Tabaré Vázquez encabezó su primer acto público en la campaña electoral en el balneario San Luis

Entre varios temas, habló sobre educación. Reconoció que el índice de repetición de 35% en primer año de ciclo básico es “inaceptable”, pero recalcó que “puede responder a varias motivaciones”.
El ex presidente y precandidato del FA arrancó la campaña electoral con una caravana por la Costa de Oro de Canelones, que tuvo varias escalas. El periplo comenzó a la hora 19, cuando arribó a Neptunia a saludar a un grupo de militantes que allí se habían congregado. Idénticas paradas realizó en Salinas, Atlántida, Parque del Plata, La Floresta y Costa Azul. En el transcurso de la caravana más vehículos se iban sumando, y en determinado momento llegaron a extenderse varios 11 kilómetros a través de la Ruta Interbalnearia.
A la hora 20:35 Váquez llegó a la entrada principal de San Luis, y demoró  en recorrer caminado los 800 metros que lo separaban del estrado. Se calcula que casi 5000 personas presenciaron el acto, muchas de las cuales lo acompañaron en el trayecto a pie para sacarse fotos, pedirle autógrafos o conversar con él. Demoró casi una hora en llegar a destino, acompañado por dirigentes de todos los grupos políticos que respaldan su precandidatura , y empresarios como el presidente de Cutcsa, Juan Salgado y  Oscar Dourado, de la patronal del taxi.
Una cuerda de tambores identificada con Raúl Sendic cerraba a puro repique a la caminata. Ante el estrado había decenas de sillas reservadas para invitados especiales, entre los cuales estaba el vicepresidente Danilo Astori.
Al llegar, Vázquez saludó uno a uno a los integrantes de Diablos Verdes, que realizaron una pequeña actuación. Con la cara llena de brillantina, el ex presidente habló por casi una hora. Recordó que en 2014 cumple 25 años de actividad política pública, y aseguró que adelantó el comienzo de la campaña electoral, previsto para marzo, por el “enorme entusiasmo” que percibió en la militancia frenteamplista.
Vázquez aclaró que el objetivo es que el último domingo de octubre el FA triunfe con mayoría absoluta, para poder seguir con “el mejor proyecto político” que tiene el Uruguay. Aseguró que el oficialismo tiene un único programa, y dijo que no deben esperar de él una campaña basada en el agravio.
El exmandatario planteó que un tercer gobierno no puede ser igual a los anteriores, porque el país cambió. Recordó que en 2004, lo que le pedía la gente era “trabajo”, pero hoy son otras las prioridades de la población. Aseguró que en estos últimos diez años, se centraron los cimientos de un nuevo país, en lo que es una construcción histórica y permanente del Uruguay. Ahora, comentó, “hay que seguir levantando las paredes, que deben tener pilares firmes».
Nombró cinco: «Derechos Humanos, Crecimiento Económico con Justicia Social y distribución equitativa de la riqueza, desarrollo basado en las riquezas naturales preservando el medio ambiente, la profundización de la descentralización política y la participación ciudadana, y la integración regional». Allí reivindicó la pertenencia de Uruguay a la “Patria Grande” latinoamericana.
Vázquez la atención sobre que “derechos humanos” no implica sólo el pasado reciente, sino más aún los derechos “de esta generación y de las que vendrán” a la educación, vivienda y a vivir con dignidad.

Entre varios temas, habló sobre educación. Reconoció que el índice de repetición de 35% en primer año de ciclo básico es “inaceptable”, pero recalcó que “puede responder a varias motivaciones”.

El ex presidente y precandidato del FA arrancó la campaña electoral con una caravana por la Costa de Oro de Canelones, que tuvo varias escalas. El periplo comenzó a la hora 19, cuando arribó a Neptunia a saludar a un grupo de militantes que allí se habían congregado. Idénticas paradas realizó en Salinas, Atlántida, Parque del Plata, La Floresta y Costa Azul. En el transcurso de la caravana más vehículos se iban sumando, y en determinado momento llegaron a extenderse varios 11 kilómetros a través de la Ruta Interbalnearia.

A la hora 20:35 Váquez llegó a la entrada principal de San Luis, y demoró  en recorrer caminado los 800 metros que lo separaban del estrado. Se calcula que casi 5000 personas presenciaron el acto, muchas de las cuales lo acompañaron en el trayecto a pie para sacarse fotos, pedirle autógrafos o conversar con él. Demoró casi una hora en llegar a destino, acompañado por dirigentes de todos los grupos políticos que respaldan su precandidatura , y empresarios como el presidente de Cutcsa, Juan Salgado y  Oscar Dourado, de la patronal del taxi.

Una cuerda de tambores identificada con Raúl Sendic cerraba a puro repique a la caminata. Ante el estrado había decenas de sillas reservadas para invitados especiales, entre los cuales estaba el vicepresidente Danilo Astori.

Al llegar, Vázquez saludó uno a uno a los integrantes de Diablos Verdes, que realizaron una pequeña actuación. Con la cara llena de brillantina, el ex presidente habló por casi una hora. Recordó que en 2014 cumple 25 años de actividad política pública, y aseguró que adelantó el comienzo de la campaña electoral, previsto para marzo, por el “enorme entusiasmo” que percibió en la militancia frenteamplista.

Vázquez aclaró que el objetivo es que el último domingo de octubre el FA triunfe con mayoría absoluta, para poder seguir con “el mejor proyecto político” que tiene el Uruguay. Aseguró que el oficialismo tiene un único programa, y dijo que no deben esperar de él una campaña basada en el agravio.

El exmandatario planteó que un tercer gobierno no puede ser igual a los anteriores, porque el país cambió. Recordó que en 2004, lo que le pedía la gente era “trabajo”, pero hoy son otras las prioridades de la población. Aseguró que en estos últimos diez años, se centraron los cimientos de un nuevo país, en lo que es una construcción histórica y permanente del Uruguay. Ahora, comentó, “hay que seguir levantando las paredes, que deben tener pilares firmes».

Nombró cinco: «Derechos Humanos, Crecimiento Económico con Justicia Social y distribución equitativa de la riqueza, desarrollo basado en las riquezas naturales preservando el medio ambiente, la profundización de la descentralización política y la participación ciudadana, y la integración regional». Allí reivindicó la pertenencia de Uruguay a la “Patria Grande” latinoamericana.

Vázquez la atención sobre que “derechos humanos” no implica sólo el pasado reciente, sino más aún los derechos “de esta generación y de las que vendrán” a la educación, vivienda y a vivir con dignidad.