Gobierno define medidas para frenar concentración de tierra

El presidente José Mujica se reunirá en los próximos días con legisladores del Frente Amplio para ajustar y coordinar las políticas para frenar la concentración y extranjerización de la tierra.
En las próximas semanas ingresará al Parlamento un proyecto que prohíbe la tendencia de tierras en manos de Estados extranjeros.
Antes que finalice febrero, el presidente se reunirá con los legisladores que integran la “Comisión de Tierras” del Frente Amplio.
En esa instancia se va a discutir cómo se presentarán las medidas que apuntan a intentar frenar o limitar la posesión de tierra en manos extranjeras, ya sea a título personal, empresas o fondos de inversión.
Esta comisión está trabajando desde 2010 pero el tema cobró fuerza luego que este viernes el presidente Mujica apuntara en su audición a dos fondos de inversión.
El mandatario hizo referencia a Taurion S.A. y Monte Fresnos S.A.
El objetivo es definir qué es lo que debe contener una política de tierras aplicada desde el Estado, según explicó a El Espectador el diputado socialista Hermes Toledo.
“Sabemos que el presidente de la República tiene su idea al respecto, sabemos que la comisión encargada de la política tiene también su opinión en temas como la política de tierra de fronteras, limitación de tenencia por parte de extranjeros. Queremos conversar a ver qué priorizamos de ese paquete”.
En esta reunión Mujica deberá definir cuál de las varias iniciativas que hay sobre la mesa tendrá prioridad.
Estas van desde limitar la cantidad de tierra que los extranjeros puedan tener en sus manos, hasta definir qué tipo de proyectos productivos pueden encarar.
A su vez el senador del MPP Ernesto Agazzi quiere llevar adelante la prohibición para los no nacionales de tener tierras en las fronteras, para evitar una “avanzada” de países vecinos.
En tanto el PS, según dijo Toledo, promoverá un proyecto para impedir que Estados extranjeros adquieran tierra.
“El proyecto en sí lo que apunta es a la prohibición de ventas de tierras a estados extranjeros o estados extranjeros asociados con empresas privadas, a los efectos de preservar la soberanía territorial. Y también el tema subyacente, el tema del agua. En el mundo hoy se habla de que los conflictos próximos no se darán por el tema del petróleo sino por el agua. Vemos que los estados están comprando tierras, sobre todo en África, y a pesar de que Brasil es bastante estricto en la legislación, también han comprado tierras allí”.
Según Toledo hoy por hoy no existe riesgo que los estados utilicen a fondos de inversión o empresas para comprar tierras, ya que una reciente ley impuso una prohibición en este sentido para las sociedades anónimas al portador.
Aquellas que tuvieran extensiones agrarias, debieron pasar a ser nominativas.
El proceso de concentración y extranjerización de tierras se acentuó en los últimos años.
El último censo agropecuario de 2011 indicó que el 84% está en manos uruguayas, cuando en 2000 era del 96%.
A su vez el 9% de los propietarios acumulan el 60% de la tierra.
Con respecto a Taurión, empezó sus compras en 2005, y en 2008 fue autorizada a operar por el Ministerio de Ganadería.
La cartera entonces dirigida por Mujica la calificó de “prioritaria para el desarrollo productivo del país”.

El presidente José Mujica se reunirá en los próximos días con legisladores del Frente Amplio para ajustar y coordinar las políticas para frenar la concentración y extranjerización de la tierra.

En las próximas semanas ingresará al Parlamento un proyecto que prohíbe la tendencia de tierras en manos de Estados extranjeros.

Antes que finalice febrero, el presidente se reunirá con los legisladores que integran la “Comisión de Tierras” del Frente Amplio.

En esa instancia se va a discutir cómo se presentarán las medidas que apuntan a intentar frenar o limitar la posesión de tierra en manos extranjeras, ya sea a título personal, empresas o fondos de inversión.

Esta comisión está trabajando desde 2010 pero el tema cobró fuerza luego que este viernes el presidente Mujica apuntara en su audición a dos fondos de inversión.

El mandatario hizo referencia a Taurion S.A. y Monte Fresnos S.A.

El objetivo es definir qué es lo que debe contener una política de tierras aplicada desde el Estado, según explicó a El Espectador el diputado socialista Hermes Toledo.

“Sabemos que el presidente de la República tiene su idea al respecto, sabemos que la comisión encargada de la política tiene también su opinión en temas como la política de tierra de fronteras, limitación de tenencia por parte de extranjeros. Queremos conversar a ver qué priorizamos de ese paquete”.

En esta reunión Mujica deberá definir cuál de las varias iniciativas que hay sobre la mesa tendrá prioridad.

Estas van desde limitar la cantidad de tierra que los extranjeros puedan tener en sus manos, hasta definir qué tipo de proyectos productivos pueden encarar.

A su vez el senador del MPP Ernesto Agazzi quiere llevar adelante la prohibición para los no nacionales de tener tierras en las fronteras, para evitar una “avanzada” de países vecinos.

En tanto el PS, según dijo Toledo, promoverá un proyecto para impedir que Estados extranjeros adquieran tierra.

“El proyecto en sí lo que apunta es a la prohibición de ventas de tierras a estados extranjeros o estados extranjeros asociados con empresas privadas, a los efectos de preservar la soberanía territorial. Y también el tema subyacente, el tema del agua. En el mundo hoy se habla de que los conflictos próximos no se darán por el tema del petróleo sino por el agua. Vemos que los estados están comprando tierras, sobre todo en África, y a pesar de que Brasil es bastante estricto en la legislación, también han comprado tierras allí”.

Según Toledo hoy por hoy no existe riesgo que los estados utilicen a fondos de inversión o empresas para comprar tierras, ya que una reciente ley impuso una prohibición en este sentido para las sociedades anónimas al portador.

Aquellas que tuvieran extensiones agrarias, debieron pasar a ser nominativas.

El proceso de concentración y extranjerización de tierras se acentuó en los últimos años.

El último censo agropecuario de 2011 indicó que el 84% está en manos uruguayas, cuando en 2000 era del 96%.

A su vez el 9% de los propietarios acumulan el 60% de la tierra.

Con respecto a Taurión, empezó sus compras en 2005, y en 2008 fue autorizada a operar por el Ministerio de Ganadería.

La cartera entonces dirigida por Mujica la calificó de “prioritaria para el desarrollo productivo del país”.