Una octogenaria fue embestida por una camioneta y se encuentra grave en el CTI

Una mujer de 87 años fue embestida por una camioneta en la noche del lunes y se encuentra internada en estado grave en el CTI del Sanatorio Panamericano. El accidente ocurrió a las 21.30 en la intersección de avenida Juan Harriague y calle Cerrito.
Según declaró el conductor de la camioneta matrícula HBD 964, iba transitando por avenida Harriague, cuando al llegar a calle Cerrito se le atravesó “una peatón” y debido a la proximidad no pudo evitar embestirla.
Tras tomar conocimiento del hecho, el juez penal de turno dispuso declaración bajo acta del conductor (un hombre mayor de edad) y de un testigo del hecho, además de la pericia mecánica para el vehículo.
ABANDONÓ A SU
ACOMPAÑANTE
FRACTURADO
Un extraño caso ocurrió en la madrugada de ayer en la intersección de las calles 18 de Julio y Diagonal 13. En dicho lugar, un motociclista perdió el dominio de su birrodado y cayó al pavimiento junto a su acompañante, un adolescente de 16 años. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la pierna derecha.
Lo increíble del caso es que el primer nombrado, sin importar el estado de su compañero, agarró la moto Winner Biz y se retiró del lugar, según denunció el padre del adolescente fracturado en la seccional Tercera y según confirmaron los testigos del hecho.
Otro dato curioso es que el herido no quiso dar datos sobre el conductor de la motocicleta, aunque los testigos aportaron el número de matrícula, con lo que se espera identificar al joven.
n

Una mujer de 87 años fue embestida por una camioneta en la noche del lunes y se encuentra internada en estado grave en el CTI del Sanatorio Panamericano. El accidente ocurrió a las 21.30 en la intersección de avenida Juan Harriague y calle Cerrito.

Según declaró el conductor de la camioneta matrícula HBD 964, iba transitando por avenida Harriague, cuando al llegar a calle Cerrito se le atravesó “una peatón” y debido a la proximidad no pudo evitar embestirla.

Tras tomar conocimiento del hecho, el juez penal de turno dispuso declaración bajo acta del conductor (un hombre mayor de edad) y de un testigo del hecho, además de la pericia mecánica para el vehículo.

ABANDONÓ A SU ACOMPAÑANTE FRACTURADO

Un extraño caso ocurrió en la madrugada de ayer en la intersección de las calles 18 de Julio y Diagonal 13. En dicho lugar, un motociclista perdió el dominio de su birrodado y cayó al pavimiento junto a su acompañante, un adolescente de 16 años. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la pierna derecha.

Lo increíble del caso es que el primer nombrado, sin importar el estado de su compañero, agarró la moto Winner Biz y se retiró del lugar, según denunció el padre del adolescente fracturado en la seccional Tercera y según confirmaron los testigos del hecho.

Otro dato curioso es que el herido no quiso dar datos sobre el conductor de la motocicleta, aunque los testigos aportaron el número de matrícula, con lo que se espera identificar al joven.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Fue procesado con prisión el conductor de la camioneta que embistió y mató a un motociclista en la madrugada del lunes

El conductor de la camioneta que terminó con la vida de un motociclista de 41 años de edad, en la mañana del pasado lunes, fue procesado con prisión ayer por la Justicia, que le tipificó “homicidio culpable”, según resolvió el juez penal de turno.
Al tiempo que el amigo que lo fue a buscar al lugar del hecho fue procesado sin prisión por “encubrimiento”, y como medida sustitutiva se le aplicó la prohibición de salir de su casa en horario nocturno (desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana) por 90 días.
El trágico hecho se registró en la rotonda del Obelisco a Rodó, a las 5.15 de la víspera, cuando la camioneta conducida por un hombre de 25 años de edad, embistió a una motocicleta conducida por un hombre de 41 años, quien falleció en el acto a causa de las heridas sufridas.
El veinteañero, que venía de un boliche bailable, siguió de largo con su vehículo por el cantero del Obelisco a Rodó, en lugar de doblar por la rotonda respectiva y tras embestir al motociclista se comunicó con un amigo, quien lo fue a buscar y lo llevó hasta su casa, en las inmediaciones del Cuartel Militar en el Cerro.
El conductor adujo estar en presunto “estado se shock”, por lo que dejó abandonada su camioneta en el lugar del hecho y se retiró del lugar en compañía del otro procesado en el caso.
La Policía detuvo al conductor de la camioneta cuatro horas más tarde, luego de identificarlo a través de los datos de su camioneta. Tras pasar la noche en la Seccional Segunda de Policía, el hombre fue puesto a disposición del juzgado penal, donde se lo procesó con prisión y se lo derivó al Centro de Rehabilitación local.
El fallecido fue Helios Omar Borges Saucedo, de 41 años de edad, quien estaba casado y tenía cinco hijos.
CONSECUENCIAS
DE UN ACCIDENTE
Un hombre de 29 años de edad, denunció ser víctima de continuas amenazas por parte de un hombre de 39 años, con quien protagonizó un accidente de tránsito el martes 8 del presente mes, en la ciudad de Paysandú. El hecho ocurrió en la estación de servicio “Tifena”, ubicada en plena ruta 3, donde el denunciante afirma que el denunciado chocó la parte trasera de su vehículo con su motocicleta.
El motociclista sufrió varias lesiones que derivaron en su internación y responsabilizó al conductor por su actitud, por lo que consiguió su número de teléfono y empezó a amenazarlo. “Ya te localicé. Vos sabés que tuviste toda la maldita culpa. No me viste y doblaste y me arruinaste. Te aseguro que esto no va a quedar acá”, fue el penúltimo mensaje de texto que le envió y que está en los registros de la denuncia policial. “Sólo yo sé el dolor que he sufrido por tu maldita culpa y te lavaste las manos”, expresó, mientras tanto, el último mensaje que también recepcionó la Policía. Ahora investigan el caso y elevan la información a la Justicia.
TRES CASOS DE
ARREBATO
El lunes pasado fueron denunciados tres casos de arrebato, todos en perjuicio de mujeres, como es habitual.
El primero de ellos ocurrió a las 15.30 horas, en momentos en que la víctima caminaba por calle Cervantes. Al llegar a la avenida Gobernador de Viana, la dama fue alcanzada por una motocicleta marca Yumbo con dos ocupantes masculinos, quienes le arrebataron su cartera, que contenía varios papeles y medicamentos. La denuncia fue efectivizada en la seccional Segunda.
A las 17.40 del día en cuestión, otra mujer caminaba por la propia calle Cervantes, y al llegar a San Martín también se le aproximó un birrodado con dos hombres, quienes le cortaron la cartera que llevaba colgada en el hombro, para luego darse a la fuga. Los ladrones se llevaron una notebook con cargador, dos celulares y una campera, avaluándose el perjuicio en 26.000 pesos. La denuncia respectiva fue realizada en la seccional Tercera.
Y el tercer arrebato del lunes ocurrió a las 20.50 horas en la intersección de las calles Agraciada y Raffo, donde un hombre que iba caminando cerca de una mujer, en determinado momento aceleró su paso y le arrebató la cartera a la dama, llevándose junto a ella la suma de 1.500 pesos que se encontraban en el interior del bien hurtado.
La denuncia fue recibida por la seccional Segunda. En los tres casos la Policía practica las averiguaciones del caso en pos de dar con el paradero de los malhechores.
ROBARON LA
ESCUELA 131
Una nueva escuela fue víctima de los delincuentes, quienes lamentablemente tienen por costumbre ingresar a los centros de estudio de nuestra ciudad para robar y romper lo que encuentran a mano. En este caso, la perjudicada fue la escuela Nro. 131 del barrio La Amarilla, quien recibió la visita de personas extrañas, que forzaron la reja de una ventana y rompieron el vidrio de la misma, para ingresar al interior del centro y llevarse dos balanzas, don consolas, dos DVDs, dos micrófonos, un mouse de computadora, un reproductor mp3, con cajas con tubos de ensayo, un videoscopio, un prisma y dos sets de medidas de capacidad.
LOS CLÁSICOS
ROBOS DE MOTOS
Las motocicletas siguen siendo víctimas recurrentes de los ladrones. Las últimas dos denuncias dieron cuenta de dos hurtos registrados en una finca sita en un local comercial de calles Brasil y Chiazzaro y en una  finca de calle Ituzaingó al 400, respectivamente.
El primer caso ocurrió en la madrugada del domingo, entre las 4.00 y las 5.30. En ese lapso de tiempo, un hombre dejó estacionada su motocicleta Yumbo Max con traba de seguridad frente al local comercial reseñado, y cuando retornó a retirarla, la misma ya no se encontraba.
El segundo robo sucedió en la madrugada del lunes, cuando otra Yumbo Max desapareció del interior del patio de la finca mencionada líneas arribas.

El conductor de la camioneta que terminó con la vida de un motociclista de 41 años de edad, en la mañana del pasado lunes, fue procesado con prisión ayer por la Justicia, que le tipificó “homicidio culpable”, según resolvió el juez penal de turno.

Al tiempo que el amigo que lo fue a buscar al lugar del hecho fue procesado sin prisión por “encubrimiento”, y como medida sustitutiva se le aplicó la prohibición de salir de su casa en horario nocturno (desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana) por 90 días.

El trágico hecho se registró en la rotonda del Obelisco a Rodó, a las 5.15 de la víspera, cuando la camioneta conducida por un hombre de 25 años de edad, embistió a una motocicleta conducida por un hombre de 41 años, quien falleció en el acto a causa de las heridas sufridas.

El veinteañero, que venía de un boliche bailable, siguió de largo con su vehículo por el cantero del Obelisco a Rodó, en lugar de doblar por la rotonda respectiva y tras embestir al motociclista se comunicó con un amigo, quien lo fue a buscar y lo llevó hasta su casa, en las inmediaciones del Cuartel Militar en el Cerro.

El conductor adujo estar en presunto “estado se shock”, por lo que dejó abandonada su camioneta en el lugar del hecho y se retiró del lugar en compañía del otro procesado en el caso.

La Policía detuvo al conductor de la camioneta cuatro horas más tarde, luego de identificarlo a través de los datos de su camioneta. Tras pasar la noche en la Seccional Segunda de Policía, el hombre fue puesto a disposición del juzgado penal, donde se lo procesó con prisión y se lo derivó al Centro de Rehabilitación local.

El fallecido fue Helios Omar Borges Saucedo, de 41 años de edad, quien estaba casado y tenía cinco hijos.

CONSECUENCIAS DE UN ACCIDENTE

Un hombre de 29 años de edad, denunció ser víctima de continuas amenazas por parte de un hombre de 39 años, con quien protagonizó un accidente de tránsito el martes 8 del presente mes, en la ciudad de Paysandú. El hecho ocurrió en la estación de servicio “Tifena”, ubicada en plena ruta 3, donde el denunciante afirma que el denunciado chocó la parte trasera de su vehículo con su motocicleta.

El motociclista sufrió varias lesiones que derivaron en su internación y responsabilizó al conductor por su actitud, por lo que consiguió su número de teléfono y empezó a amenazarlo. “Ya te localicé. Vos sabés que tuviste toda la maldita culpa. No me viste y doblaste y me arruinaste. Te aseguro que esto no va a quedar acá”, fue el penúltimo mensaje de texto que le envió y que está en los registros de la denuncia policial. “Sólo yo sé el dolor que he sufrido por tu maldita culpa y te lavaste las manos”, expresó, mientras tanto, el último mensaje que también recepcionó la Policía. Ahora investigan el caso y elevan la información a la Justicia.

TRES CASOS DE ARREBATO

El lunes pasado fueron denunciados tres casos de arrebato, todos en perjuicio de mujeres, como es habitual.

El primero de ellos ocurrió a las 15.30 horas, en momentos en que la víctima caminaba por calle Cervantes. Al llegar a la avenida Gobernador de Viana, la dama fue alcanzada por una motocicleta marca Yumbo con dos ocupantes masculinos, quienes le arrebataron su cartera, que contenía varios papeles y medicamentos. La denuncia fue efectivizada en la seccional Segunda.

A las 17.40 del día en cuestión, otra mujer caminaba por la propia calle Cervantes, y al llegar a San Martín también se le aproximó un birrodado con dos hombres, quienes le cortaron la cartera que llevaba colgada en el hombro, para luego darse a la fuga. Los ladrones se llevaron una notebook con cargador, dos celulares y una campera, avaluándose el perjuicio en 26.000 pesos. La denuncia respectiva fue realizada en la seccional Tercera.

Y el tercer arrebato del lunes ocurrió a las 20.50 horas en la intersección de las calles Agraciada y Raffo, donde un hombre que iba caminando cerca de una mujer, en determinado momento aceleró su paso y le arrebató la cartera a la dama, llevándose junto a ella la suma de 1.500 pesos que se encontraban en el interior del bien hurtado.

La denuncia fue recibida por la seccional Segunda. En los tres casos la Policía practica las averiguaciones del caso en pos de dar con el paradero de los malhechores.

ROBARON LA ESCUELA 131

Una nueva escuela fue víctima de los delincuentes, quienes lamentablemente tienen por costumbre ingresar a los centros de estudio de nuestra ciudad para robar y romper lo que encuentran a mano. En este caso, la perjudicada fue la escuela Nro. 131 del barrio La Amarilla, quien recibió la visita de personas extrañas, que forzaron la reja de una ventana y rompieron el vidrio de la misma, para ingresar al interior del centro y llevarse dos balanzas, don consolas, dos DVDs, dos micrófonos, un mouse de computadora, un reproductor mp3, con cajas con tubos de ensayo, un videoscopio, un prisma y dos sets de medidas de capacidad.

LOS CLÁSICOS ROBOS DE MOTOS

Las motocicletas siguen siendo víctimas recurrentes de los ladrones. Las últimas dos denuncias dieron cuenta de dos hurtos registrados en una finca sita en un local comercial de calles Brasil y Chiazzaro y en una  finca de calle Ituzaingó al 400, respectivamente.

