Para el vicepresidente Danilo Astori: al actual gobierno aún le “falta mucho” en materia de educación, seguridad y salud

El vicepresidente convocó a la población a votar en las internas a Tabaré Vázquez y destacó la política económica y social como los mayores logros de la gestión frenteamplista.
El vicepresidente Danilo Astori reconoció en una columna dirigida a la población que al gobierno le falta “mucho por hacer” en educación, seguridad, producción, salud y cultura.“Nosotros nos sentimos tranquilos e insatisfechos. Sí, la dos cosas simultáneamente. Podemos proponerles una nueva etapa de cambios y de avances hacia un Uruguay de vanguardia, porque creemos haber cumplido en lo fundamental con aquellas promesas.
Pero, en definitiva el destino del país el 1 de junio estará en sus manos, junto a su credencial. Estamos insatisfechos por dos razones, porque ser de izquierda quiere decir que nunca podremos conformarnos mientras haya injusticias; y en segundo lugar, porque nos falta mucho por hacer en la educación, en la seguridad, en la producción, en la salud y la cultura nacional”, escribió en la columna publicada en Uypress.
La nota repasa algunas medidas tomadas por el gobierno frenteamplista en los últimos diez años y lo que Astori entiende como promesas cumplidas. “Hace 10 años, cuando salíamos de una terrible crisis nos presentamos ante ustedes y les prometimos que el Uruguay podía salir adelante, podía crecer a ritmos diferentes, mejorar las condiciones de vida de su gente, reducir los graves problemas de pobreza, de indigencia y sobre todo de desempleo y comenzar una serie de transformaciones profundas que nos permitieran avanzar materialmente pero también en los derechos y en nuestra propia autoestima, que por aquellos años estaba bastante maltrecha.
Pasaron 10 años, yo no voy a realizar el balance por ustedes, cada familia, cada persona puede hacerlo. Son ustedes los que deben evaluar si hemos mejorado materialmente, si hoy tenemos más confianza en el Uruguay, si se sienten más tranquilos con sus empleos, sus salarios, sueldos, jubilaciones, pensiones, ahorros, inversiones, emprendimientos.
Si tienen mejor acceso a la salud, si se invirtió más en la educación y en la seguridad. Si cada uno puede hoy construir ese difícil espacio de felicidad que nos merecemos”, señaló.
Para el vicepresidente la “clave” fue el trabajo de los uruguayos como “herramienta para cambiar”, e invitó a la población a evaluar lo que falta y en qué áreas es necesario mejorar y avanzar “para lograr más justicia social”, libertad y calidad de vida. Pero además, señaló que en las elecciones internas será donde los uruguayos deban responderse si la política económica y social aplicada en la administración frenteamplista “dio resultado o debe cambiarse y tener un giro”.
El vicepresidente indicó que ante la instancia electoral los políticos suelen ponerse “cargosos”, pero remarcó que la población conoce al candidato Tabaré Vázquez, al equipo económico y al resto de las propuestas. “Es usted que elige. El futuro del Uruguay no está escrito, depende de todos nosotros”, concluyó.

El vicepresidente convocó a la población a votar en las internas a Tabaré Vázquez y destacó la política económica y social como los mayores logros de la gestión frenteamplista.

El vicepresidente Danilo Astori reconoció en una columna dirigida a la población que al gobierno le falta “mucho por hacer” en educación, seguridad, producción, salud y cultura.“Nosotros nos sentimos tranquilos e insatisfechos. Sí, la dos cosas simultáneamente. Podemos proponerles una nueva etapa de cambios y de avances hacia un Uruguay de vanguardia, porque creemos haber cumplido en lo fundamental con aquellas promesas.

Pero, en definitiva el destino del país el 1 de junio estará en sus manos, junto a su credencial. Estamos insatisfechos por dos razones, porque ser de izquierda quiere decir que nunca podremos conformarnos mientras haya injusticias; y en segundo lugar, porque nos falta mucho por hacer en la educación, en la seguridad, en la producción, en la salud y la cultura nacional”, escribió en la columna publicada en Uypress.

La nota repasa algunas medidas tomadas por el gobierno frenteamplista en los últimos diez años y lo que Astori entiende como promesas cumplidas. “Hace 10 años, cuando salíamos de una terrible crisis nos presentamos ante ustedes y les prometimos que el Uruguay podía salir adelante, podía crecer a ritmos diferentes, mejorar las condiciones de vida de su gente, reducir los graves problemas de pobreza, de indigencia y sobre todo de desempleo y comenzar una serie de transformaciones profundas que nos permitieran avanzar materialmente pero también en los derechos y en nuestra propia autoestima, que por aquellos años estaba bastante maltrecha.

Pasaron 10 años, yo no voy a realizar el balance por ustedes, cada familia, cada persona puede hacerlo. Son ustedes los que deben evaluar si hemos mejorado materialmente, si hoy tenemos más confianza en el Uruguay, si se sienten más tranquilos con sus empleos, sus salarios, sueldos, jubilaciones, pensiones, ahorros, inversiones, emprendimientos.

Si tienen mejor acceso a la salud, si se invirtió más en la educación y en la seguridad. Si cada uno puede hoy construir ese difícil espacio de felicidad que nos merecemos”, señaló.

Para el vicepresidente la “clave” fue el trabajo de los uruguayos como “herramienta para cambiar”, e invitó a la población a evaluar lo que falta y en qué áreas es necesario mejorar y avanzar “para lograr más justicia social”, libertad y calidad de vida. Pero además, señaló que en las elecciones internas será donde los uruguayos deban responderse si la política económica y social aplicada en la administración frenteamplista “dio resultado o debe cambiarse y tener un giro”.

El vicepresidente indicó que ante la instancia electoral los políticos suelen ponerse “cargosos”, pero remarcó que la población conoce al candidato Tabaré Vázquez, al equipo económico y al resto de las propuestas. “Es usted que elige. El futuro del Uruguay no está escrito, depende de todos nosotros”, concluyó.