El desempleo trepó a un máximo desde 2010 en el primer trimestre

Se redujo el número de puestos de trabajo respecto al cierre del año pasado.
El mercado de trabajo mostró en el primer trimestre del año signos de deterioro y alcanzó el mayor nivel de desocupación en cinco años, como producto de una reducción en la demanda de trabajo que compensó con creces la reducción de la oferta de mano de obra en el mercado.
La tasa de desempleo, que mide el porcentaje de la población económicamente activa que busca sin éxito su inserción en el mercado laboral, aumentó a 7% en el período enero-marzo, tres décimas de punto porcentual superior al nivel de 6,7% que registró en el último cuarto del año pasado, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
De este modo, el desempleo se aleja lentamente de los mínimos históricos registrados en años previos. De hecho, los niveles del primer trimestre de este año marcaron los valores más altos de desocupación desde el tercer trimestre de 2010.
Ese registro representó un aumento de 2% en la cantidad de personas desocupadas en comparación con el trimestre pasado, según estimaciones de la Unidad de Análisis Económico de El Observador, que consideran las proyecciones de población del INE. De todas maneras, este año había menos personas desocupadas (0,9%) respecto a igual trimestre de 2014, cuando el desempleo era de 6,7%.
A pesar de que en los primeros tres meses del año una parte de la población en edad de trabajar abandonó el mercado laboral, el aumento en la tasa de desocupación se produjo debido a que la reducción en la demanda de trabajo fue mayor. La tasa de actividad cayó 1,2 puntos porcentuales y se ubicó en 63,9% de la población en edad de trabajar en el primer trimestre. En tanto, la tasa de empleo se deterioró 1,4 puntos porcentuales, ubicándose en 59,4% de la población mayor de 14 años. La mayor caída en el nivel de ocupación dejó como resultado el incremento de tres décimas del nivel de desempleo.