Pluna: legisladores blancos adelantaron que ministros deberán exponer una salida concreta

El Partido Nacional interpelará a los ministros de Economía, Fernando Lorenzo, y de Transporte, Enrique Pintado, a los que exigirá exponer una “salida concreta” a la situación de Pluna.

Los blancos elevarán a la Justicia la respuesta de los jerarcas en el Parlamento, para ampliar la denuncia ante “sospechas de corrupción”.
El Gobierno aún no tiene respuesta y analiza varias propuestas, entre ellas la del empresario argentino Carlos Molinari, que pretende negociar directamente la compra de aviones y un subsidio para el combustible.
El Partido Nacional exigirá el próximo lunes “respuestas” en el marco de la interpelación a la cual, junto al presidente del BROU Fernando Calloia, deberán comparecer los ministros.
La estrategia de los blancos apuntará a los aspectos más cuestionados de todo este proceso: desde la postergación de la primera subasta de aviones en setiembre, hasta los vínculos entre la empresa española Cosmo y el empresario argentino Juan Carlos López Mena.
En este sentido, el senador de Alianza Nacional, Carlos Moreira, dijo a El Espectador que los jerarcas deberán explicar los motivos de tantas “marchas y contramarchas”.
“Por las últimas noticias no parece haber novedades respecto a la salida ni a la subasta.
Aparentemente Cosmo se ha bajado, además anuncian acciones judiciales contra el Gobierno. Por eso le vamos a preguntar a los ministros la salida que imaginan a esta situación”.
Moreira agregó que más allá de que Lorenzo y Pintado no estén más al frente de las negociaciones deberán dar las respuestas del caso.
Para la oposición, la decisión del Gobierno de poner el asunto en la órbita de la Presidencia de República supuso una desautorización al papel de los dos ministros.
Lo expuesto en la interpelación será elevado a la Justicia de Crimen Organizado, como ampliación de la denuncia presentada en junio por el Partido Nacional. Por esta causa ya fueron citados varios jerarcas del oficialismo, y se espera para las próximas semanas la citación, entre otros, del expresidente Tabaré Vázquez.
En tanto, desde el Ministerio de Economía se señaló que Lorenzo está “muy estresado” por el tema.
El jerarca sufrió una descompensación el viernes, al participar en la apertura del Congreso de su sector, el Nuevo Espacio.
Tras el anuncio, aún no oficializado, de que la española Cosmo no hará efectiva la reserva sobre los siete aviones subastados el pasado 1º de octubre, hay varias alternativas sobre la mesa.
Una de ellas es la del empresario inmobiliario argentino Carlos Molinari, que este viernes presentó su plan de negocios al Poder Ejecutivo.
El mismo se basa en los aviones que fueron subastados, los cuales pretende negociar directamente con el Estado por el mismo precio que fueron subastados.
En principio se comenzaría operando en el verano con cuatro aparatos, y la incorporación de trabajadores será gradual.
El argentino no descartó en un futuro cercano retomar a todos los funcionarios de la aerolínea, para lo cual apuntará a adquirir los otros seis aviones que están en leasing.
En rueda de prensa a la salida de la reunión, Molinari aseguró que el Gobierno consideró “muy interesante” su propuesta.
“El secretario de la Presidencia, encontró muy interesante nuestra propuesta. De hecho se la iba a comunicar inmediatamente al presidente José Mujica. Sobretodo porque cumplimos con aquellos requisitos económico financieros con posibilidades de rápido lanzamiento y por otra parte porque contempla la absorción de los trabajadores”, explicó el empresario.
El plan de Molinari estaría operativo en 60 días.
Por otra parte, la Administración Nacional de Aeronáutica (Brasil) aún no definió si multará a la extinta Pluna por 24 millones de dólares a raíz de los perjuicios ocasionados a 40.000 pasajeros tras el cierre de la aerolínea.
En total Pluna quedó adeudando 45 millones de dólares a acreedores comerciales.
Más allá de lo que se debe al BROU y a Ancap, se incluyen casi 14 millones de dólares por pasajes adquiridos por anticipado.