El primer caso ocurrió en la madrugada del domingo, entre las 4.00 y las 5.30. En ese lapso de tiempo, un hombre dejó estacionada su motocicleta Yumbo Max con traba de seguridad frente al local comercial reseñado, y cuando retornó a retirarla, la misma ya no se encontraba.

El segundo robo sucedió en la madrugada del lunes, cuando otra Yumbo Max desapareció del interior del patio de la finca mencionada líneas arribas.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

La Policía confirmó la andanada de procesamientos del fin de semana y que hubo un lesionado grave por un accidente

La Policía brindó información oficial sobre el procesamiento con prisión de una persona que insólitamente fue denunciado por haber cometido 12 delitos de robos y que fuera procesado por siete de los casos que se le investigaba. Tres de los mismos fueron cometidos con elementos agravantes para la justicia.
Tal como lo adelantara EL PUEBLO, el caso llamó la atención, porque todos los hechos se cometieron en casas humildes de distintos barrios de la Zona Sur de la ciudad.
PROCESADO
CON PRISIÓN
Ante diversas denuncias de hurtos y otros ilícitos contra una persona domiciliada en el barrio Don Atilio el personal de la Seccional 3ra. procedió a efectuar allanamientos en fincas de dicho barrio procediendo a la detención de una persona de iniciales R.S.C.D., mayor de edad.
El mismo fue indagado por la policía confesando la autoría de dichos hechos. Tras esto, el caso fue  puesto en conocimiento del Juez Letrado quien dispuso la conducción del detenido a su despacho y luego de culminada sus actuaciones, decretó el procesamiento con prisión de esta persona por 7 delitos de hurto, 3 de ellos especialmente agravados.
Luego de ser fichado en Policía Técnica fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto.
LO MANDARON PRESO
Luego de haber detenido a una persona de 19 años de edad, que era sospechoso de haber cometido un robo en un comercio del centro de la ciudad, la policía pudo detenerlo y comprobó que se trataba de un sujeto de iniciales R.A.D.F., de 19 años de edad.
Tras esto, el juez penal decretó el procesamiento con prisión del mismo por un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, el mismo luego de ser fichado en Policía Técnica fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto.
CONFIRMARON
PROCESAMIENTO
DE UNA PERSONA
POR ROBAR VINO
Días pasados EL PUEBLO informó que un sujeto con antecedentes penales, había sido enviado a la cárcel por estar implicado en el robo de una caja de vino de un minimercado.
Ayer la policía confirmó el caso e informó que el lugar del hecho fue la estación de servicio ubicada en las calles Artigas y Rincón, donde los empleados del lugar, lograron evitar el robo y retuvieron a los responsables.
El caso ocurrió sobre las 4:00 de la madrugada del domingo, cuando la Policía supo que en la Estación de Servicio ubicada en calle Artigas y Rincón, tendrían demorado a un hombre de 22 años de edad.
El personal de Radio Patrulla concurrió al lugar de inmediato, donde el denunciante manifestó que siendo aproximadamente las 03:30 de la madrugada, entraron dos hombres al minimercado que está  ubicado en el interior de la misma, y en eso, uno de ellos saca una caja de vino y luego se retiran ambos.
Pero posteriormente a esto, uno de ellos retorna y vuelve a cometer la misma acción, por lo cual el cajero del minimercado a través de un forcejeo inmovilizó al sujeto y le sacó la otra caja de vino que llevaba consigo y a la brevedad solicitaron la presencia policial, procediendo a la detención del mismo.
Finalizada las actuaciones del Magistrado actuante dispuso “el procesamiento con prisión del sujeto con iniciales M.N.P.B., por un delito de hurto en grado de tentativa”.
ACCIDENTE CON
LESIONADO GRAVE
El pasado fin de semana un accidente de tránsito dejó a una persona con lesiones graves. Ocurrió el sábado por la mañana, sobre las 8:30 cuando en la intersección de las calles Rivera y Juan Carlos Gómez ocurrió un siniestro de tránsito, el que ya fue informado por EL PUEBLO en los últimos días.
Tras ser averiguada una mujer de 61 años de edad, manifestó que circulaba conduciendo la camioneta marca Fiat Strada, por la calle Rivera con dirección al este y al llegar a la intersección con la calle Juan Carlos Gómez, dijo que aminoró la marcha y observó la circulación; y al ver que venía una moto por esa misma arteria con dirección al sur, la cual nunca frenó, no pudiendo evitar colisionar con la misma.
Al ser averiguada la otra parte, una adolescente de 16 años de edad, manifestó que circulaba conduciendo la moto Suzuki por la calle Juan Carlos Gómez con dirección al sur, llevando de acompañante a un joven de 16 años de edad y al llegar a la calle Rivera, lo “único que recuerda” es haber colisionado con un automóvil que venía por esa misma vía al este.
El médico actuante le diagnosticó a la joven acompañante de la moto “politraumatizada, ingresa a la sala del Sanatorio Uruguay” y al menor acompañante la “fractura de fémur, ingresando a la sala del Sanatorio Uruguay”. Consultado el Magistrado actuante de los hechos dispuso: “forense a los lesionados acta a todos los involucrados pericias mecánicas a los vehículos y su posterior entrega, además dispuso que se eleven los antecedentes”.

La Policía brindó información oficial sobre el procesamiento con prisión de una persona que insólitamente fue denunciado por haber cometido 12 delitos de robos y que fuera procesado por siete de los casos que se le investigaba. Tres de los mismos fueron cometidos con elementos agravantes para la justicia.

Tal como lo adelantara EL PUEBLO, el caso llamó la atención, porque todos los hechos se cometieron en casas humildes de distintos barrios de la Zona Sur de la ciudad.

PROCESADO CON PRISIÓN

Ante diversas denuncias de hurtos y otros ilícitos contra una persona domiciliada en el barrio Don Atilio el personal de la Seccional 3ra. procedió a efectuar allanamientos en fincas de dicho barrio procediendo a la detención de una persona de iniciales R.S.C.D., mayor de edad.

El mismo fue indagado por la policía confesando la autoría de dichos hechos. Tras esto, el caso fue  puesto en conocimiento del Juez Letrado quien dispuso la conducción del detenido a su despacho y luego de culminada sus actuaciones, decretó el procesamiento con prisión de esta persona por 7 delitos de hurto, 3 de ellos especialmente agravados.

Luego de ser fichado en Policía Técnica fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto.

LO MANDARON PRESO

Luego de haber detenido a una persona de 19 años de edad, que era sospechoso de haber cometido un robo en un comercio del centro de la ciudad, la policía pudo detenerlo y comprobó que se trataba de un sujeto de iniciales R.A.D.F., de 19 años de edad.

Tras esto, el juez penal decretó el procesamiento con prisión del mismo por un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, el mismo luego de ser fichado en Policía Técnica fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto.

CONFIRMARON PROCESAMIENTO DE UNA PERSONA POR ROBAR VINO

Días pasados EL PUEBLO informó que un sujeto con antecedentes penales, había sido enviado a la cárcel por estar implicado en el robo de una caja de vino de un minimercado.

Ayer la policía confirmó el caso e informó que el lugar del hecho fue la estación de servicio ubicada en las calles Artigas y Rincón, donde los empleados del lugar, lograron evitar el robo y retuvieron a los responsables.

El caso ocurrió sobre las 4:00 de la madrugada del domingo, cuando la Policía supo que en la Estación de Servicio ubicada en calle Artigas y Rincón, tendrían demorado a un hombre de 22 años de edad.

El personal de Radio Patrulla concurrió al lugar de inmediato, donde el denunciante manifestó que siendo aproximadamente las 03:30 de la madrugada, entraron dos hombres al minimercado que está  ubicado en el interior de la misma, y en eso, uno de ellos saca una caja de vino y luego se retiran ambos.

Pero posteriormente a esto, uno de ellos retorna y vuelve a cometer la misma acción, por lo cual el cajero del minimercado a través de un forcejeo inmovilizó al sujeto y le sacó la otra caja de vino que llevaba consigo y a la brevedad solicitaron la presencia policial, procediendo a la detención del mismo.

Finalizada las actuaciones del Magistrado actuante dispuso “el procesamiento con prisión del sujeto con iniciales M.N.P.B., por un delito de hurto en grado de tentativa”.

ACCIDENTE CON LESIONADO GRAVE

El pasado fin de semana un accidente de tránsito dejó a una persona con lesiones graves. Ocurrió el sábado por la mañana, sobre las 8:30 cuando en la intersección de las calles Rivera y Juan Carlos Gómez ocurrió un siniestro de tránsito, el que ya fue informado por EL PUEBLO en los últimos días.

Tras ser averiguada una mujer de 61 años de edad, manifestó que circulaba conduciendo la camioneta marca Fiat Strada, por la calle Rivera con dirección al este y al llegar a la intersección con la calle Juan Carlos Gómez, dijo que aminoró la marcha y observó la circulación; y al ver que venía una moto por esa misma arteria con dirección al sur, la cual nunca frenó, no pudiendo evitar colisionar con la misma.

Al ser averiguada la otra parte, una adolescente de 16 años de edad, manifestó que circulaba conduciendo la moto Suzuki por la calle Juan Carlos Gómez con dirección al sur, llevando de acompañante a un joven de 16 años de edad y al llegar a la calle Rivera, lo “único que recuerda” es haber colisionado con un automóvil que venía por esa misma vía al este.

El médico actuante le diagnosticó a la joven acompañante de la moto “politraumatizada, ingresa a la sala del Sanatorio Uruguay” y al menor acompañante la “fractura de fémur, ingresando a la sala del Sanatorio Uruguay”. Consultado el Magistrado actuante de los hechos dispuso: “forense a los lesionados acta a todos los involucrados pericias mecánicas a los vehículos y su posterior entrega, además dispuso que se eleven los antecedentes”.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (1)

Tragedia en el Obelisco, motonetista de 41 años fue embestido por una camioneta en la madrugada y falleció en el lugar

La semana Santa o de Turismo, comenzó con una tragedia. Un hombre de 41 años de edad, falleció al ser embestido por una camioneta. El trágico episodio se registró sobre las 5:15 de la mañana de ayer en la rotonda del Obelisco a Rodó.
El detalle del asunto, es que el conductor de la camioneta, un joven de 25 años de edad, que en ese momento venía de un boliche bailable, luego de producirse el siniestro paró la marcha a unos metros del lugar, y por el  presunto estado de shock, se comunicó con un amigo para que lo fuera a buscar y lo llevara hasta su casa, que queda en la zona del Cerro, dejando la camioneta en el lugar del hecho.
La Policía lo detuvo casi cuatro horas más tarde, al recabar todos los datos del propietario de la camioneta para trasladarlo hasta la Seccional Segunda de Policía, donde ahora permanecen detenidos el conductor del vehículo y su cómplice, el amigo que lo fue a buscar.
EL CASO
Es que durante el transcurso entre que ocurrió el accidente y que la Policía lo detuvo, el conductor de la camioneta no se comunicó con las autoridades, ni tampoco con un servicio de emergencia para informar sobre lo ocurrido. Sino que adujo que al encontrarse en estado de shock por el episodio que le tocó vivir, solamente atinó a llamar a su amigo para que se pusiera al corriente de lo que había pasado y pudiera llevarlo hasta su casa.
El hombre falleció en el lugar del hecho, luego de haber sido embestido. Se trata de Helios Omar Borges Saucedo de 41 años de edad, que se domicilia en calle Santa Rosa al 1400. El fallecido venía manejando su motocicleta por la avenida Reyles, cuando al llegar a la rotonda del Obelisco a Rodó, para tomar presuntamente por la avenida Batlle, fue embestido por la camioneta que venía circulando por la avenida Oribe hacia el oeste.
Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, la camioneta Chevrolet S10 matrícula HBD 959, se desplazaba por la avenida Manuel Oribe con dirección al oeste. Allí dijo que venía en la camioneta y que embistió “un bulto” ya que aparentemente “no veía nada por la neblina”, presuntamente existente en el lugar al momento de ocurrir el hecho.
Tras esto, paró sobre la garita del ómnibus,  a pocos metros del Obelisco del lado norte. Allí el conductor de la camioneta de 25 años de edad e hijo de un tallerista de la zona, se bajó del vehículo y “entró en estado de shock”, por lo cual, según dijeron los informantes a este diario, atinó a “llamar a un amigo por teléfono para que lo fuera a buscar y luego se retiró del lugar”.
Según manifestaron fuentes de la investigación, el conductor de la camioneta habría estado en un local bailable de la zona del extremo este de la ciudad, y luego de esto habría tomado la camioneta, propiedad de su padre, para regresar a su casa.
casi cuatro horas pasaron entre el accidente y que el sujeto fue aprehendido en su domicilio junto a un amigo, a quien podrían acusarlo de encubrimiento. Ahora los dos están detenidos y serán remitidos en la tarde de hoy ante el juzgado penal de turno.
El juez actuante en este episodio ordenó la extracción de una muestra de sangre del conductor de la camioneta, luego que lo atraparan en su casa del barrio Cerro.
Helios Omar Borges Saucedo, de 41 años de edad, estaba casado y tenía 5 hijos, dos mujeres y tres varones.
Al lugar concurrió el personal de la Policía Técnica, el Comisario Inspector Juan Pintado, el Jefe de Radio Patrulla, el comisario Miguel Moreira. El señor Juez Letrado, el señor Fiscal y el Médico Forense, dispusieron que los detenidos permanezcan como tal e incomunicados en la Seccional Segunda de Policía, que se les efectúe extracción de sangre para detectar la posibilidad de que exista alcohol en sangre y que ambos fueran conducidos en horas del mediodía para cortar las 24 horas y que en la presente jornada sean llevados ante el juez.

La semana Santa o de Turismo, comenzó con una tragedia. Un hombre de 41 años de edad, falleció al ser embestido por una camioneta. El trágico episodio se registró sobre las 5:15 de la mañana de ayer en la rotonda del Obelisco a Rodó.

