nos factura al precio que genera la máquina menos eficiente que en ese momento esté trabajando. En la última gran sequía que tuvimos el sobreprecio anda muy cerca del costo total que va a tener la futura regasificadora”, sostuvo.
En ese sentido, defendió las medidas que atienden el crecimiento futuro: “Los molinos de viento que están apareciendo por todo el país, la multiplicación de las posibilidades de la biomasa, el inicio de la generación fotovoltaica y finalmente la apuesta a tener una usina generadora importante que pueda funcionar a gas”.
Fuente: Espectador.com.uy

La empresa Gas Sayago S.A, propiedad de Ancap y de UTE que opera bajo derecho privado adjudicó a la empresa GDF Suez la construcción de la planta regasificadora en Puntas de Sayago.

La empresa adjudicataria para construir la regasificadora es Gas de Fran Suez. La inversión asciende a US$ 1.125 millones y las obras comenzarían dentro de noventa días. Estaría lista para el año 2015.

En conferencia de prensa, Mujica indicó que “si se saca la cuenta de las dos últimas sequías esta inversión estaba amortizada”.

“Nos faltaba tener una reserva que nos diera seguridad en momentos en que la naturaleza nos puede jugar en contra, esta es la función alternativa que tiene el gas, aparte de lo que puede ser desde el punto de vista industrial”.

Mujica recordó que antes “se decía que lo más conveniente para Uruguay era la compra de energía eléctrica en la región”.

Una planta regasificadora es una instalación industrial que convierte el gas natural licuado en gas natural y lo devuelve a la red de cañerías de gas.

Como Uruguay no tiene gas licuado natural lo deberá comprar en el exterior. Hay una lista larga de posibles proveedores.

En el proceso de regasificación, el gas natural licuado es transportado hacia los sistemas de vaporización.

El proceso consiste en evaporar el gas que está en estado líquido. Ahí se eleva la temperatura del gas licuado utilizando el agua de mar para calentar, convirtiendo así el líquido en gas.

El proceso se cierra en la estación de regulación, medida y olorización, donde se procesa el gas para hacer posible la detección rápida de fugas.

La planta que tendrá que construir GDZ Suez, es compleja. Se levantará en Puntas de Sayago, una punta saliente al mar. Para su funcionamiento será necesario un muelle.

Hasta allí llegarán los barcos metaneros, que abastecerán de gas natural licuado a toda la planta. Para que los barcos puedan arribar a la zona será necesario dragar el río porque actualmente el acceso no es posible.

Después de dragar será necesario construir tuberías submarinas a lo largo del muelle que lleven el gas en estado líquido hasta la planta. Para ello también habrá que construir tuberías en tierra para conectar la planta con la red de distribución de gas natural por cañería.

La obra es compleja no solo por la inversión, sino también por las dimensiones que tiene. Los tanques donde se almacenará el gas en estado líquido son de cincuenta metros de alto por 75 de diámetro.

La planta podrá producir hasta 15 millones de metros cúbicos diarios. Es una capacidad importante, que implica tener gas más allá del consumo interno, por lo cual venderle a Argentina será muy importante.

El presidente de ANCAP, Raúl Sendic, dijo que la complejidad de la planta regasificadora exigirá mano de obra calificada nacional.

“Cada día estamos más convencidos de haber acertado en el desarrollo del proyecto de la planta regasificadora de Gas Sayago”, afirmó a los medios de comunicación el presidente de la petrolera estatal.

El viernes, al término de la ceremonia de botadura del remolcador empujador “Ky Chororo”, en el dique Mauá en Montevideo, Sendic se refirió a la construcción de la planta:

“La diversificación de energía y la disponibilidad de ésta que el país va a tener con esta planta, así como el posicionamiento en la región creo que ha sido un paso muy acertado”.

La oferta de esta empresa superó a las presentadas por el consorcio Samsung y Corea Gas, Enagás de España y la compañía noruega Höegh.

El País informó que este lunes hubo contactos con representantes del Poder Ejecutivo con directivos de la empresa, donde se les transmitió la decisión y se les informó que este martes se oficializaría la adjudicación a Gaz de France.

Por su parte la Unión de Obreros y Empleados del Gas (Uoegas) señaló que en 2006, luego de más de 10 años de privatización de Gaseba, Gaz de France “abandonó el país dejando un desastre tal que configuró un verdadero vaciamiento de la Compañía del Gas. Hoy se anuncia públicamente que GDF vuelve a querer insertarse en nuestra matriz energética a través de la construcción de la regasificadora, siendo una de las precalificadas”.

Esto decían los trabajadores el año pasado cuando estaba en carrera la licitación y todavía no se conocía que la empresa francesa iba a ser la ganadora.

Mujica y la energía

El presidente José Mujica se había referido este martes por la mañana a la energía y dijo que hay decisiones que no se tomaron de manera preventiva y que provocaron que el país pagara sobreprecios “alucinantes”.

En ese marco defendió las decisiones a largo plazo que se están tomando, como la apuesta a los molinos de viento, a la energía fotovoltaica o a la regasificadora.

“Todos sabemos por sentido común el enorme papel que cumple la energía eléctrica. Para que se procese una inversión productiva hay que garantizar la disponibilidad de energía eléctrica. Atender el crecimiento obliga a prever el conjunto de inversiones y de decisiones con varios años de antelación”, sostuvo el mandatario.

“A lo largo de la década del 90, ya agotadas en grandes líneas las fuentes hidráulicas, el país quedó anestesiado en la urgencia de hacer inversiones importantes y en el apuro hubo que ensayar remiendos que resultaban caros”, repasó.

“Si sumáramos el sobrecosto que hubo que pagar cada vez que nos vimos obligados a comprar energía a Argentina nos encontraríamos cifras escalofriantes. Cuando comprábamos a Argentina se nos factura al precio que genera la máquina menos eficiente que en ese momento esté trabajando. En la última gran sequía que tuvimos el sobreprecio anda muy cerca del costo total que va a tener la futura regasificadora”, sostuvo.

En ese sentido, defendió las medidas que atienden el crecimiento futuro: “Los molinos de viento que están apareciendo por todo el país, la multiplicación de las posibilidades de la biomasa, el inicio de la generación fotovoltaica y finalmente la apuesta a tener una usina generadora importante que pueda funcionar a gas”.

Fuente: Espectador.com.uy







Recepción de Avisos Clasificados