“Hay gente que mete la pata y merece recuperarse pero hay otra que no tiene vuelta”, dijo Pablo Williams (h)

“Hay gente que mete la pata y merece recuperarse pero hay otra que no tiene vuelta”, dijo Pablo Williams (h)
A las seis de la tarde del sábado 11, en la Plaza Artigas, es la convocatoria. Allí se reunirán todos los que estén interesados en participar de una marcha en repudio a la posible liberación de Pablo Goncálvez, el primer asesino serial del Uruguay. La movilización, que comenzó a instancias de un grupo de amigos de una de sus víctimas, la salteña María Victoria Williams Sanz, a través de la red social Facebook y que la familia de ella decidió acompañar, por su indignación ante la posibilidad de que Goncálvez sea liberado al menos 7 años antes de cumplir la totalidad de su condena, caló hondo y quienes impulsan esta manifestación, quieren hacerla saber.
Para Pablo Williams, uno de los hermanos de María Victoria, la última víctima del criminal más conocido del país, la posibilidad de recuperación de Goncálvez es prácticamente nula. “Hay gente que mete la pata hasta el fondo, pero que merece tener una instancia de recuperación. Mientras que hay otros que no tienen vuelta”, dijo anoche a EL PUEBLO en relación al asesino de su hermana.
El sábado, toda la familia de María Victoria, junto a los cientos de personas que ya se anotan en una larga lista de interesados a través de las redes sociales, para repudiar una posible liberación del asesino, harán sentir su voz al marchar por la calle principal de la capital salteña.
NUNCA LO
CONTACTARON
Pablo Williams tiene 42 años de edad. Está casado y tiene hijos. Es comerciante del rubro informática y tiene un local en la zona céntrica. “María Victoria tendría entre 40 y 41 años”, dijo con la serenidad que impone el recuerdo de un ser querido. A su vez, indicó que tiene dos hermanos más, Martín de 39 y María José de 35 años de edad, ambos viven en Montevideo.
En este momento, sus padres, que tienen un tambo en las inmediaciones de la zona de El Chircal, a escasos kilómetros de nuestra ciudad, se encuentran en Montevideo acompañando a sus otros dos hijos. “Pero todos van a venir el sábado a participar de esta movilización, también voy a estar yo con mi familia”, dijo Pablo Williams a EL PUEBLO.
El hermano de la última víctima de Goncálvez informó a este diario, que sus padres ni nadie de su familia “tuvo contacto jamás” con el asesino. “Nunca hablamos con él, ni lo vimos, ni fuimos a la cárcel, ni nada por el estilo”, indicó en función de versiones que decían lo contrario.
La familia se encuentra “agradecida por las muestras de apoyo y por el cariño de la gente en este tema, porque no es algo que haya surgido de nosotros, no fuimos los que propusimos hacer esta marcha ni nada por el estilo. Entonces no tenemos otra cosa que agradecer todo lo que se está haciendo”, dijo en referencia a las actividades programadas para este fin de semana, en repudio a la posibilidad de que Pablo Goncálvez sea liberado por la Suprema Corte de Justicia.
“La gente está indignada solo con la posibilidad de que salga libre y en ese sentido acompañan el sentimiento de nuestra familia, mis padres están muy afectados por esta situación, y en cierta medida todos lo estamos, por eso estamos muy agradecidos porque sentimos el apoyo de la gente”, dijo Williams a este diario.
TODAVÍA
NO INGRESÓ
A LA CORTE
Por otra parte, el pedido de libertad anticipada que fue presentado ante el juzgado penal que entiende en la causa, por parte de los abogados defensores de Pablo Goncálvez, Jorge Schurman Pacheco y Hugo Granucci, aún no fue remitido a la Suprema Corte de Justicia, donde debe tramitarse la solicitud.
Según informó anoche a EL PUEBLO el vocero de la Suprema Corte de Justicia, el Dr. Raúl Oxandabarat, la solicitud aún “no ingresó en la Corte y se espera que ocurra esta semana, ya que el plazo fijado fue para esta fecha”.
El magistrado dijo a este diario que “una vez ingresado el pedido de libertad ante la Corte, antes de llegar al despacho de los ministros, el trámite demora una semana y media aproximadamente, porque antes pasa por las manos del Fiscal de Corte, luego es presentado ante los ministros que son los que tienen la última palabra”.
Oxandabarat dijo que la Corte “fallará únicamente” por el pedido de libertad anticipada y no “por otra cosa”, sostuvo ante la posibilidad de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia, dado los antecedentes de Goncálvez en su tiempo de reclusión puedan llegar a concederle una salida transitoria. Algo que el vocero de la Corte descartó en principio.