El detalle del asunto, es que el conductor de la camioneta, un joven de 25 años de edad, que en ese momento venía de un boliche bailable, luego de producirse el siniestro paró la marcha a unos metros del lugar, y por el  presunto estado de shock, se comunicó con un amigo para que lo fuera a buscar y lo llevara hasta su casa, que queda en la zona del Cerro, dejando la camioneta en el lugar del hecho.

La Policía lo detuvo casi cuatro horas más tarde, al recabar todos los datos del propietario de la camioneta para trasladarlo hasta la Seccional Segunda de Policía, donde ahora permanecen detenidos el conductor del vehículo y su cómplice, el amigo que lo fue a buscar.

EL CASO

Es que durante el transcurso entre que ocurrió el accidente y que la Policía lo detuvo, el conductor de la camioneta no se comunicó con las autoridades, ni tampoco con un servicio de emergencia para informar sobre lo ocurrido. Sino que adujo que al encontrarse en estado de shock por el episodio que le tocó vivir, solamente atinó a llamar a su amigo para que se pusiera al corriente de lo que había pasado y pudiera llevarlo hasta su casa.

El hombre falleció en el lugar del hecho, luego de haber sido embestido. Se trata de Helios Omar Borges Saucedo de 41 años de edad, que se domicilia en calle Santa Rosa al 1400. El fallecido venía manejando su motocicleta por la avenida Reyles, cuando al llegar a la rotonda del Obelisco a Rodó, para tomar presuntamente por la avenida Batlle, fue embestido por la camioneta que venía circulando por la avenida Oribe hacia el oeste.

Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, la camioneta Chevrolet S10 matrícula HBD 959, se desplazaba por la avenida Manuel Oribe con dirección al oeste. Allí dijo que venía en la camioneta y que embistió “un bulto” ya que aparentemente “no veía nada por la neblina”, presuntamente existente en el lugar al momento de ocurrir el hecho.

Tras esto, paró sobre la garita del ómnibus,  a pocos metros del Obelisco del lado norte. Allí el conductor de la camioneta de 25 años de edad e hijo de un tallerista de la zona, se bajó del vehículo y “entró en estado de shock”, por lo cual, según dijeron los informantes a este diario, atinó a “llamar a un amigo por teléfono para que lo fuera a buscar y luego se retiró del lugar”.

Según manifestaron fuentes de la investigación, el conductor de la camioneta habría estado en un local bailable de la zona del extremo este de la ciudad, y luego de esto habría tomado la camioneta, propiedad de su padre, para regresar a su casa.

Casi cuatro horas pasaron entre el accidente y que el sujeto fue aprehendido en su domicilio junto a un amigo, a quien podrían acusarlo de encubrimiento. Ahora los dos están detenidos y serán remitidos en la tarde de hoy ante el juzgado penal de turno.

El juez actuante en este episodio ordenó la extracción de una muestra de sangre del conductor de la camioneta, luego que lo atraparan en su casa del barrio Cerro.

Helios Omar Borges Saucedo, de 41 años de edad, estaba casado y tenía 5 hijos, dos mujeres y tres varones.

Al lugar concurrió el personal de la Policía Técnica, el Comisario Inspector Juan Pintado, el Jefe de Radio Patrulla, el comisario Miguel Moreira. El señor Juez Letrado, el señor Fiscal y el Médico Forense, dispusieron que los detenidos permanezcan como tal e incomunicados en la Seccional Segunda de Policía, que se les efectúe extracción de sangre para detectar la posibilidad de que exista alcohol en sangre y que ambos fueran conducidos en horas del mediodía para cortar las 24 horas y que en la presente jornada sean llevados ante el juez.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (8)

Un equino sufrió brutal agresión, luego de que intentaran robarlo, sin éxito

Un caballo fue víctima de una brutal agresión en las primeras horas de la víspera. El hecho ocurrió en una finca del barrio Patulé, en el fondo de la cual descansaba el animal.
En la madrugada de ayer, personas extrañas ingresaron al predio en cuestión con intenciones de robar al equino, pero no lograron que el animal saltara una cerca de chapa existente en el lugar.
Tras varios intentos frustrados y en una reacción tan irascible como irracional, le provocaron un profundo corte en la cara al indefenso caballo, como puede verse en la fotografía que ilustra este texto.
El animal fue encontrado en ese estado por su dueño, quien efectuó la denuncia correspondiente en la seccional Tercera. Ernesto Fagúndez, hermano del propietario del equino, comentó a EL PUEBLO que “nos contactamos con PRODEA (Protectora de Animales) y BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato) para que nos brindaran un veterinario, pero ni siquiera nos atendieron”.
Finalmente el animal fue atendido por un veterinario particular, quien le realizó la sutura correspondiente en la zona afectada.
Como dato complementario, vale decir que el caballo es utilizado por su dueño en la elaboración de hornos de ladrillo, donde el animal es utilizado para el pisado del barro con el cual luego  se elaboran los ladrillos.

Un caballo fue víctima de una brutal agresión en las primeras horas de la víspera. El hecho ocurrió en una finca del barrio Patulé, en el fondo de la cual descansaba el animal.

En la madrugada de ayer, personas extrañas ingresaron al predio en cuestión con intenciones de robar al equino, pero no lograronCaballo 1404 que el animal saltara una cerca de chapa existente en el lugar.

Tras varios intentos frustrados y en una reacción tan irascible como irracional, le provocaron un profundo corte en la cara al indefenso caballo, como puede verse en la fotografía que ilustra este texto.

El animal fue encontrado en ese estado por su dueño, quien efectuó la denuncia correspondiente en la seccional Tercera. Ernesto Fagúndez, hermano del propietario del equino, comentó a EL PUEBLO que “nos contactamos con PRODEA (Protectora de Animales) y BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato) para que nos brindaran un veterinario, pero ni siquiera nos atendieron”.

Finalmente el animal fue atendido por un veterinario particular, quien le realizó la sutura correspondiente en la zona afectada.

Como dato complementario, vale decir que el caballo es utilizado por su dueño en la elaboración de hornos de ladrillo, donde el animal es utilizado para el pisado del barro con el cual luego  se elaboran los ladrillos.

Publicado en Generales, Policiales, TitularesComentarios (5)

La Semana de Turismo arrancó sin sobresaltos en materia de seguridad tras el incremento de controles en las termas

Los primeros días de la esperada Semana de Turismo transcurrieron en los dos centros termales de nuestra ciudad sin ningún tipo de inconvenientes en materia de seguridad, según confirmaron fuentes policiales a EL PUEBLO.
Hasta el momento no se registró ninguna denuncia sobre hechos delictivos, lo que es un indicio de que la tranquilidad reina en los distintos centros termales tanto de Daymán como de Arapey.
Para la ocasión, se implementó un fuerte operativo de seguridad, con un incremento de efectivos policiales y de controles, lo que parece haber desestimulado a los delincuentes, quienes aún no se hicieron presentes en las zonas termales.
NUEVE DÍAS
DE OPERATIVO
El operativo especial arrancó el sábado pasado y se extenderá hasta el próximo domingo, inclusive, día en el que se espera que los cerca de 40.000 visitantes que pisarán suelo salteño en la corriente semana retornen a sus lugares de residencia.
En Arapey, los efectivos policiales recorren la zona de camping y de hotelería durante las 24 horas y la zona de las piscinas en el horario en que están habilitadas (desde las ocho de la mañana hasta las once de la noche), participando del operativo policías de Radio Patrulla, de Investigaciones y de las seccionales de la zona urbana.
En Daymán, los guardianes del orden también hacen patrullajes en la zona de las piscinas y vigilan de cerca la parte administrativa del complejo, como ser el ingreso a las termas, donde se encuentran las boleterías. También se controla especialmente los barrios La Chinita y Los Algarrobos, que en el pasado fueron víctima de los malhechores.
En este centro termal trabaja el personal de las seccionales Primera, Segunda, Tercera, Cuarta y Quinta, de Investigaciones y del BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato).
“IMPORTANTE
CONTINGENTE
DE POLICÍAS”
Si bien los jerarcas policiales, por orden del Ministerio del Interior, tienen prohibido revelar el número de efectivos que se utilizan en cada operativo, el comisario inspector Juan Pintado, Director de Coordinación Ejecutiva de la Jefatura de Policía local, confirmó a EL PUEBLO que existe “un contingente importante” de policías trabajando en los centros termales.
A las termas del Arapey concurren menos turistas que a las del Daymán, pero porcentualmente hay más efectivos policiales en las primeras. Esto se debe a una cuestión de cercanía, dado que si ocurre algún evento delictivo que amerite la atención de un mayor número de policías de los que hay apostados en Daymán, la llegada de refuerzos procedentes de la ciudad se consumaría en cinco minutos. En cambio, si lo mismo ocurre en Arapey, los efectivos tardarían cerca de 40 minutos en llegar a dicho lugar.
EL RECUERDO DEL
“HOMBRE ARAÑA”
En Salto aún se recuerda el caso del denominado “hombre araña”, un ladrón que azotó las termas del Daymán en las temporadas 2010 y 2012. En ambas ocasiones, el malhechor llegó a nuestro departamento en Semana de Turismo para aprovechar el descuido de los turistas y meterse en las casas, las cabañas o los bungalows que estos alquilaban, para robar sus pertenencias.
La particularidad de este sujeto era que ingresaba por las ventanas, algunas de ellas ubicadas en las partes más altas, después de subir por las paredes con la facilidad de una araña.
En 2010, la policía local tuvo que investigar durante tres días para dar con el paradero del delincuente, quien había escondido el botín del robo en un monte cercano a la cañada Doña Jacinta. Dos años más tarde, lo atraparon apenas se recibieron las primeras denuncias de hurto, ya que se había registrado en un hotel con su verdadero nombre. Para sorpresa de todos, había vuelto a guardar los objetos robados en el bosque mencionado.
El individuo de 38 años, que es oriundo del barrio Casabó de Montevideo, ya tenían profusos antecedentes penales por robo y varios años de cárcel en su haber cuando llegó a Daymán por primera vez. Tras ser capturado por la policía salteña, fue reenviado al Complejo Carcelario Santiago Vázquez (Comcar), del que se ha transformado en asiduo concurrente.
El “hombre araña” parece ser un mal recuerdo para Salto, dado que pese a que las autoridades policiales no tienen la certeza de que el delincuente siga tras las rejas, no esperan que retorne a nuestro departamento. Aunque el dicho popular reza que “no hay dos sin tres”.

Los primeros días de la esperada Semana de Turismo transcurrieron en los dos centros termales de nuestra ciudad sin ningún tipo de inconvenientes en materia de seguridad, según confirmaron fuentes policiales a EL PUEBLO.

Hasta el momento no se registró ninguna denuncia sobre hechos delictivos, lo que es un indicio de que la tranquilidad reina en los distintos centros termales tanto de Daymán como de Arapey.

Para la ocasión, se implementó un fuerte operativo de seguridad, con un incremento de efectivos policiales y de controles, lo que parece haber desestimulado a los delincuentes, quienes aún no se hicieron presentes en las zonas termales.

NUEVE DÍAS DE OPERATIVO

El operativo especial arrancó el sábado pasado y se extenderá hasta el próximo domingo, inclusive, día en el que se espera que los cerca de 40.000 visitantes que pisarán suelo salteño en la corriente semana retornen a sus lugares de residencia.

En Arapey, los efectivos policiales recorren la zona de camping y de hotelería durante las 24 horas y la zona de las piscinas en el horario en que están habilitadas (desde las ocho de la mañana hasta las once de la noche), participando del operativo policías de Radio Patrulla, de Investigaciones y de las seccionales de la zona urbana.

En Daymán, los guardianes del orden también hacen patrullajes en la zona de las piscinas y vigilan de cerca la parte administrativa del complejo, como ser el ingreso a las termas, donde se encuentran las boleterías. También se controla especialmente los barrios La Chinita y Los Algarrobos, que en el pasado fueron víctima de los malhechores.

En este centro termal trabaja el personal de las seccionales Primera, Segunda, Tercera, Cuarta y Quinta, de Investigaciones y del BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato).

“IMPORTANTE CONTINGENTE DE POLICÍAS”

Si bien los jerarcas policiales, por orden del Ministerio del Interior, tienen prohibido revelar el número de efectivos que se utilizan en cada operativo, el comisario inspector Juan Pintado, Director de Coordinación Ejecutiva de la Jefatura de Policía local, confirmó a EL PUEBLO que existe “un contingente importante” de policías trabajando en los centros termales.

A las termas del Arapey concurren menos turistas que a las del Daymán, pero porcentualmente hay más efectivos policiales en las primeras. Esto se debe a una cuestión de cercanía, dado que si ocurre algún evento delictivo que amerite la atención de un mayor número de policías de los que hay apostados en Daymán, la llegada de refuerzos procedentes de la ciudad se consumaría en cinco minutos. En cambio, si lo mismo ocurre en Arapey, los efectivos tardarían cerca de 40 minutos en llegar a dicho lugar.

EL RECUERDO DEL “HOMBRE ARAÑA”

En Salto aún se recuerda el caso del denominado “hombre araña”, un ladrón que azotó las termas del Daymán en las temporadas 2010 y 2012. En ambas ocasiones, el malhechor llegó a nuestro departamento en Semana de Turismo para aprovechar el descuido de los turistas y meterse en las casas, las cabañas o los bungalows que estos alquilaban, para robar sus pertenencias.

La particularidad de este sujeto era que ingresaba por las ventanas, algunas de ellas ubicadas en las partes más altas, después de subir por las paredes con la facilidad de una araña.

En 2010, la policía local tuvo que investigar durante tres días para dar con el paradero del delincuente, quien había escondido el botín del robo en un monte cercano a la cañada Doña Jacinta. Dos años más tarde, lo atraparon apenas se recibieron las primeras denuncias de hurto, ya que se había registrado en un hotel con su verdadero nombre. Para sorpresa de todos, había vuelto a guardar los objetos robados en el bosque mencionado.

El individuo de 38 años, que es oriundo del barrio Casabó de Montevideo, ya tenían profusos antecedentes penales por robo y varios años de cárcel en su haber cuando llegó a Daymán por primera vez. Tras ser capturado por la policía salteña, fue reenviado al Complejo Carcelario Santiago Vázquez (Comcar), del que se ha transformado en asiduo concurrente.

