Sostiene vocero de COFE: Gobierno designa cargos «a dedo como hacía la oposición»

a ruptura del diálogo entre el Gobierno y COFE por el estatuto del funcionario público tendrá como consecuencia «un paro de 24 horas», dijo a El Espectador el secretario general de la agremiación, José Lorenzo «Joselo» López.
En los últimos 15 días, el Poder Ejecutivo y la Confederación de Obreros y Funcionarios del Estado (COFE) venían reuniéndose dos veces por semana negociando los contenidos de la reforma al estatuto del funcionario público.
Habían acordado que en la próxima reunión -que debió ser el jueves- COFE llevaría su propuesta para la carrera administrativa y escala salarial, que eran los últimos asuntos a debatir.
“Fuimos con la propuesta por escrito, y cuando va a empezar la reunión y el Ejecutivo asume la palabra comunica que la decisión del Poder Ejecutivo era dar por cerrada la negociación del estatuto del funcionario público”, describió Joselo López a El Espectador.
El Gobierno entonces entregó a la delegación de trabajadores el proyecto que ingresará al Parlamento y quedó así fuera de debate el punto para el que estaba pautada la reunión: carrera administrativa y escala salarial.
Uno de los puntos donde las partes nunca llegaron a concordar es respecto al concepto de empleado público, que COFE interpreta como “todo aquel que tiene una situación de dependencia permanente con el Estado” (incluyendo contratados) y el Ejecutivo define que son solamente los trabajadores presupuestados.
Como contraparte, hubo avances en temas como libertades sindicales y condiciones de trabajo, ejes que “no son sustanciales” para los trabajadores.
López reclamó que la anterior administración elaboró y votó una ley por la que se creó el llamado SIRO (Sistema Integrado de Remuneración y Ocupaciones) que establecía nuevas atribuciones al funcionario público, pero el Ejecutivo de Mujica, “sin aplicarse ese proyecto, vino con otro que es totalmente diferente y peor”.
Entre las carencias de la propuesta del actual Gobierno, se pasa de 16 grados a cinco niveles y “no está muy claro cómo se va a hacer el pasaje de un sistema a otro”.
“En la Administración Central hace 20 años que no hay carrera administrativa. La mayoría de los cargos se designan a dedo limpio como lo hacían los partidos tradicionales”, acusó López.
COFE contrapropuso al Gobierno que hubiera seis escalafones de trabajadores. Y en lugar de cinco niveles, que sean siete, y en cada nivel tres categorías en las que el ascenso se dé por un proceso de evaluación del desempeño, de antigüedad de grado, y fundamentalmente, por formación “que la propia administración tendría que dar”.
Como consecuencia del desencuentro, la dirección de COFE realizará, “entre otras posibles medidas”, un paro nacional de 24 horas para el que aún no tiene fecha definida.
g
La ruptura del diálogo entre el Gobierno y COFE por el estatuto del funcionario público tendrá como consecuencia «un paro de 24 horas», dijo a El Espectador el secretario general de la agremiación, José Lorenzo «Joselo» López.
En los últimos 15 días, el Poder Ejecutivo y la Confederación de Obreros y Funcionarios del Estado (COFE) venían reuniéndose dos veces por semana negociando los contenidos de la reforma al estatuto del funcionario público.
Habían acordado que en la próxima reunión -que debió ser el jueves- COFE llevaría su propuesta para la carrera administrativa y escala salarial, que eran los últimos asuntos a debatir.
“Fuimos con la propuesta por escrito, y cuando va a empezar la reunión y el Ejecutivo asume la palabra comunica que la decisión del Poder Ejecutivo era dar por cerrada la negociación del estatuto del funcionario público”, describió Joselo López a El Espectador.
El Gobierno entonces entregó a la delegación de trabajadores el proyecto que ingresará al Parlamento y quedó así fuera de debate el punto para el que estaba pautada la reunión: carrera administrativa y escala salarial.
Uno de los puntos donde las partes nunca llegaron a concordar es respecto al concepto de empleado público, que COFE interpreta como “todo aquel que tiene una situación de dependencia permanente con el Estado” (incluyendo contratados) y el Ejecutivo define que son solamente los trabajadores presupuestados.
Como contraparte, hubo avances en temas como libertades sindicales y condiciones de trabajo, ejes que “no son sustanciales” para los trabajadores.
López reclamó que la anterior administración elaboró y votó una ley por la que se creó el llamado SIRO (Sistema Integrado de Remuneración y Ocupaciones) que establecía nuevas atribuciones al funcionario público, pero el Ejecutivo de Mujica, “sin aplicarse ese proyecto, vino con otro que es totalmente diferente y peor”.
Entre las carencias de la propuesta del actual Gobierno, se pasa de 16 grados a cinco niveles y “no está muy claro cómo se va a hacer el pasaje de un sistema a otro”.
“En la Administración Central hace 20 años que no hay carrera administrativa. La mayoría de los cargos se designan a dedo limpio como lo hacían los partidos tradicionales”, acusó López.
COFE contrapropuso al Gobierno que hubiera seis escalafones de trabajadores. Y en lugar de cinco niveles, que sean siete, y en cada nivel tres categorías en las que el ascenso se dé por un proceso de evaluación del desempeño, de antigüedad de grado, y fundamentalmente, por formación “que la propia administración tendría que dar”.
Como consecuencia del desencuentro, la dirección de COFE realizará, “entre otras posibles medidas”, un paro nacional de 24 horas para el que aún no tiene fecha definida.






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...