PIT-CNT elabora perfil laboral de refugiados y evaluarán propuestas

A pedido de Mujica, el PIT-CNT trabaja desde hace ocho meses en la llegada de los exprisioneros y en su inserción social
Pese a que la conferencia de prensa con la presencia de los expresos de Guantánamo prevista para este lunes fue cancelada debido a que se consideró que no se encuentran todavía en un estado emocional como para exponerse públicamente, integrantes del PIT-CNT hablaron con la prensa acerca del papel de la central sindical como “socializadores”. Se refirieron además a cómo es el día a día de los extranjeros y a los pasos que siguen en cuanto a su inserción en la sociedad uruguaya.
Según explicó a El Observador el secretario ejecutivo del PIT-CNT, Gabriel Melgarejo, la central de trabajadores trabaja desde hace ocho meses planeando la logística y la contención necesaria de cara a la llegada de Ahmed Adnan Ahjam, Ali Hussain Shaabaan, Omar Mahmoud Faraj, Abdul Bin Mohammed Abis Ourgy, Mohammed Tahanmatan y Jihad Diyab.“El presidente (Mujica) pidió al PIT-CNT una colaboración y en ocho meses se estuvo trabajando al respecto”, dijo Melgarejo, quien explicó además que la misión de la central sindical es “darle los primeros elementos para que se puedan adaptar, elaborar los perfiles sociolaborales de cada uno y ver cómo se los puede ayudar a que se reinserten en la sociedad”. En ese sentido, dijo que el PIT-CNT cubre los gastos de alimentación y alojamiento, además de algunos costos de traslados.
El secretario internacional de la central de trabajadores, Fernando Gambera, expresó en conferencia de prensa que se involucraron en esta tarea por motivos de solidaridad y por una razón humanitaria. “Para nosotros la solidaridad se retribuye, no solo se agradece”, dijo Gambera explicando que así como muchos presos uruguayos durante la dictadura fueron acogidos como exiliados en otros países, ahora desde la central se intenta dar el mismo gesto.
Gambera explicó que se proponen también que la experiencia salga lo mejor posible y que pueda ser imitada por otros países. “Que como resultado, esta cárcel no exista más y EEUU se retire del territorio cubano y se lo deje a quienes son sus dueños”, afirmó.
“Son seres libres, ciudadanos libres, con su cédula de identidad uruguaya y lo que hacemos allí es darles una mano”, dijo con respecto a los miembros de la central que conviven con los expri

A pedido de Mujica, el PIT-CNT trabaja desde hace ocho meses en la llegada de los exprisioneros y en su inserción social

Pese a que la conferencia de prensa con la presencia de los expresos de Guantánamo prevista para este lunes fue cancelada debido a que se consideró que no se encuentran todavía en un estado emocional como para exponerse públicamente, integrantes del PIT-CNT hablaron con la prensa acerca del papel de la central sindical como “socializadores”. Se refirieron además a cómo es el día a día de los extranjeros y a los pasos que siguen en cuanto a su inserción en la sociedad uruguaya.

Según explicó a El Observador el secretario ejecutivo del PIT-CNT, Gabriel Melgarejo, la central de trabajadores trabaja desde hace ocho meses planeando la logística y la contención necesaria de cara a la llegada de Ahmed Adnan Ahjam, Ali Hussain Shaabaan, Omar Mahmoud Faraj, Abdul Bin Mohammed Abis Ourgy, Mohammed Tahanmatan y Jihad Diyab.“El presidente (Mujica) pidió al PIT-CNT una colaboración y en ocho meses se estuvo trabajando al respecto”, dijo Melgarejo, quien explicó además que la misión de la central sindical es “darle los primeros elementos para que se puedan adaptar, elaborar los perfiles sociolaborales de cada uno y ver cómo se los puede ayudar a que se reinserten en la sociedad”. En ese sentido, dijo que el PIT-CNT cubre los gastos de alimentación y alojamiento, además de algunos costos de traslados.

El secretario internacional de la central de trabajadores, Fernando Gambera, expresó en conferencia de prensa que se involucraron en esta tarea por motivos de solidaridad y por una razón humanitaria. “Para nosotros la solidaridad se retribuye, no solo se agradece”, dijo Gambera explicando que así como muchos presos uruguayos durante la dictadura fueron acogidos como exiliados en otros países, ahora desde la central se intenta dar el mismo gesto.

Gambera explicó que se proponen también que la experiencia salga lo mejor posible y que pueda ser imitada por otros países. “Que como resultado, esta cárcel no exista más y EEUU se retire del territorio cubano y se lo deje a quienes son sus dueños”, afirmó.

“Son seres libres, ciudadanos libres, con su cédula de identidad uruguaya y lo que hacemos allí es darles una mano”, dijo con respecto a los miembros de la central que conviven con los expri