El “hombre araña” parece ser un mal recuerdo para Salto, dado que pese a que las autoridades policiales no tienen la certeza de que el delincuente siga tras las rejas, no esperan que retorne a nuestro departamento. Aunque el dicho popular reza que “no hay dos sin tres”.

Publicado en Destacados, Generales, PolicialesComentarios (0)

Un albañil fue acusado de estafa tras cobrar $10.000 por una reparación de techo mal hecha

Un albañil “arregló” el techo de una casa del barrio Fátima, pero el último temporal de lluvia que azotó a la ciudad dejó en evidencia su mal desempeño. El hecho en sí no es grave, dado que cualquier trabajador tiene derecho a equivocarse, siempre y cuando admita el error y tenga la voluntad de enmendarlo. Lo grave de este caso es que el albañil en cuestión no dio más señales de vida luego de haber hecho un trabajo defectuoso y haber cobrado por el mismo.
El trabajador fue contratado por una mujer de 61 años para que arreglara el techo de su casa, que cada vez que llovía sufría pérdidas de agua. Las filtraciones provocaban que se humedecieran las paredes del dormitorio de la vivienda, con el agravante de que el esposo de la susodicha se encuentra en cama, producto de una enfermedad, y la humedad del ambiente no ayuda a su recuperación.
Por este motivo, la dama se contactó con su tía de 86 años, quien le recomendó a dicho profesional.
El albañil, un joven alto, morocho y de pelo largo, se presentó en el domicilio de la septuagenaria, y tras estudiar el techo y definir el trabajo que debía realizar, dio un presupuesto de 10.000 pesos más los materiales que necesitaba (membranas asfálticas, hidrófugo, portland, entre otros).
La dama aceptó el presupuesto y le dio al obrero un adelanto de $3.000. Inmediatamente, el hombre se puso manos a la obra y en cinco días terminó el trabajo encomendado, por lo que se hizo acreedor al resto del dinero acordado ($7.000).
La dueña de casa se sintió aliviada de saber que el problema estaba resuelto y que su marido convaleciente no sufriría más los problemas de humedad. Pero el alivio duró exactamente hasta que una persistente lluvia se hizo presente en Salto. En dicho momento, el techo de la casa empezó a filtrar más agua de que la filtraba antes de ser “reparado”, lo que provocó que el dormitorio se humedeciera peor que nunca.
La septuagenaria montó en cólera y llamó inmediatamente al albañil que había “arreglado” el techo, pero éste no contestó. La dama siguió insistiendo, pero nunca logró comunicarse con el hombre, por lo que le dejó un correo de voz. Volvió a llamarlo al día siguiente y volvió a dejarle un mensaje, y repitió el procedimiento en la jornada posterior, también sin éxito. Finalmente decidió realizar la denuncia por estafa en la seccional Quinta, donde solicita que se le devuelva el dinero o de lo contrario “se le realice bien el trabajo en su casa”.

Un albañil “arregló” el techo de una casa del barrio Fátima, pero el último temporal de lluvia que azotó a la ciudad dejó en evidencia su mal desempeño. El hecho en sí no es grave, dado que cualquier trabajador tiene derecho a equivocarse, siempre y cuando admita el error y tenga la voluntad de enmendarlo. Lo grave de este caso es que el albañil en cuestión no dio más señales de vida luego de haber hecho un trabajo defectuoso y haber cobrado por el mismo.

El trabajador fue contratado por una mujer de 61 años para que arreglara el techo de su casa, que cada vez que llovía sufría pérdidas de agua. Las filtraciones provocaban que se humedecieran las paredes del dormitorio de la vivienda, con el agravante de que el esposo de la susodicha se encuentra en cama, producto de una enfermedad, y la humedad del ambiente no ayuda a su recuperación.

Por este motivo, la dama se contactó con su tía de 86 años, quien le recomendó a dicho profesional.

El albañil, un joven alto, morocho y de pelo largo, se presentó en el domicilio de la septuagenaria, y tras estudiar el techo y definir el trabajo que debía realizar, dio un presupuesto de 10.000 pesos más los materiales que necesitaba (membranas asfálticas, hidrófugo, portland, entre otros).

La dama aceptó el presupuesto y le dio al obrero un adelanto de $3.000. Inmediatamente, el hombre se puso manos a la obra y en cinco días terminó el trabajo encomendado, por lo que se hizo acreedor al resto del dinero acordado ($7.000).

La dueña de casa se sintió aliviada de saber que el problema estaba resuelto y que su marido convaleciente no sufriría más los problemas de humedad. Pero el alivio duró exactamente hasta que una persistente lluvia se hizo presente en Salto. En dicho momento, el techo de la casa empezó a filtrar más agua de que la filtraba antes de ser “reparado”, lo que provocó que el dormitorio se humedeciera peor que nunca.

La septuagenaria montó en cólera y llamó inmediatamente al albañil que había “arreglado” el techo, pero éste no contestó. La dama siguió insistiendo, pero nunca logró comunicarse con el hombre, por lo que le dejó un correo de voz. Volvió a llamarlo al día siguiente y volvió a dejarle un mensaje, y repitió el procedimiento en la jornada posterior, también sin éxito. Finalmente decidió realizar la denuncia por estafa en la seccional Quinta, donde solicita que se le devuelva el dinero o de lo contrario “se le realice bien el trabajo en su casa”.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Un ladrón de viviendas humildes fue a parar a la cárcel por siete delitos de hurto, tres de ellos especialmente agravados

Un ladrón de 25 años de edad tenía la particularidad de ingresar a viviendas humildes y robar lo que encontraba a mano, aunque no fuera más que una silla plegable, como ocurrió en uno de los casos.
Este delincuente fue denunciado por 12 robos diferentes ante la Policía, todos perpetrados en los barrios Don Atilio, Minervini y Salto Nuevo. Lugares carenciados y con poca cosa, si se quiere, para hacer robos.
Tras ser capturado por la policía, el malhechor, de iniciales R. S. C., negó en principio ser el autor de los hechos en cuestión, pero las pruebas en su contra eran abrumadoras, dado que fue identificado por varios testigos de las diferentes causas.
Finalmente, el juez penal de turno, lo encontró responsable de siete delitos de hurto, tres de ellos especialmente agravados, por lo que fue a parar a la cárcel. La curiosidad de este ladrón es que solamente robaba viviendas humildes, de las que habitualmente se llevaba objetos de poco valor.
A LA CÁRCEL POR
HURTAR CAJA DE VINO
Un sujeto de 29 años se dirigió a un comercio ubicado en la calle Artigas casi Rincón, de donde sustrajo una caja de vino, luego de ocultarla entre su ropa. Tras tomar la bebida alcohólica, el ladrón fue por la revancha, pero esta vez la jugada le salió mal.
Los encargados del comercio ya se habían percatado del robo a través de las cámaras de seguridad, por lo que cuando el malhechor retornó al comercio e intentó llevarse una nueva caja de vino, fue detenido y puesto a disposición de las autoridades policiales.
Finalmente, el delincuente de iniciales M. N. P. B. fue procesado con prisión por un delito de hurto en grado de tentativa, dado que ya tenía antecedentes penales.
OTRO PROCESADO
CON PRISIÓN
Un joven de 19 años de edad también fue procesado con prisión en las últimas horas, en este caso por cometer un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.
Como informó oportunamente EL PUEBLO, este delincuente fue apresado en la tarde del miércoles tras intentar ingresar en dos viviendas con fines de robos.
Todo comenzó cuando un comisario de policía que reside en el barrio Jardines Sur, fue alertado por un vecino de que dos hombres estaban a punto de ingresar a una finca ubicada en la calle Industria 1199.
El comisario, que vive a pocas cuadras del lugar, concurrió a la casa en cuestión y se trabó en lucha con uno de los delincuentes, quien finalmente se dio a la fuga junto a su secuaz, dejando abandonada una moto Yumbo Max.
El propio comisario realizó recorridas por las inmediaciones de la zona junto a una unidad policial que había concurrido en apoyo, hasta que en determinado momento fueron alertados de que un hombre intentaba ingresar a una finca que está ubicada sobre la calle Juan H. Paiva al 200, que se encontraba sin moradores.
Al llegar a dicho lugar, los policías vieron que un adolescente intentaba abrir “a patadas” la puerta trasera de la vivienda, por lo que procedieron a detenerlo. Dicha detención tuvo que ser “a la fuerza”, dado que el maleante se resistió, propinando golpes de pie y de puño a los funcionarios actuantes, al mismo tiempo que profería insultos y amenazas de muerte.
Tras ser ingresado al móvil policial, el malhechor produjo daños en las puertas traseras y la mampara divisoria del vehículo, lo que fue documentado por el personal de Policía Técnica.
El joven de iniciales R. A. D. F. fue finalmente derivado al Centro de Rehabilitación local por resolución del juzgado penal de turno. Por si esto fuera poco, el comisario y los otros policías actuantes presentaron denuncia escrita en contra del indagado, por amenazas de muerte a ellos y a sus familiares.

Un ladrón de 25 años de edad tenía la particularidad de ingresar a viviendas humildes y robar lo que encontraba a mano, aunque no fuera más que una silla plegable, como ocurrió en uno de los casos.

Este delincuente fue denunciado por 12 robos diferentes ante la Policía, todos perpetrados en los barrios Don Atilio, Minervini y Salto Nuevo. Lugares carenciados y con poca cosa, si se quiere, para hacer robos.

Tras ser capturado por la policía, el malhechor, de iniciales R. S. C., negó en principio ser el autor de los hechos en cuestión, pero las pruebas en su contra eran abrumadoras, dado que fue identificado por varios testigos de las diferentes causas.

Finalmente, el juez penal de turno, lo encontró responsable de siete delitos de hurto, tres de ellos especialmente agravados, por lo que fue a parar a la cárcel. La curiosidad de este ladrón es que solamente robaba viviendas humildes, de las que habitualmente se llevaba objetos de poco valor.

A LA CÁRCEL POR HURTAR CAJA DE VINO

Un sujeto de 29 años se dirigió a un comercio ubicado en la calle Artigas casi Rincón, de donde sustrajo una caja de vino, luego de ocultarla entre su ropa. Tras tomar la bebida alcohólica, el ladrón fue por la revancha, pero esta vez la jugada le salió mal.

Los encargados del comercio ya se habían percatado del robo a través de las cámaras de seguridad, por lo que cuando el malhechor retornó al comercio e intentó llevarse una nueva caja de vino, fue detenido y puesto a disposición de las autoridades policiales.

Finalmente, el delincuente de iniciales M. N. P. B. fue procesado con prisión por un delito de hurto en grado de tentativa, dado que ya tenía antecedentes penales.

OTRO PROCESADO CON PRISIÓN

Un joven de 19 años de edad también fue procesado con prisión en las últimas horas, en este caso por cometer un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.

Como informó oportunamente EL PUEBLO, este delincuente fue apresado en la tarde del miércoles tras intentar ingresar en dos viviendas con fines de robos.

Todo comenzó cuando un comisario de policía que reside en el barrio Jardines Sur, fue alertado por un vecino de que dos hombres estaban a punto de ingresar a una finca ubicada en la calle Industria 1199.

El comisario, que vive a pocas cuadras del lugar, concurrió a la casa en cuestión y se trabó en lucha con uno de los delincuentes, quien finalmente se dio a la fuga junto a su secuaz, dejando abandonada una moto Yumbo Max.

El propio comisario realizó recorridas por las inmediaciones de la zona junto a una unidad policial que había concurrido en apoyo, hasta que en determinado momento fueron alertados de que un hombre intentaba ingresar a una finca que está ubicada sobre la calle Juan H. Paiva al 200, que se encontraba sin moradores.

Al llegar a dicho lugar, los policías vieron que un adolescente intentaba abrir “a patadas” la puerta trasera de la vivienda, por lo que procedieron a detenerlo. Dicha detención tuvo que ser “a la fuerza”, dado que el maleante se resistió, propinando golpes de pie y de puño a los funcionarios actuantes, al mismo tiempo que profería insultos y amenazas de muerte.

Tras ser ingresado al móvil policial, el malhechor produjo daños en las puertas traseras y la mampara divisoria del vehículo, lo que fue documentado por el personal de Policía Técnica.

El joven de iniciales R. A. D. F. fue finalmente derivado al Centro de Rehabilitación local por resolución del juzgado penal de turno. Por si esto fuera poco, el comisario y los otros policías actuantes presentaron denuncia escrita en contra del indagado, por amenazas de muerte a ellos y a sus familiares.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

FUE DETENIDO UN IRASCIBLE DELINCUENTE

FUE DETENIDO
UN IRASCIBLE
DELINCUENTE
En la tarde del miércoles, un oficial de policía que reside en el barrio Jardines Sur fue alertado por un vecino que dos hombres intentaban ingresar a la finca sita en calle Industria 1199. El agente concurrió de inmediato al lugar y se trabó en lucha con uno de los delincuentes, quien finalmente se dio a la fuga junto a su secuaz, dejando abandonada una moto Yumbo Max.
Una unidad policial que había concurrido en apoyo realizó recorridas por las inmediaciones de la zona junto al policía en cuestión, y en determinado momento divisaron a uno de los delincuentes señalados anteriormente, quien intentaba ingresar en una casa ubicada en calle Juan H. Paiva al 200, que se encontraba sin moradores. En esta oportunidad se logró detener al individuo, quien debió ser reducido a viva fuerza, ya que propinaba golpes de pie y de puño a los funcionarios actuantes, al mismo tiempo que profería insultos y amenazas de muerte.
Tras ser ingresado al móvil
En la tarde del miércoles, un oficial de policía que reside en el barrio Jardines Sur fue alertado por un vecino que dos hombres intentaban ingresar a la finca sita en calle Industria 1199. El agente concurrió de inmediato al lugar y se trabó en lucha con uno de los delincuentes, quien finalmente se dio a la fuga junto a su secuaz, dejando abandonada una moto Yumbo Max.
Una unidad policial que había concurrido en apoyo realizó recorridas por las inmediaciones de la zona junto al policía en cuestión, y en determinado momento divisaron a uno de los delincuentes señalados anteriormente, quien intentaba ingresar en una casa ubicada en calle Juan H. Paiva al 200, que se encontraba sin moradores. En esta oportunidad se logró detener al individuo, quien debió ser reducido a viva fuerza, ya que propinaba golpes de pie y de puño a los funcionarios actuantes, al mismo tiempo que profería insultos y amenazas de muerte.
Tras ser ingresado al móvil policial, el malhechor produjo daños en las puertas traseras y la mampara divisoria del vehículo, lo que fue documentado por personal de Policía Técnica.
La conducta del indagado llevó a que los policías actuantes presentaran denuncia escrita en su contra, por amenazas de muerte a ellos y a sus familiares.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Jubilado fue estafado: sacó un préstamo y le dio $18.000 a una desconocida.

