Uruguay cierra 2016 con mayor cifra de homicidios en cárceles en una década

Montevideo, 16 dic (EFE).- El ministro del Interior de Uruguay, Eduardo Bonomi, confirmó hoy en Montevideo que la cantidad de homicidios en los centros penitenciarios en todo el país durante el 2016 es la mayor cifra en una década, con 15 muertes por este motivo de 37 en total en este año.
No obstante, puntualizó que es la mayor cifra de homicidios en las cárceles uruguayas desde el 2006 si se mide por la cantidad, pero que no lo es si se mide en porcentaje. En ese sentido, detalló que en el 2010, cuando asumió como ministro de Interior, había unos 8.500 presos, mientras que actualmente hay 10.690.
«Estamos en una cantidad récord en cuanto a la cantidad de presos», añadió.
Bonomi dijo que recibió críticas que consideraban homicidios todas las muertes en las cárceles, «y las muertes en cárceles tienen que ver con homicidios, suicidios y con muertes naturales», precisó el jerarca ante la prensa posterior a un evento en el Ministerio de Interior.
«Entonces yo creo que es un problema sobre todo los homicidios. Las muertes naturales son muertes naturales y se está trabajando para cambiar el sistema. Ya ha habido una cantidad de cambios importantes», explicó.
Bonomi remarcó que su ministerio pretende cambiar reduciendo las horas de celda y aumentando las horas de trabajo, estudio y recreación. «Eso tiene que ver con la arquitectura de los establecimientos.
El año que viene empieza a funcionar uno que va a tener una capacidad para unas 1.000 personas privadas de libertad que va a permitir bajar todavía más el hacinamiento», apuntó.
«El hacinamiento existe no en las 10.690 personas privadas de libertad, que la mayoría no están hacinadas. Hay una minoría y eso provoca problemas», concluyó.
Según el Informe especial sobre muertes en prisión en 2016, publicado el pasado noviembre por el Comisionado Parlamentario Penitenciario uruguayo,se registraron en este periodo 37 muertes en prisión en lo que va de año, todas ellas fueron varones y una persona de identidad transexual, con un promedio de edad de 34 años.
De esa cifra, hubo 25 casos de muertes violentas, el 67,6 %, de las cuáles, 15 fueron por homicidios, ocho por suicidios y dos por accidentes o circunstancias confusas y no aclaradas hasta la fecha, pero en contexto violento.
Los 15 homicidios fueron con heridas de arma blanca, los suicidios fueron por ahorcamiento y los accidentes correspondieron a caídas de altura.







Recepción de Avisos Clasificados