La mitad de los trabajadores en Uruguay ganan menos de $14.000 por mes

Un nuevo estudio del Instituto Cuesta Duarte en base a datos del INE establece que «pese al buen desempeño económico general los salarios sumergidos continúan teniendo una fuerte presencia»
Un estudio difundido hoy por Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT reveló que «pese al buen desempeño económico general los salarios sumergidos continúan teniendo una fuerte presencia». El informe destaca como principal dato que casi 800.000 trabajadores, el 49,8% del 1.599.015 trabajadores, gana menos de $14.000 pesos por mes.De estos, 490.000 no llegan a los $ 10.000 al mes y casi 160.000 ganan menos de $6.000. En el otro lado del espectro, son 74.550 los trabajadores que ganan más de $50.000 pesos.
El informe establece además, que «en relación a los asalariados (trabajadores en relación de dependencia, casi 563.000 no alcanzan los $ 14.000 (48% del total) mientras que 325.000 no alcanzan los $ 10.000 líquidos. Para aquellos no registrados a la seguridad social, un 63% no alcanza los $ 10.000, cifra que da cuenta del alcance de esta problemática para esta población. Entre los asalariados cotizantes a la seguridad social debe distinguirse la situación de los trabajadores del sector privado con un 50% que padecen salarios sumergidos, respecto a la de los públicos para los que dicha proporción se ubica en 20% y se concentra fundamentalmente entre funcionarios del Ejército y en menor medida de la Policía. Considerando los asalariados privados, los sectores de actividad más afectados son las trabajadoras del Servicio Doméstico, el Sector Primario vinculado a la ganadería, agricultura y pesca, el Comercio y el de Restoranes y Hoteles.
Dentro de la Industria, los subsectores con mayor proporción de salarios sumergidos son elaboración de productos de panadería, pastas y fideos, prendas de vestir, madera, fabricación de equipo eléctrico, jabones y detergentes, la industria textil y la del calzado».El estudio recomienda, «ante esta realidad salarial que dificulta profundizar en la reducción de la desigualdad y la pobreza, es necesario acelerar la mejora del Salario Mínimo Nacional y priorizar con mayor énfasis la mejora de los salarios mínimos en la negociación colectiva. En los próximos meses entrarán en vigencia nuevos convenios colectivos en sectores de actividad claves en cuanto al rezago salarial como son el rural, el comercio, algunos servicios y parte de la industria. Los resultados que se alcancen permitirán o no avanzar en la erradicación de los salarios sumergidos».

Un nuevo estudio del Instituto Cuesta Duarte en base a datos del INE establece que «pese al buen desempeño económico general los salarios sumergidos continúan teniendo una fuerte presencia»

Un estudio difundido hoy por Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT reveló que «pese al buen desempeño económico general los salarios sumergidos continúan teniendo una fuerte presencia». El informe destaca como principal dato que casi 800.000 trabajadores, el 49,8% del 1.599.015 trabajadores, gana menos de $14.000 pesos por mes.De estos, 490.000 no llegan a los $ 10.000 al mes y casi 160.000 ganan menos de $6.000. En el otro lado del espectro, son 74.550 los trabajadores que ganan más de $50.000 pesos.

El informe establece además, que «en relación a los asalariados (trabajadores en relación de dependencia, casi 563.000 no alcanzan los $ 14.000 (48% del total) mientras que 325.000 no alcanzan los $ 10.000 líquidos. Para aquellos no registrados a la seguridad social, un 63% no alcanza los $ 10.000, cifra que da cuenta del alcance de esta problemática para esta población. Entre los asalariados cotizantes a la seguridad social debe distinguirse la situación de los trabajadores del sector privado con un 50% que padecen salarios sumergidos, respecto a la de los públicos para los que dicha proporción se ubica en 20% y se concentra fundamentalmente entre funcionarios del Ejército y en menor medida de la Policía. Considerando los asalariados privados, los sectores de actividad más afectados son las trabajadoras del Servicio Doméstico, el Sector Primario vinculado a la ganadería, agricultura y pesca, el Comercio y el de Restoranes y Hoteles.

Dentro de la Industria, los subsectores con mayor proporción de salarios sumergidos son elaboración de productos de panadería, pastas y fideos, prendas de vestir, madera, fabricación de equipo eléctrico, jabones y detergentes, la industria textil y la del calzado».El estudio recomienda, «ante esta realidad salarial que dificulta profundizar en la reducción de la desigualdad y la pobreza, es necesario acelerar la mejora del Salario Mínimo Nacional y priorizar con mayor énfasis la mejora de los salarios mínimos en la negociación colectiva. En los próximos meses entrarán en vigencia nuevos convenios colectivos en sectores de actividad claves en cuanto al rezago salarial como son el rural, el comercio, algunos servicios y parte de la industria. Los resultados que se alcancen permitirán o no avanzar en la erradicación de los salarios sumergidos».