La capacidad de asombro no tiene límites en la crónica policial, donde los estafadores están a la orden del día e inventan cualquier historia con tal de captar la atención de las incrédulas víctimas.

En esta oportunidad, quien cayó en la telaraña dialéctica de estos delincuentes de “guante blanco” fue un jubilado de 75 años, quien luego de ser engatusado por una dama, terminó dándole 18.000 pesos producto de un préstamo que ella misma le hizo solicitar.

La historia dio inicio a las 15 horas del miércoles pasado, cuando una mujer petisa, gordita, rubia, de pelo corto y ojos claros se bajó de un automóvil blanco en el barrio Vietnam y preguntó por el paradero de un señor del que apenas conocía el apellido. El hombre en cuestión vivía a unas pocas cuadras de allí, por lo que la mujer no tardó mucho en dar con la persona buscada.

La dama le manifestó al septuagenario que era funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y que había ido a ofrecerle un préstamo del Banco de Previsión Social (BPS), dado que ella misma había sido autorizada a ser la garantía del crédito. Pero había una condición: el hombre debía darle $10.000 a la propia mujer, quien se comprometía a devolver ese dinero pagando las cuotas del préstamo. El jubilado accedió de inmediato a realizar el negocio propuesto, por lo que subió al auto blanco, siendo conducido a las oficinas del BPS.

La fémina que hizo el trabajo de convencimiento no se separó en ningún momento del hombre, ni siquiera cuando este sacó número y esperó su turno en el propio BPS. A los pocos minutos, una funcionaria atendió al septuagenario y le dijo que podía retirar un máximo de 20.000 pesos de préstamo y que dicho dinero se lo dispensarían a través de una red de cobranza del centro de la ciudad.

La estafadora, obviamente, acompañó al jubilado a dicho lugar, donde éste firmó el consentimiento a efectivizar el crédito y en contrapartida le fue entregada la suma acordada. Acto seguido, el hombre le dio a su circunstancial compañera los $10.000 prometidos en su momento, pero no contenta con eso, la susodicha le exigió otros $8.000 y la víctima accedió al nuevo pedido, quedándose con apenas $2.000.

Para lograr su cometido, la mujer juró una y mil veces que se haría cargo de las cuotas del préstamo, pero al final el jubilado no supo más de ella, como podía imaginarse, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional 5a.

a capacidad de asombro no tiene límites en la crónica policial, donde los estafadores están a la orden del día e inventan cualquier historia con tal de captar la atención de las incrédulas víctimas.
En esta oportunidad, quien cayó en la telaraña dialéctica de estos delincuentes de “guante blanco” fue un jubilado de 75 años, quien luego de ser engatusado por una dama, terminó dándole 18.000 pesos producto de un préstamo que ella misma le hizo solicitar.
La historia dio inicio a las 15 horas del miércoles pasado, cuando una mujer petisa, gordita, rubia, de pelo corto y ojos claros se bajó de un automóvil blanco en el barrio Vietnam y preguntó por el paradero de un señor del que apenas conocía el apellido. El hombre en cuestión vivía a unas pocas cuadras de allí, por lo que la mujer no tardó mucho en dar con la persona buscada.
La dama le manifestó al septuagenario que era funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y que había ido a ofrecerle un préstamo del Banco de Previsión Social (BPS), dado que ella misma había sido autorizada a ser la garantía del crédito. Pero había una condición: el hombre debía darle $10.000 a la propia mujer, quien se comprometía a devolver ese dinero pagando las cuotas del préstamo. El jubilado accedió de inmediato a realizar el negocio propuesto, por lo que subió al auto blanco, siendo conducido a las oficinas del BPS.
La fémina que hizo el trabajo de convencimiento no se separó en ningún momento del hombre, ni siquiera cuando este sacó número y esperó su turno en el propio BPS. A los pocos minutos, una funcionaria atendió al septuagenario y le dijo que podía retirar un máximo de 20.000 pesos de préstamo y que dicho dinero se lo dispensarían a través de una red de cobranza del centro de la ciudad.
La estafadora, obviamente, acompañó al jubilado a dicho lugar, donde éste firmó el consentimiento a efectivizar el crédito y en contrapartida le fue entregada la suma acordada. Acto seguido, el hombre le dio a su circunstancial compañera los $10.000 prometidos en su momento, pero no contenta con eso, la susodicha le exigió otros $8.000 y la víctima accedió al nuevo pedido, quedándose con apenas $2.000.
Para lograr su cometido, la mujer juró una y mil veces que se haría cargo de las cuotas del préstamo, pero al final el jubilado no supo más de ella, como podía imaginarse, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional 5a

Publicado en Destacados, Policiales, TitularesComentarios (4)

Un conductor intentó atropellar a un inspector de tránsito en el estacionamiento del shopping

Un hombre realizaba maniobras indebidas (derrapes) con su camioneta Volkswagen Amarok en el estacionamiento del shopping, cuando fue divisado por un inspector de tránsito, quien le hizo señas para que detuviera el vehículo y se bajara del mismo.
Pero el conductor no sólo hizo caso omiso, sino que dio marcha atrás y se dirigió hacia la posición del funcionario municipal con intenciones de atropellarlo, según denunció éste último en la seccional 2a. El denunciante logró saltar hacia un costado, con lo que evitó “ser aplastado contra otra camioneta que estaba estacionada en el lugar”, de acuerdo a su declaración.
El inspector de tránsito logró anotar la matrícula del vehículo, por lo que la Policía identificó al acusado, quien será indagado en las próximas horas.
El hecho se registró a las siete de la mañana del miércoles.
No es la primera vez que un inspector de tránsito es víctima de agresión o de intento de agresión. Ya son varios los casos en los que los conductores de diferentes vehículos, tras ser “atrapados” luego de cometer una infracción de tránsito, descargaron su furia contra el inspector e intentaron golpearlo o llegaron al extremo de intentar atropellarlo, como el caso comentado al inicio.
Un hombre realizaba maniobras indebidas (derrapes) con su camioneta Volkswagen Amarok en el estacionamiento del shopping, cuando fue divisado por un inspector de tránsito, quien le hizo señas para que detuviera el vehículo y se bajara del mismo.
Pero el conductor no sólo hizo caso omiso, sino que dio marcha atrás y se dirigió hacia la posición del funcionario municipal con intenciones de atropellarlo, según denunció éste último en la seccional 2a. El denunciante logró saltar hacia un costado, con lo que evitó “ser aplastado contra otra camioneta que estaba estacionada en el lugar”, de acuerdo a su declaración.
El inspector de tránsito logró anotar la matrícula del vehículo, por lo que la Policía identificó al acusado, quien será indagado en las próximas horas.
El hecho se registró a las siete de la mañana del miércoles.
No es la primera vez que un inspector de tránsito es víctima de agresión o de intento de agresión. Ya son varios los casos en los que los conductores de diferentes vehículos, tras ser “atrapados” luego de cometer una infracción de tránsito, descargaron su furia contra el inspector e intentaron golpearlo o llegaron al extremo de intentar atropellarlo, como el caso comentado al inicio.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (3)

Otro choque entre una motocicleta y un camión

Ayer de mañana hubo otro choque protagonizado por una motocicleta y un camión. El accidente ocurrió en calle Washington Beltrán entre Rivera y Varela, y afortunadamente en este caso no hubo que lamentar lesionados.
El conductor del birrodado cayó al pavimento y sufrió algunos golpes de menor entidad, por lo que tras ser atendido por los médicos de una emergencia móvil, fue derivado a su domicilio particular.

Ayer de mañana hubo otro choque protagonizado por una motocicleta y un camión. El accidente ocurrió en calle Washington Beltrán entre Rivera y Varela, y afortunadamente en este caso no hubo que lamentar lesionados.

El conductor del birrodado cayó al pavimento y sufrió algunos golpes de menor entidad, por lo que tras ser atendido por los médicos de una emergencia móvil, fue derivado a su domicilio particular.

10 4 14 002

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Un joven tiene en jaque al personal femenino de un centro de estudio, a quien manosea y amenaza de muerte con una navaja

Un joven de 25 años se ha transformado en el terror de las funcionarias de un centro educativo para personas con problemas de aprendizaje, ubicado en el centro de la ciudad.
El estudiante hace apenas dos semanas que concurre al lugar, pero ya tiene un prontuario repleto de faltas graves, lo que llevó a que los responsables del instituto realizaran la denuncia correspondiente en la seccional 1a, por “amenazas y agresión física”.
El veinteañero ha sido protagonista de un sinnúmero de incidentes, la mayoría en perjuicio del personal femenino del establecimiento. El alumno manoseó a varias funcionarias del centro educativo y las amenazó de muerte con una navaja. Además, intentó golpear a un funcionario con un termo y agredió físicamente a un compañero de clase.
El joven, además, no respeta los castigos disciplinarios que le impusieron las autoridades del centro, por lo que éstas solicitan que la justicia disponga una prohibición de acercamiento que impida que el denunciado se aproxime al instituto y al personal del mismo.
VÍCTIMA MASCULINA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA
Un hombre de 46 años denunció a su esposa de 45 por violencia doméstica, en lo que representa el tercer caso de este tipo en nuestro departamento en lo que va del año, dado que la gran mayoría de las veces la víctima resulta ser la mujer.
El cuadragenario dio a conocer una historia poco común que, según afirmó, lleva dos décadas. El denunciante afirmó que hace “20 años” que desea separarse de su mujer, con quien hace 27 que está casado, pero le resulta “imposible”, porque ésta no lo deja.
El hombre ha intentado una y otra vez cortar el vínculo con su concubina, pero ésta “lo acosa y lo persigue sin importarle lo que deja atrás”, según consta textualmente en la denuncia policial. La mujer lo “insulta con el más bajo vocabulario” todos los días y amenaza con suicidarse si él la deja.
La pareja, que actualmente vive en Colonia Garibaldi, residía anteriormente en la ciudad de Melo, donde tenían una casa con un almacén al frente. El hombre tuvo que mudarse a Salto por cuestiones de trabajo y la mujer “lo siguió”, dejando atrás la casa y el comercio que poseía en la capital de Cerro Largo.
El denunciante admite haber soportado “todo lo posible”, porque sus hijos eran menores, pero ahora que los vástagos son mayores, solicita que la justicia obligue a su esposa a retirarse de la casa donde viven, porque la misma es alquilada por la empresa donde trabaja, además de disponer una prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación.
ROBO EN UN LICEO
Una mujer de 43 años que concurre al liceo IPOLL por las noches denunció que el miércoles cerca de las 21 horas, olvidó su cartera en uno de los baños del centro de estudio. Cuando se percató del hecho y fue a buscarla, la misma había sido vaciada y arrojada al piso.
La denunciante aseguró que en el interior de la cartera había guardado 320 dólares y 15.000 pesos, dinero que obviamente había desaparecido, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional 2a.
INTENTO DE ARREBATO
Una mujer impidió que un delincuente le arrebatara su cartera en la noche del miércoles. La susodicha había concurrido al supermercado Ta-Ta Cerro, y al salir del mismo y llegar a las calles Asencio y Unión vio a dos hombres en una motocicleta en actitud sospechosa. Esto fue clave para permanecer atenta y darse cuenta del momento exacto en que los individuos se dirigieron hacia donde ella se encontraba. Uno de los delincuentes le cinchó la cartera, pero no pudo sacársela.
La mujer logró ver la matrícula del birrodado, que se dio inmediatamente a la fuga, y tras comunicárselo a los funcionarios policiales de la seccional 5a, se constató que dicho vehículo había sido robado el día anterior.
El mismo miércoles se consumó un arrebato cerca de las 20.30. Una septuagenaria denunció que a esa hora, cuando estaba parada frente a su casa sita en calle Sarandí al 300, fue abordada por dos hombres, quienes le arrebataron su cartera. En ella había guardado 3.000 pesos, un par de lentes de receta y documentos personales. El ladrón era esperado en la intersección de Sarandí y Cervantes por un secuaz en una motocicleta, con el que se dio inmediatamente a la fuga.

Un joven de 25 años se ha transformado en el terror de las funcionarias de un centro educativo para personas con problemas de aprendizaje, ubicado en el centro de la ciudad.

El estudiante hace apenas dos semanas que concurre al lugar, pero ya tiene un prontuario repleto de faltas graves, lo que llevó a que los responsables del instituto realizaran la denuncia correspondiente en la seccional 1a, por “amenazas y agresión física”.

El veinteañero ha sido protagonista de un sinnúmero de incidentes, la mayoría en perjuicio del personal femenino del establecimiento. El alumno manoseó a varias funcionarias del centro educativo y las amenazó de muerte con una navaja. Además, intentó golpear a un funcionario con un termo y agredió físicamente a un compañero de clase.

El joven, además, no respeta los castigos disciplinarios que le impusieron las autoridades del centro, por lo que éstas solicitan que la justicia disponga una prohibición de acercamiento que impida que el denunciado se aproxime al instituto y al personal del mismo.