Los blancos elevarán a la Justicia la respuesta de los jerarcas en el Parlamento, para ampliar la denuncia ante “sospechas de corrupción”.

El Gobierno aún no tiene respuesta y analiza varias propuestas, entre ellas la del empresario argentino Carlos Molinari, que pretende negociar directamente la compra de aviones y un subsidio para el combustible.

El Partido Nacional exigirá el próximo lunes “respuestas” en el marco de la interpelación a la cual, junto al presidente del BROU Fernando Calloia, deberán comparecer los ministros.

La estrategia de los blancos apuntará a los aspectos más cuestionados de todo este proceso: desde la postergación de la primera subasta de aviones en setiembre, hasta los vínculos entre la empresa española Cosmo y el empresario argentino Juan Carlos López Mena.

En este sentido, el senador de Alianza Nacional, Carlos Moreira, dijo a El Espectador que los jerarcas deberán explicar los motivos de tantas “marchas y contramarchas”.

“Por las últimas noticias no parece haber novedades respecto a la salida ni a la subasta.

Aparentemente Cosmo se ha bajado, además anuncian acciones judiciales contra el Gobierno. Por eso le vamos a preguntar a los ministros la salida que imaginan a esta situación”.

Moreira agregó que más allá de que Lorenzo y Pintado no estén más al frente de las negociaciones deberán dar las respuestas del caso.

Para la oposición, la decisión del Gobierno de poner el asunto en la órbita de la Presidencia de República supuso una desautorización al papel de los dos ministros.

Lo expuesto en la interpelación será elevado a la Justicia de Crimen Organizado, como ampliación de la denuncia presentada en junio por el Partido Nacional. Por esta causa ya fueron citados varios jerarcas del oficialismo, y se espera para las próximas semanas la citación, entre otros, del expresidente Tabaré Vázquez.

En tanto, desde el Ministerio de Economía se señaló que Lorenzo está “muy estresado” por el tema.

El jerarca sufrió una descompensación el viernes, al participar en la apertura del Congreso de su sector, el Nuevo Espacio.

Tras el anuncio, aún no oficializado, de que la española Cosmo no hará efectiva la reserva sobre los siete aviones subastados el pasado 1º de octubre, hay varias alternativas sobre la mesa.

Una de ellas es la del empresario inmobiliario argentino Carlos Molinari, que este viernes presentó su plan de negocios al Poder Ejecutivo.

El mismo se basa en los aviones que fueron subastados, los cuales pretende negociar directamente con el Estado por el mismo precio que fueron subastados.

En principio se comenzaría operando en el verano con cuatro aparatos, y la incorporación de trabajadores será gradual.

El argentino no descartó en un futuro cercano retomar a todos los funcionarios de la aerolínea, para lo cual apuntará a adquirir los otros seis aviones que están en leasing.

En rueda de prensa a la salida de la reunión, Molinari aseguró que el Gobierno consideró “muy interesante” su propuesta.

“El secretario de la Presidencia, encontró muy interesante nuestra propuesta. De hecho se la iba a comunicar inmediatamente al presidente José Mujica. Sobretodo porque cumplimos con aquellos requisitos económico financieros con posibilidades de rápido lanzamiento y por otra parte porque contempla la absorción de los trabajadores”, explicó el empresario.

El plan de Molinari estaría operativo en 60 días.

Por otra parte, la Administración Nacional de Aeronáutica (Brasil) aún no definió si multará a la extinta Pluna por 24 millones de dólares a raíz de los perjuicios ocasionados a 40.000 pasajeros tras el cierre de la aerolínea.

En total Pluna quedó adeudando 45 millones de dólares a acreedores comerciales.

Más allá de lo que se debe al BROU y a Ancap, se incluyen casi 14 millones de dólares por pasajes adquiridos por anticipado.