Empiezan a penarse las faltas pero no habrá más policías para patrullar

La IMM tampoco dispondrá de más baños para evitar que se utilicen los espacios públicos.
En pocas semanas estará vigente la ley de faltas pero algunas de las conductas penadas, como el vandalismo, defecar u orinar en la vía pública, y pedir dinero mediante formas coactivas por parte de cuidacoches y limpiavidrios, serán difíciles de perseguir ya que el Ministerio del Interior no dispondrá de más policías para patrullar ni controlar los espacios públicos, ni la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) dispondrá de más baños públicos.
“El control y el patrullaje va a ser el mismo”, dijo a El Observador el director de la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior, Fernando Gil. Lo que cambiará, según explicó el jerarca, es que a partir de la existencia de la norma, los casos podrán denunciarse ante el juez y será posible abrir una causa.
La misma respuesta se dio desde la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM). Según informó el secretario general de la IMM, Ricardo Prato, solo cuenta con “algunas cámaras” de seguridad en la rambla y en el corredor Garzón.
La IMM tampoco tiene previsto agregar más baños a la ciudad. “No está previsto presupuestamente hacerlo. No han dado resultado”, informó Prato.
La directora de Acondicionamiento Urbano de la IMM, Eleonora Bianchi, dijo a El Observador que están buscando habilitar baños en las plazas. “Las que estamos haciendo vienen con baño, y en aquellas que estaban dañados estamos tratando de recuperarlos”, aseguró aunque se trata de planes a largo plazo. Actualmente hay alrededor de 60 servicios higiénicos públicos, entre los gratuitos y los pagos.
En relación a las personas en situación de calle, quienes serán penadas por dormir en la vía pública, Gil expresó: “Ellos tienen los refugios, que se vayan para ahí”.
El juez de Faltas Jorge Pírez dijo a El Observador que generalmente las denuncias llegan a través de las comisarías. Pírez agregó que todas las personas pueden hacer denuncias. “Testigos, circunstancias, relatos de los hechos que permitan dar información. A priori no se descarta nada, por mínimo que sea. Todas las circunstancias se toman en cuenta, porque encontrar todas las pruebas es muy difícil”, afirmó y agregó que incluso servirán como prueba las fotos y filmaciones que los particulares puedan grabar (ver nota aparte).
En cuanto a cómo se va a implementar la ley, explicó que los procedimientos se realizarán por audiencia, con el fiscal presente, lo que agilizará los trámites. Cada procedimiento lleva en promedio tres meses.

La IMM tampoco dispondrá de más baños para evitar que se utilicen los espacios públicos.

En pocas semanas estará vigente la ley de faltas pero algunas de las conductas penadas, como el vandalismo, defecar u orinar en la vía pública, y pedir dinero mediante formas coactivas por parte de cuidacoches y limpiavidrios, serán difíciles de perseguir ya que el Ministerio del Interior no dispondrá de más policías para patrullar ni controlar los espacios públicos, ni la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) dispondrá de más baños públicos.

“El control y el patrullaje va a ser el mismo”, dijo a El Observador el director de la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior, Fernando Gil. Lo que cambiará, según explicó el jerarca, es que a partir de la existencia de la norma, los casos podrán denunciarse ante el juez y será posible abrir una causa.

La misma respuesta se dio desde la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM). Según informó el secretario general de la IMM, Ricardo Prato, solo cuenta con “algunas cámaras” de seguridad en la rambla y en el corredor Garzón.

La IMM tampoco tiene previsto agregar más baños a la ciudad. “No está previsto presupuestamente hacerlo. No han dado resultado”, informó Prato.

La directora de Acondicionamiento Urbano de la IMM, Eleonora Bianchi, dijo a El Observador que están buscando habilitar baños en las plazas. “Las que estamos haciendo vienen con baño, y en aquellas que estaban dañados estamos tratando de recuperarlos”, aseguró aunque se trata de planes a largo plazo. Actualmente hay alrededor de 60 servicios higiénicos públicos, entre los gratuitos y los pagos.

En relación a las personas en situación de calle, quienes serán penadas por dormir en la vía pública, Gil expresó: “Ellos tienen los refugios, que se vayan para ahí”.

El juez de Faltas Jorge Pírez dijo a El Observador que generalmente las denuncias llegan a través de las comisarías. Pírez agregó que todas las personas pueden hacer denuncias. “Testigos, circunstancias, relatos de los hechos que permitan dar información. A priori no se descarta nada, por mínimo que sea. Todas las circunstancias se toman en cuenta, porque encontrar todas las pruebas es muy difícil”, afirmó y agregó que incluso servirán como prueba las fotos y filmaciones que los particulares puedan grabar (ver nota aparte).

En cuanto a cómo se va a implementar la ley, explicó que los procedimientos se realizarán por audiencia, con el fiscal presente, lo que agilizará los trámites. Cada procedimiento lleva en promedio tres meses.