VÍCTIMA MASCULINA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA

Un hombre de 46 años denunció a su esposa de 45 por violencia doméstica, en lo que representa el tercer caso de este tipo en nuestro departamento en lo que va del año, dado que la gran mayoría de las veces la víctima resulta ser la mujer.

El cuadragenario dio a conocer una historia poco común que, según afirmó, lleva dos décadas. El denunciante afirmó que hace “20 años” que desea separarse de su mujer, con quien hace 27 que está casado, pero le resulta “imposible”, porque ésta no lo deja.

El hombre ha intentado una y otra vez cortar el vínculo con su concubina, pero ésta “lo acosa y lo persigue sin importarle lo que deja atrás”, según consta textualmente en la denuncia policial. La mujer lo “insulta con el más bajo vocabulario” todos los días y amenaza con suicidarse si él la deja.

La pareja, que actualmente vive en Colonia Garibaldi, residía anteriormente en la ciudad de Melo, donde tenían una casa con un almacén al frente. El hombre tuvo que mudarse a Salto por cuestiones de trabajo y la mujer “lo siguió”, dejando atrás la casa y el comercio que poseía en la capital de Cerro Largo.

El denunciante admite haber soportado “todo lo posible”, porque sus hijos eran menores, pero ahora que los vástagos son mayores, solicita que la justicia obligue a su esposa a retirarse de la casa donde viven, porque la misma es alquilada por la empresa donde trabaja, además de disponer una prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación.

ROBO EN UN LICEO

Una mujer de 43 años que concurre al liceo IPOLL por las noches denunció que el miércoles cerca de las 21 horas, olvidó su cartera en uno de los baños del centro de estudio. Cuando se percató del hecho y fue a buscarla, la misma había sido vaciada y arrojada al piso.

La denunciante aseguró que en el interior de la cartera había guardado 320 dólares y 15.000 pesos, dinero que obviamente había desaparecido, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional 2a.

INTENTO DE ARREBATO

Una mujer impidió que un delincuente le arrebatara su cartera en la noche del miércoles. La susodicha había concurrido al supermercado Ta-Ta Cerro, y al salir del mismo y llegar a las calles Asencio y Unión vio a dos hombres en una motocicleta en actitud sospechosa. Esto fue clave para permanecer atenta y darse cuenta del momento exacto en que los individuos se dirigieron hacia donde ella se encontraba. Uno de los delincuentes le cinchó la cartera, pero no pudo sacársela.

La mujer logró ver la matrícula del birrodado, que se dio inmediatamente a la fuga, y tras comunicárselo a los funcionarios policiales de la seccional 5a, se constató que dicho vehículo había sido robado el día anterior.

El mismo miércoles se consumó un arrebato cerca de las 20.30. Una septuagenaria denunció que a esa hora, cuando estaba parada frente a su casa sita en calle Sarandí al 300, fue abordada por dos hombres, quienes le arrebataron su cartera. En ella había guardado 3.000 pesos, un par de lentes de receta y documentos personales. El ladrón era esperado en la intersección de Sarandí y Cervantes por un secuaz en una motocicleta, con el que se dio inmediatamente a la fuga.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (1)

Un joven de 16 años está grave tras chocar su moto contra un camión que estaba estacionado, en Colonia Osimani

Un adolescente de 16 años fue internado en el CTI del Hospital local, tras protagonizar un violento choque en la mañana de ayer.
El joven transitaba de sur a norte por un camino vecinal próximo al ingreso a Colonia Osimani, donde no percibió que había un camión estacionado en su misma senda y chocó violentamente contra él, resultando politraumatizado grave.
En el momento en que ocurrió el hecho se había desatado un temporal de lluvia y viento, lo que quizás obstaculizó la visión del motonetista, quien fue trasladado inmediatamente al Hospital, donde permanece internado en estado reservado.
El camión se encontraba estacionado en dicho lugar porque estaban cargando frutas y verduras en él.
RAPIÑA
EN ALMACÉN
Un almacén sito en el barrio Artigas fue robado apenas abrió sus puertas, próximo a las 8.30 de la mañana de la víspera. El empleado del comercio fue sorprendido por un delincuente que les apuntó con un arma de fuego y se llevó 1.000 pesos.
El malhechor se dio a la fuga junto a un secuaz que lo esperaba afuera del establecimiento en una motocicleta.
ROBO EN
CASA DE FAMILIA
En las primeras horas del miércoles, un ladrón visitó una finca sita en calle Córdoba entre Guaraní y Paraguay, y se llevó una bicicleta, 10 cerámicas de 30 x 30 centímetros, una pala de jardín y ropas varias. El hecho fue descubierto por el dueño de casa, quien se levantó a las cuatro de la madrugada con el presentimiento de que algo había ocurrido en el fondo de su vivienda, y cuando se dirigió hacia ese lugar, descubrió que le habían robado los artículos antes mencionados. El hombre realizó la denuncia correspondiente en la seccional 5a. y se practican las averiguaciones del caso.
DOS ROBOS
DE MOTOS
En las últimas horas fueron denunciados otros dos robos de motocicletas. Ambos casos ocurrieron el miércoles en horas de la noche.
Una moto Honda Titán 125 fue estacionada por su propietario con la llave de contacto puesta, por lo que el circunstancial ladrón no tuvo mayores problemas para llevársela del frente de una vivienda del barrio Artigas.
El otro caso denunciado fue el de una Yumbo Max que una mujer dejó estacionada en calle Cerrito casi Artigas, desde donde se la llevaron en cuestión de minutos.
Los robos de motocicleta se han multiplicado en la presente semana, registrándose varias denuncias todos los días. Lamentablemente es un delito que se ha transformado en moneda corriente en nuestra ciudad y del que no se salva ningún barrio. En la estadística, sólo los casos de violencia doméstica superan en número a los hurtos de birrodados.
HURTO DE
REFRESCOS
Una mujer de 74 años, que tiene un almacén en el frente de su casa del barrio Ceibal, denunció que en la madrugada del martes ingresaron personas extrañas a su comercio y le hurtaron todas las botellas de  Coca Cola que tenía guardadas, no llevándose nada más.
Los ladrones forzaron las rejas del frente del domicilio y la cerradura de la puerta principal, para poder acceder luego al interior del almacén y hurtar los refrescos mencionados. El daño fue valuado en 2.000 pesos.

Un adolescente de 16 años fue internado en el CTI del Hospital local, tras protagonizar un violento choque en la mañana de ayer.

El joven transitaba de sur a norte por un camino vecinal próximo al ingreso a Colonia Osimani, donde no percibió que había un camión estacionado en su misma senda y chocó violentamente contra él, resultando politraumatizado grave.

En el momento en que ocurrió el hecho se había desatado un temporal de lluvia y viento, lo que quizás obstaculizó la visión del motonetista, quien fue trasladado inmediatamente al Hospital, donde permanece internado en estado reservado.

El camión se encontraba estacionado en dicho lugar porque estaban cargando frutas y verduras en él.

RAPIÑA EN ALMACÉN

Un almacén sito en el barrio Artigas fue robado apenas abrió sus puertas, próximo a las 8.30 de la mañana de la víspera. El empleado del comercio fue sorprendido por un delincuente que les apuntó con un arma de fuego y se llevó 1.000 pesos.

El malhechor se dio a la fuga junto a un secuaz que lo esperaba afuera del establecimiento en una motocicleta.

ROBO EN CASA DE FAMILIA

En las primeras horas del miércoles, un ladrón visitó una finca sita en calle Córdoba entre Guaraní y Paraguay, y se llevó una bicicleta, 10 cerámicas de 30 x 30 centímetros, una pala de jardín y ropas varias. El hecho fue descubierto por el dueño de casa, quien se levantó a las cuatro de la madrugada con el presentimiento de que algo había ocurrido en el fondo de su vivienda, y cuando se dirigió hacia ese lugar, descubrió que le habían robado los artículos antes mencionados. El hombre realizó la denuncia correspondiente en la seccional 5a. y se practican las averiguaciones del caso.

DOS ROBOS DE MOTOS

En las últimas horas fueron denunciados otros dos robos de motocicletas. Ambos casos ocurrieron el miércoles en horas de la noche.

Una moto Honda Titán 125 fue estacionada por su propietario con la llave de contacto puesta, por lo que el circunstancial ladrón no tuvo mayores problemas para llevársela del frente de una vivienda del barrio Artigas.

El otro caso denunciado fue el de una Yumbo Max que una mujer dejó estacionada en calle Cerrito casi Artigas, desde donde se la llevaron en cuestión de minutos.

Los robos de motocicleta se han multiplicado en la presente semana, registrándose varias denuncias todos los días. Lamentablemente es un delito que se ha transformado en moneda corriente en nuestra ciudad y del que no se salva ningún barrio. En la estadística, sólo los casos de violencia doméstica superan en número a los hurtos de birrodados.

HURTO DE REFRESCOS

Una mujer de 74 años, que tiene un almacén en el frente de su casa del barrio Ceibal, denunció que en la madrugada del martes ingresaron personas extrañas a su comercio y le hurtaron todas las botellas de  Coca Cola que tenía guardadas, no llevándose nada más.

Los ladrones forzaron las rejas del frente del domicilio y la cerradura de la puerta principal, para poder acceder luego al interior del almacén y hurtar los refrescos mencionados. El daño fue valuado en 2.000 pesos.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (1)

Una abuela denunció que su nieto de 8 años fue violado por un joven de 16, que además habría filmado el abuso

Un menor de ocho años fue presuntamente violado por un joven de 16, según denunció la abuela de la víctima ante la Seccional Cuarta de Policía.

El hecho, de acuerdo a la denuncia registrada, ocurrió en una casa de la zona del extremo este de la ciudad y existiría una prueba contundente que incriminaría al adolescente en cuestión, dado que éste habría grabado el abuso con la computadora XO del propio niño.

El jueves 3 del presente mes, el niño de ocho años concurrió por la tarde a la casa del joven de 16, quien le pidió que se desnudara, según consta en el expediente policial.

Acto seguido, el adolescente violó al pequeño y grabó el abuso con la computadora portátil antes indicada, siempre de acuerdo a la versión dada por la denunciante. Finalmente, el agresor le dio al niño una moneda de 10 pesos y lo amenazó para que no contara lo sucedido.

La madre del niño presuntamente abusado admitió haber visto “algunos videos” en la computadora de su hijo, donde éste se encontraba “desnudo” en una cama y se escuchaban las carcajadas de otra persona cuyo rostro no aparecía en la filmación.

La Policía incautó la computadora para analizar los videos que observó la madre y otros que la mujer no llegó a ver. Según informaron a EL PUEBLO las fuentes policiales consultadas, la madre, además, confesó que su hijo le “ha contado” que era manoseado por el joven denunciado.

El caso se encuentra en la órbita judicial. Ayer se tomaron las primeras declaraciones del caso, continuando las actuaciones en la jornada de hoy.

TRES DENUNCIAS, UN PROCESADO

En lo que va del año hubo otras tres denuncias por violación en nuestro departamento, habiéndose comprobado una sola de ellas.

El único caso en que la justicia le dio la razón a la parte denunciante fue el de una mujer de 23 años que fue violada por su ex pareja de 27 años, con quien tiene dos hijos en común de un año y medio y dos meses, respectivamente. El violador fue procesado con prisión.

El abuso sexual se consumó a mediados de febrero, cuando el violador llegó a la casa de la víctima por la noche, y la amenazó con un cuchillo, antes de quitarle el short que llevaba puesto y la ropa interior, para luego violarla “a la fuerza”, según la versión que dio la joven en la sede policial. Agregó que el hombre usó la violación como un gesto “de venganza” por haber sido dejado por ella.

La dama dio aviso a la policía inmediatamente que el violador abandonó su finca y enseguida fue trasladada al Centro Médico, donde fue vista por un médico y una partera, quienes expidieron el certificado médico correspondiente, algo que fue clave para comprobar que había existido el contacto venéreo entre las partes.

ROBO REITERADO A IGLESIA

Un pastor de la iglesia pentecostal “Dios es amor” ubicada en la calle Uruguay al 2847 denunció que dicho centro religioso fue invadido por personas extrañas por sexta vez en los últimos tiempos. La mayoría de las veces los visitantes ingresan a la iglesia a robar, pero en otras oportunidades lo hacen simplemente para destrozar cosas.

El último delito fue cometido esta semana, cuando una o varias personas ingresaron al recinto tras romper dos candados y la cerradura de una puerta.

Una vez adentro, los visitantes se dirigieron a la librería del lugar y tiraron todos los libros al piso, dejaron el lugar en completo desorden. No se constató el faltante de ningún artículo, quizás porque este tipo de personas no es muy asiduo a la lectura.

DOS NUEVOS CASOS DE ARREBATO

Los motochorros siguen haciendo de las suyas en nuestra ciudad. Como muestra, alcanza con repasar los últimos dos casos denunciados.

Cerca de las nueve de la noche del martes, una mujer iba caminando por calle Chiazzaro entre Bolivia y Herrera y Obes, cuando de repente pasó un motonetista por detrás suyo y le arrebató la cartera que llevaba en las manos. En el interior de la misma había 500 pesos, un par de lentes recetados, llaves varias y documentos personales. Luego de ser realizada la denuncia correspondiente, efectivos de la seccional Quinta recorrieron la zona sin poder dar con el paradero del ladrón.

Unos 15 minutos después de ocurrido el robo contado anteriormente, sucedió un nuevo arrebato. El hecho se registró en calle San Eugenio (no se especificó a qué altura), cuando una mujer que circulaba en moto fue víctima de hurto de parte de dos hombres que también andaban en un birrodado. Los ladrones se apoderaron de la cartera de la víctima, que contenía $6.000, un celular y varios documentos.

OTRO DELINCUENTE A PRISIÓN

Por orden del juez penal de turno, un delincuente que había sido procesado sin prisión, fue finalmente mandado al Centro de Rehabilitación local.

Presuntamente, el individuo no cumplió con las medidas sustitutivas que le había aplicado el magistrado actuante, por lo que terminó en la cárcel.

El hombre había recuperado su libertad el 17 de febrero pasado.

