La Justicia dejó libres a menores homicidas

La jueza de Adolescentes, Patricia Borges, dejó en libertad a dos menores que asesinaron a Fernando Miraballes el jueves 9 para robarle una moto en Belvedere.
El inicio del juicio, que se realizó ayer, generó un choque entre la jueza Borges y la fiscal de Adolescentes, Nan-cy Hagopian, porque la magistrada dictaminó la libertad de ambos menores. Los dos confesaron haber cometido el delito.
La defensa solicitó pericias psiquiátricas para los adolescentes, quienes carecían de internaciones en el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) aunque sí varias detenciones.
El jueves 9, los dos adolescentes interceptaron a Fernando Miraballes, de 48 años, en la esquina de Avenida Garzón y Emancipación y le dispararon dos tiros con una arma calibre 22.
El Departamento de Balística analizó los dos plomos encontrados en el cuerpo de Miraballes. Sin embargo, por pertenecer a un arma de bajo calibre estaban deformados y no se pudo cotejar con las estrías del caño del arma incautada.
Una fuente del caso indicó a El País que los dos menores, que quedaron bajo la custodia de sus padres, son rapiñeros.
«Dentro de poco saldrán otra vez a la calle. Esperemos que no maten a otra persona», expresó.
Uno de los acusados, de 17 años, vive solo y cobra una pensión. El otro vive con sus padres aunque no lo pueden controlar, según la fuente.
Fernando Miraballes, de 48 años, murió por las heridas que le provocó un delincuente al dispararle dos veces después de robarle la moto.
Según el parte policial de la Jefatura de Montevideo, la víctima no resistió el asalto pero igual uno de los rapiñeros le disparó hiriéndolo en el pecho y en un brazo.
Ocurrió en Garzón y Emancipación el jueves de tarde. Herido logró llegar hasta un comercio, donde se desplomó.
Los empleados del lugar lo llevaron a un centro de salud de la zona, y luego fue derivado a un sanatorio privado, donde falleció poco después.