Un menor de ocho años fue presuntamente violado por un joven de 16, según denunció la abuela de la víctima ante la Seccional Cuarta de Policía.
El hecho, de acuerdo a la denuncia registrada, ocurrió en una casa de la zona del extremo este de la ciudad y existiría una prueba contundente que incriminaría al adolescente en cuestión, dado que éste habría grabado el abuso con la computadora XO del propio niño.
El jueves 3 del presente mes, el niño de ocho años concurrió por la tarde a la casa del joven de 16, quien le pidió que se desnudara, según consta en el expediente policial.
Acto seguido, el adolescente violó al pequeño y grabó el abuso con la computadora portátil antes indicada, siempre de acuerdo a la versión dada por la denunciante. Finalmente, el agresor le dio al niño una moneda de 10 pesos y lo amenazó para que no contara lo sucedido.
La madre del niño presuntamente abusado admitió haber visto “algunos videos” en la computadora de su hijo, donde éste se encontraba “desnudo” en una cama y se escuchaban las carcajadas de otra persona cuyo rostro no aparecía en la filmación.
La Policía incautó la computadora para analizar los videos que observó la madre y otros que la mujer no llegó a ver. Según informaron a EL PUEBLO las fuentes policiales consultadas, la madre, además, confesó que su hijo le “ha contado” que era manoseado por el joven denunciado.
El caso se encuentra en la órbita judicial. Ayer se tomaron las primeras declaraciones del caso, continuando las actuaciones en la jornada de hoy.
TRES DENUNCIAS,
UN PROCESADO
En lo que va del año hubo otras tres denuncias por violación en nuestro departamento, habiéndose comprobado una sola de ellas.
El único caso en que la justicia le dio la razón a la parte denunciante fue el de una mujer de 23 años que fue violada por su ex pareja de 27 años, con quien tiene dos hijos en común de un año y medio y dos meses, respectivamente. El violador fue procesado con prisión.
El abuso sexual se consumó a mediados de febrero, cuando el violador llegó a la casa de la víctima por la noche, y la amenazó con un cuchillo, antes de quitarle el short que llevaba puesto y la ropa interior, para luego violarla “a la fuerza”, según la versión que dio la joven en la sede policial. Agregó que el hombre usó la violación como un gesto “de venganza” por haber sido dejado por ella.
La dama dio aviso a la policía inmediatamente que el violador abandonó su finca y enseguida fue trasladada al Centro Médico, donde fue vista por un médico y una partera, quienes expidieron el certificado médico correspondiente, algo que fue clave para comprobar que había existido el contacto venéreo entre las partes.
ROBO REITERADO
A IGLESIA
Un pastor de la iglesia pentecostal “Dios es amor” ubicada en la calle Uruguay al 2847 denunció que dicho centro religioso fue invadido por personas extrañas por sexta vez en los últimos tiempos. La mayoría de las veces los visitantes ingresan a la iglesia a robar, pero en otras oportunidades lo hacen simplemente para destrozar cosas.
El último delito fue cometido esta semana, cuando una o varias personas ingresaron al recinto tras romper dos candados y la cerradura de una puerta.
Una vez adentro, los visitantes se dirigieron a la librería del lugar y tiraron todos los libros al piso, dejaron el lugar en completo desorden. No se constató el faltante de ningún artículo, quizás porque este tipo de personas no es muy asiduo a la lectura.
DOS NUEVOS CASOS
DE ARREBATO
Los motochorros siguen haciendo de las suyas en nuestra ciudad. Como muestra, alcanza con repasar los últimos dos casos denunciados.
Cerca de las nueve de la noche del martes, una mujer iba caminando por calle Chiazzaro entre Bolivia y Herrera y Obes, cuando de repente pasó un motonetista por detrás suyo y le arrebató la cartera que llevaba en las manos. En el interior de la misma había 500 pesos, un par de lentes recetados, llaves varias y documentos personales. Luego de ser realizada la denuncia correspondiente, efectivos de la seccional Quinta recorrieron la zona sin poder dar con el paradero del ladrón.
Unos 15 minutos después de ocurrido el robo contado anteriormente, sucedió un nuevo arrebato. El hecho se registró en calle San Eugenio (no se especificó a qué altura), cuando una mujer que circulaba en moto fue víctima de hurto de parte de dos hombres que también andaban en un birrodado. Los ladrones se apoderaron de la cartera de la víctima, que contenía $6.000, un celular y varios documentos.
OTRO DELINCUENTE
A PRISIÓN
Por orden del juez penal de turno, un delincuente que había sido procesado sin prisión, fue finalmente mandado al Centro de Rehabilitación local.
Presuntamente, el individuo no cumplió con las medidas sustitutivas que le había aplicado el magistrado actuante, por lo que terminó en la cárcel.
El hombre había recuperado su libertad el 17 de febrero pasad

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (2)

Los hurtos de motocicleta son una historia de nunca acabar

Los robos de motocicletas ocurren prácticamente todos los días en nuestra ciudad. En las últimas horas fueron denunciados tres nuevos casos, en las seccionales Segunda, Tercera y Cuarta, lo que demuestra que no hay barrio ni jurisdicción que se salve de este delito.
Un hombre denunció en la seccional Tercera que su birrodado fue hurtado del porche de su casa sita en calle Zelmar Michelini al 1700. La moto Yumbo Max estaba con traba de seguridad, pero eso no fue impedimento para que los delincuentes se la llevaran.
Otro de los hurtos ocurrió en el barrio Calafí, según quedó establecido en la seccional Cuarta. En esta oportunidad, la motocicleta marca Vespa Piaggio 50cc fue hurtada del fondo de una vivienda, lo que indica que en muchos casos no hay lugar seguro para guardar los vehículos.
Y el tercer hurto sucedió en avenida Barbieri al 1400, donde una mujer dejó estacionada su moto marca Winner con traba de seguridad, y cuando fue a buscarla ya no estaba en dicho lugar, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional Segunda.
Está claro que no deben dejarse estacionadas las motocicletas en cualquier parte, porque el riesgo de que sean hurtadas es importante. De todas formas, los ladrones parecen no tener límites, dado que también ingresan a las fincas para robar los birrodados, como queda demostrado con los casos reseñados líneas arriba.

Los robos de motocicletas ocurren prácticamente todos los días en nuestra ciudad. En las últimas horas fueron denunciados tres nuevos casos, en las seccionales Segunda, Tercera y Cuarta, lo que demuestra que no hay barrio ni jurisdicción que se salve de este delito.

Un hombre denunció en la seccional Tercera que su birrodado fue hurtado del porche de su casa sita en calle Zelmar Michelini al 1700. La moto Yumbo Max estaba con traba de seguridad, pero eso no fue impedimento para que los delincuentes se la llevaran.

Otro de los hurtos ocurrió en el barrio Calafí, según quedó establecido en la seccional Cuarta. En esta oportunidad, la motocicleta marca Vespa Piaggio 50cc fue hurtada del fondo de una vivienda, lo que indica que en muchos casos no hay lugar seguro para guardar los vehículos.

Y el tercer hurto sucedió en avenida Barbieri al 1400, donde una mujer dejó estacionada su moto marca Winner con traba de seguridad, y cuando fue a buscarla ya no estaba en dicho lugar, por lo que realizó la denuncia correspondiente en la seccional Segunda.

Está claro que no deben dejarse estacionadas las motocicletas en cualquier parte, porque el riesgo de que sean hurtadas es importante. De todas formas, los ladrones parecen no tener límites, dado que también ingresan a las fincas para robar los birrodados, como queda demostrado con los casos reseñados líneas arriba.

Publicado en PolicialesComentarios (0)

Un ladrón aprovechó un accidente de tránsito para robar un casco de moto

Un joven de 19 años tuvo un accidente de tránsito en la Costanera Norte próximo a las cuatro de la madrugada del lunes. El adolescente perdió el dominio del bi rodado y cayó al pavimento. Varias personas se arrimaron al lugar del hecho para verificar el estado del herido y una de ellas aprovechó para robarle el casco que se había desprendido de su cabeza y se encontraba próximo a su ubicación.
El joven fue trasladado al Sanatorio Uruguay, donde permanece internado en observación, al tiempo que la persona a la que embistió permanece grave y en CTI. La denuncia del hurto la realizó su padre, quien fue avisado del accidente por una joven que le aseguró saber el nombre del ladrón del casco.

Un joven de 19 años tuvo un accidente de tránsito en la Costanera Norte próximo a las cuatro de la madrugada del lunes. El adolescente perdió el dominio del bi rodado y cayó al pavimento. Varias personas se arrimaron al lugar del hecho para verificar el estado del herido y una de ellas aprovechó para robarle el casco que se había desprendido de su cabeza y se encontraba próximo a su ubicación.

El joven fue trasladado al Sanatorio Uruguay, donde permanece internado en observación, al tiempo que la persona a la que embistió permanece grave y en CTI. La denuncia del hurto la realizó su padre, quien fue avisado del accidente por una joven que le aseguró saber el nombre del ladrón del casco.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Mujer con problemas respiratorios denunció que su esposo la castiga regularmente asfixiándola con una frazada

Un hecho dantesco fue denunciado por una mujer de 24 años, que vive en el barrio Malvasio, en la Zona Este de la ciudad, junto a su marido de la misma edad y la hija de ambos de nueve años.
La denunciante afirmó que desde hace tres años su esposo le aplica un castigo cruel, cada vez que discuten por algo y éste se enoja.
El hombre, aprovechando que la dama tiene un problema respiratorio, la asfixia con una frazada, una almohada o “con lo que encuentre a mano”, según afirmó la víctima en la denuncia policial.
La veinteañera tiene problemas para respirar a causa de unos nódulos que los médicos le descubrieron en las cuerdas vocales, por lo que siente “terror” cada vez que su marido le tapa la cara para impedir que respire.
El último incidente ocurrió el domingo pasado, cuando la pareja empezó a discutir a causa de un dinero que el hombre debe y no quiere pagar. Las recriminaciones de su concubina lo enfurecieron, por lo que la agarró y la tiró al piso con intención de aplicarle el “castigo de siempre”, pero ésta logró escaparse y terminó en la Seccional Segunda, donde realizó la denuncia respectiva.
Los efectivos policiales fueron a la finca ubicada en la calle Pasaje 17 metros a buscar al agresor, pero éste no se encontraba en su casa, habiendo dejado a su hija en la casa de una vecina.
Este lamentable hecho sirve para ilustrar el delito más común de nuestra ciudad en los últimos tiempos: la violencia doméstica. Las denuncias de mujeres agredidas por sus propios maridos -en mayor porcentaje-, o por otros integrantes de su núcleo familiar, son moneda corriente.
El caso narrado al comienzo de este artículo refleja un hecho puntual: el asfixiamiento con el que el denunciado somete a su esposa, aunque la violencia física data del comienzo mismo de la relación, según manifestó la víctima.
Como prueba, basta decir que la propia mujer ya había denunciado a su esposo por violencia doméstica hace seis años, cuando estaba embarazada, según pudo saber EL PUEBLO.
En muchas oportunidades, las denuncias se consuman después de que la mujer aguantó durante 10, 20 o hasta 50 años el castigo físico de parte de su marido, y un día, por circunstancias dignas de estudio psicológico, decide decir basta y se presenta en la Seccional respectiva para que la justicia tome cartas en el asunto.
Hace algunas semanas, incluso, una septuagenaria denunció por maltrato físico a su hijo. La señora aseveró haber sido golpeada toda la vida por su esposo, quien falleció recientemente. Con el deceso del agresor, la dama pensó que la tortura llegaba a su fin, pero se equivocó, porque el hijo adoptó las conductas violentas de su progenitor.
En ese momento, su madre no soportó más y lo denunció. ¿Por qué anteriormente había aguantado más de 50 años de tortura matrimonial? Quizás por dependencia económica, quizás por miedo… Lo concreto es que un día decidió dejar de ser víctima y tomó el camino correcto para hacerlo.
En la gran mayoría de las denuncias, las víctimas establecen que la historia arrancó con violencia verbal y psicológica y derivó en violencia física. En buena parte de los casos, los hechos de violencia arrancaron al inicio mismo de la relación, o sea, cuando no existe dependencia de las partes como excusa para no denunciar el hecho.
Hace algunos años, los hombres denunciados por violencia doméstica eran contados. Hoy ya no. Tal vez sea un indicio de que este delito ha sufrido un fuerte ascenso o quizás de que las mujeres empezaron a tomar consciencia de que su marido no tiene derecho a agredirlas.
Como dato extra, vale decir que en lo que va del año, dos hombres denunciaron haber sido agredidos por sus esposas. Pero fueron casos aislados en un mar de denuncias femeninas.
PROCESADO POR
ROBAR CABLES
Un empleado de un local comercial sito en Avenida Brasil y Joaquín Suárez se encontraba realizando tareas de reparación en dicho lugar, cuando de repente vio que un hombre delgado de remera celeste y jeans rojos guardaba dentro de una mochila varios cables que él estaba usando para hacer los arreglos correspondientes. Al llamarle la atención, el ladrón se dio a la fuga por Avenida Brasil hacia el este. Tras verificar los materiales disponibles, el empleado descubrió el faltante de varios rollos de cables de distintos tipos y colores.
Tras realizar la denuncia respectiva y dar la descripción del delincuente, los funcionarios policiales lograron capturarlo de inmediato, no sin antes tener algún inconveniente, dado que el indagado le dio un cabezazo al agente que lo detuvo.
Conducido a la Seccional 1a, el malhechor admitió haber agredido al policía porque “se encontraba alcoholizado”. Sobre el hecho denunciado, el hombre de 31 años confesó haber agarrado los cables en cuestión, pero fue porque pensó que “estaban tirados”, aunque contradictoriamente admitió haberse dado a la fuga cuando escuchó que desde la puerta del comercio le dieron la voz de alto.
El delincuente, que el día del robo se encontraba “buscando” cobre y aluminio en unos “tarros de basura”, comentó que tenía la intención de quemar los cables para vender el cobre en una chatarrería.
Finalmente, el individuo fue procesado sin prisión por el juez penal de turno, quien le impuso como medida alternativa a la cárcel la presentación una vez por semana en la seccional más próxima a su domicilio por espacio de 60 días.
ROBARON EN
UNA ESCUELA
La Escuela 78, ubicada en Silvestre Blanco e Invernizzi, y cuyos alumnos acaban de ser galardonados con un premio nacional de cuentos, sufrió el robo de varias lámparas de bajo consumo y sus respectivos arrancadores.
La directora del establecimiento constató que los ladrones rompieron un vidrio de la cocina del lugar, de 1.95 por 1.45 metros y de 70 milímetros de espesor, y de esa forma accedieron al interior de la escuela.
Los vecinos de la zona vieron salir del centro de enseñanza a dos hermanos de 12 y 14 años de edad, respectivamente, quienes llevaban consigo los objetos del hurto. Los mismos fueron valuados en 2.000 pesos.

Un hecho dantesco fue denunciado por una mujer de 24 años, que vive en el barrio Malvasio, en la Zona Este de la ciudad, junto a su marido de la misma edad y la hija de ambos de nueve años.

La denunciante afirmó que desde hace tres años su esposo le aplica un castigo cruel, cada vez que discuten por algo y éste se enoja.

El hombre, aprovechando que la dama tiene un problema respiratorio, la asfixia con una frazada, una almohada o “con lo que encuentre a mano”, según afirmó la víctima en la denuncia policial.

La veinteañera tiene problemas para respirar a causa de unos nódulos que los médicos le descubrieron en las cuerdas vocales, por lo que siente “terror” cada vez que su marido le tapa la cara para impedir que respire.

El último incidente ocurrió el domingo pasado, cuando la pareja empezó a discutir a causa de un dinero que el hombre debe y no quiere pagar. Las recriminaciones de su concubina lo enfurecieron, por lo que la agarró y la tiró al piso con intención de aplicarle el “castigo de siempre”, pero ésta logró escaparse y terminó en la Seccional Segunda, donde realizó la denuncia respectiva.

Los efectivos policiales fueron a la finca ubicada en la calle Pasaje 17 metros a buscar al agresor, pero éste no se encontraba en su casa, habiendo dejado a su hija en la casa de una vecina.

Este lamentable hecho sirve para ilustrar el delito más común de nuestra ciudad en los últimos tiempos: la violencia doméstica. Las denuncias de mujeres agredidas por sus propios maridos -en mayor porcentaje-, o por otros integrantes de su núcleo familiar, son moneda corriente.

El caso narrado al comienzo de este artículo refleja un hecho puntual: el asfixiamiento con el que el denunciado somete a su esposa, aunque la violencia física data del comienzo mismo de la relación, según manifestó la víctima.

Como prueba, basta decir que la propia mujer ya había denunciado a su esposo por violencia doméstica hace seis años, cuando estaba embarazada, según pudo saber EL PUEBLO.

En muchas oportunidades, las denuncias se consuman después de que la mujer aguantó durante 10, 20 o hasta 50 años el castigo físico de parte de su marido, y un día, por circunstancias dignas de estudio psicológico, decide decir basta y se presenta en la Seccional respectiva para que la justicia tome cartas en el asunto.

Hace algunas semanas, incluso, una septuagenaria denunció por maltrato físico a su hijo. La señora aseveró haber sido golpeada toda la vida por su esposo, quien falleció recientemente. Con el deceso del agresor, la dama pensó que la tortura llegaba a su fin, pero se equivocó, porque el hijo adoptó las conductas violentas de su progenitor.

En ese momento, su madre no soportó más y lo denunció. ¿Por qué anteriormente había aguantado más de 50 años de tortura matrimonial? Quizás por dependencia económica, quizás por miedo… Lo concreto es que un día decidió dejar de ser víctima y tomó el camino correcto para hacerlo.

En la gran mayoría de las denuncias, las víctimas establecen que la historia arrancó con violencia verbal y psicológica y derivó en violencia física. En buena parte de los casos, los hechos de violencia arrancaron al inicio mismo de la relación, o sea, cuando no existe dependencia de las partes como excusa para no denunciar el hecho.

Hace algunos años, los hombres denunciados por violencia doméstica eran contados. Hoy ya no. Tal vez sea un indicio de que este delito ha sufrido un fuerte ascenso o quizás de que las mujeres empezaron a tomar consciencia de que su marido no tiene derecho a agredirlas.

Como dato extra, vale decir que en lo que va del año, dos hombres denunciaron haber sido agredidos por sus esposas. Pero fueron casos aislados en un mar de denuncias femeninas.

PROCESADO POR ROBAR CABLES

Un empleado de un local comercial sito en Avenida Brasil y Joaquín Suárez se encontraba realizando tareas de reparación en dicho lugar, cuando de repente vio que un hombre delgado de remera celeste y jeans rojos guardaba dentro de una mochila varios cables que él estaba usando para hacer los arreglos correspondientes. Al llamarle la atención, el ladrón se dio a la fuga por Avenida Brasil hacia el este. Tras verificar los materiales disponibles, el empleado descubrió el faltante de varios rollos de cables de distintos tipos y colores.

Tras realizar la denuncia respectiva y dar la descripción del delincuente, los funcionarios policiales lograron capturarlo de inmediato, no sin antes tener algún inconveniente, dado que el indagado le dio un cabezazo al agente que lo detuvo.

Conducido a la Seccional 1a, el malhechor admitió haber agredido al policía porque “se encontraba alcoholizado”. Sobre el hecho denunciado, el hombre de 31 años confesó haber agarrado los cables en cuestión, pero fue porque pensó que “estaban tirados”, aunque contradictoriamente admitió haberse dado a la fuga cuando escuchó que desde la puerta del comercio le dieron la voz de alto.

El delincuente, que el día del robo se encontraba “buscando” cobre y aluminio en unos “tarros de basura”, comentó que tenía la intención de quemar los cables para vender el cobre en una chatarrería.

Finalmente, el individuo fue procesado sin prisión por el juez penal de turno, quien le impuso como medida alternativa a la cárcel la presentación una vez por semana en la seccional más próxima a su domicilio por espacio de 60 días.

ROBARON EN UNA ESCUELA

La Escuela 78, ubicada en Silvestre Blanco e Invernizzi, y cuyos alumnos acaban de ser galardonados con un premio nacional de cuentos, sufrió el robo de varias lámparas de bajo consumo y sus respectivos arrancadores.

La directora del establecimiento constató que los ladrones rompieron un vidrio de la cocina del lugar, de 1.95 por 1.45 metros y de 70 milímetros de espesor, y de esa forma accedieron al interior de la escuela.

Los vecinos de la zona vieron salir del centro de enseñanza a dos hermanos de 12 y 14 años de edad, respectivamente, quienes llevaban consigo los objetos del hurto. Los mismos fueron valuados en 2.000 pesos.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (2)

Dos procesados, uno por pegarle dos puntazos con un pico de botella a su compañero de beberaje

Continúa en grave estado el peatón que fue embestido en la Costanera Norte, el domingo por la mañana, a la salida de un local bailable de los que conforman la movida nocturna. Se trata de un joven de 25 años de edad, quien, según consignaron fuentes policiales a EL PUEBLO continúa internado en estado grave.
PEATÓN EMBESTIDO
EN ESTADO GRAVE
Habían pasado cinco minutos de las seis de la mañana cuando se tomó conocimiento que en la Costanera Norte, frente al local bailable BIRRA, había sido embestida una persona por un motonetista. Por tal motivo, la policía concurrió al lugar desde donde fue conducido en ambulancia médica, un individuo de iniciales G.G.G. de 25 años de edad, al que le diagnosticaron Politraumatizado grave, siendo internado en el Hospital de Salto en CTI.
Este sujeto, fue embestido por un motonetista que circulaba por dicha zona, conduciendo una moto marca Yumbo matriícula HKX 100 el que también cayó al pavimento resultando, politraumatizado, quedó internado en el Sanatorio Uruguay. “Al ser averiguado, expresó que circulaba por la Costanera Norte con dirección al Norte conduciendo su moto a una marcha normal y un peatón que circulaba por la calzada del lado Este, en forma imprevista se cruzó a la circulación por lo que no pudo evitar embestirlo, cayendo ambos al pavimento.
Puesto en conocimiento del señor Juez Letrado dispuso inspección de frenos a la moto, relevamiento fotográfico, extracción de sangre al peatón, que actúe el Médico Forense, la entrega de la moto y que se eleven los antecedentes lo que se dio cumplimiento.
Se hace constar además que con relación al accidente, posteriormente se presentó en la Seccional 5ta. el padre del conductor de la moto, el que formuló la denuncia del hurto desde el lugar del hecho, del casco de su hijo, avaluando el perjuicio en la suma de $ 3.000 pesos por lo que solicitaba las medidas del caso, la policía dijo que se practican las averiguaciones de surgir novedad se ampliará.
DOS PROCESADOS
Dos personas resultaron procesadas luego de haber sido autoras de distintos delitos. Uno de los hechos ocurrió el sábado, cuando una persona que se dedicaba a arreglar las líneas telefónicas de una empresa del medio, había dejado por un instante algunos rollos de cable en la calle. Pero al regresar observó como un sujeto se guardaba para sí en una mochila, varios de esos rollos.
El trabajador dio la voz de alerta y llamó al 911, por lo que al rato, un móvil de Radio Patrulla, pudo capturar al ladrón en el cruce de las calles Brasil y Luis Alberto de Herrera. El sujeto de 21 años de edad y de iniciales C.A.T. fue llevado ante la Justicia, donde fue procesado sin prisión por un delito de Hurto.
Como medida sustitutiva a la prisión, fue obligado a presentarse durante una vez por semana, a la seccional más próxima a su domicilio.
Al tiempo que el otro sujeto procesado, fue a la cárcel, por haberle propinado dos puntazos en la espalda a un compañero de beberaje, luego de mantener una discusión. El hombre resultó con dos cortes a nivel de su espalda y otro a nivel de la ceja izquierda.  Ocurrió cuando luego de estar algunas horas ingiriendo alcohol, mantuvieron una discusión y uno de ellos, rompió una botella y con el pico le aplicó los cortes. El sujeto de iniciales J.S., de 26 años de edad, fue llevado ante la justicia donde fue procesado con prisión.

Continúa en grave estado el peatón que fue embestido en la Costanera Norte, el domingo por la mañana, a la salida de un local bailable de los que conforman la movida nocturna. Se trata de un joven de 25 años de edad, quien, según consignaron fuentes policiales a EL PUEBLO continúa internado en estado grave.

PEATÓN EMBESTIDO

EN ESTADO GRAVE

Habían pasado cinco minutos de las seis de la mañana cuando se tomó conocimiento que en la Costanera Norte, frente al local bailable BIRRA, había sido embestida una persona por un motonetista. Por tal motivo, la policía concurrió al lugar desde donde fue conducido en ambulancia médica, un individuo de iniciales G.G.G. de 25 años de edad, al que le diagnosticaron Politraumatizado grave, siendo internado en el Hospital de Salto en CTI.

Este sujeto, fue embestido por un motonetista que circulaba por dicha zona, conduciendo una moto marca Yumbo matriícula HKX 100 el que también cayó al pavimento resultando, politraumatizado, quedó internado en el Sanatorio Uruguay. “Al ser averiguado, expresó que circulaba por la Costanera Norte con dirección al Norte conduciendo su moto a una marcha normal y un peatón que circulaba por la calzada del lado Este, en forma imprevista se cruzó a la circulación por lo que no pudo evitar embestirlo, cayendo ambos al pavimento.

Puesto en conocimiento del señor Juez Letrado dispuso inspección de frenos a la moto, relevamiento fotográfico, extracción de sangre al peatón, que actúe el Médico Forense, la entrega de la moto y que se eleven los antecedentes lo que se dio cumplimiento.

Se hace constar además que con relación al accidente, posteriormente se presentó en la Seccional 5ta. el padre del conductor de la moto, el que formuló la denuncia del hurto desde el lugar del hecho, del casco de su hijo, avaluando el perjuicio en la suma de $ 3.000 pesos por lo que solicitaba las medidas del caso, la policía dijo que se practican las averiguaciones de surgir novedad se ampliará.

DOS PROCESADOS

Dos personas resultaron procesadas luego de haber sido autoras de distintos delitos. Uno de los hechos ocurrió el sábado, cuando una persona que se dedicaba a arreglar las líneas telefónicas de una empresa del medio, había dejado por un instante algunos rollos de cable en la calle. Pero al regresar observó como un sujeto se guardaba para sí en una mochila, varios de esos rollos.

El trabajador dio la voz de alerta y llamó al 911, por lo que al rato, un móvil de Radio Patrulla, pudo capturar al ladrón en el cruce de las calles Brasil y Luis Alberto de Herrera. El sujeto de 21 años de edad y de iniciales C.A.T. fue llevado ante la Justicia, donde fue procesado sin prisión por un delito de Hurto.

Como medida sustitutiva a la prisión, fue obligado a presentarse durante una vez por semana, a la seccional más próxima a su domicilio.

Al tiempo que el otro sujeto procesado, fue a la cárcel, por haberle propinado dos puntazos en la espalda a un compañero de beberaje, luego de mantener una discusión. El hombre resultó con dos cortes a nivel de su espalda y otro a nivel de la ceja izquierda.  Ocurrió cuando luego de estar algunas horas ingiriendo alcohol, mantuvieron una discusión y uno de ellos, rompió una botella y con el pico le aplicó los cortes. El sujeto de iniciales J.S., de 26 años de edad, fue llevado ante la justicia donde fue procesado con prisión.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Fuerte y al medio

Así le dio al árbol del ornato público el conductor del automóvil Chevette matriculado en Canelones. El hecho ocurrió sobre las cinco de la tarde en avenida Viana casi Artigas. Ocurrió cuando un vehículo que venía delante hizo un giro para ingresar a un comercio de la zona y quien manejaba el Chevette decidió esquivarlo, chocando contra el árbol. Según pudo saber EL PUEBLO sufrió politraumatismos y traumatismo de tórax.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (1)