A las seis de la tarde del sábado 11, en la Plaza Artigas, es la convocatoria. Allí se reunirán todos los que estén interesados en participar de una marcha en repudio a la posible liberación de Pablo Goncálvez, el primer asesino serial del Uruguay. La movilización, que comenzó a instancias de un grupo de amigos de una de sus víctimas, la salteña María Victoria Williams Sanz, a través de la red social Facebook y que la familia de ella decidió acompañar, por su indignación ante la posibilidad de que Goncálvez sea liberado al menos 7 años antes de cumplir la totalidad de su condena, caló hondo y quienes impulsan esta manifestación, quieren hacerla saber.

Para Pablo Williams, uno de los hermanos de María Victoria, la última víctima del criminal más conocido del país, la posibilidad de recuperación de Goncálvez es prácticamente nula. “Hay gente que mete la pata hasta el fondo, pero que merece tener una instancia de recuperación. Mientras que hay otros que no tienen vuelta”, dijo anoche a EL PUEBLO en relación al asesino de su hermana.

El sábado, toda la familia de María Victoria, junto a los cientos de personas que ya se anotan en una larga lista de interesados a través de las redes sociales, para repudiar una posible liberación del asesino, harán sentir su voz al marchar por la calle principal de la capital salteña.

NUNCA LO

CONTACTARON

Pablo Williams tiene 42 años de edad. Está casado y tiene hijos. Es comerciante del rubro informática y tiene un local en la zona céntrica. “María Victoria tendría entre 40 y 41 años”, dijo con la serenidad que impone el recuerdo de un ser querido. A su vez, indicó que tiene dos hermanos más, Martín de 39 y María José de 35 años de edad, ambos viven en Montevideo.

En este momento, sus padres, que tienen un tambo en las inmediaciones de la zona de El Chircal, a escasos kilómetros de nuestra ciudad, se encuentran en Montevideo acompañando a sus otros dos hijos. “Pero todos van a venir el sábado a participar de esta movilización, también voy a estar yo con mi familia”, dijo Pablo Williams a EL PUEBLO.

El hermano de la última víctima de Goncálvez informó a este diario, que sus padres ni nadie de su familia “tuvo contacto jamás” con el asesino. “Nunca hablamos con él, ni lo vimos, ni fuimos a la cárcel, ni nada por el estilo”, indicó en función de versiones que decían lo contrario.

La familia se encuentra “agradecida por las muestras de apoyo y por el cariño de la gente en este tema, porque no es algo que haya surgido de nosotros, no fuimos los que propusimos hacer esta marcha ni nada por el estilo. Entonces no tenemos otra cosa que agradecer todo lo que se está haciendo”, dijo en referencia a las actividades programadas para este fin de semana, en repudio a la posibilidad de que Pablo Goncálvez sea liberado por la Suprema Corte de Justicia.

“La gente está indignada solo con la posibilidad de que salga libre y en ese sentido acompañan el sentimiento de nuestra familia, mis padres están muy afectados por esta situación, y en cierta medida todos lo estamos, por eso estamos muy agradecidos porque sentimos el apoyo de la gente”, dijo Williams a este diario.

TODAVÍA

NO INGRESÓ

A LA CORTE

Por otra parte, el pedido de libertad anticipada que fue presentado ante el juzgado penal que entiende en la causa, por parte de los abogados defensores de Pablo Goncálvez, Jorge Schurman Pacheco y Hugo Granucci, aún no fue remitido a la Suprema Corte de Justicia, donde debe tramitarse la solicitud.

Según informó anoche a EL PUEBLO el vocero de la Suprema Corte de Justicia, el Dr. Raúl Oxandabarat, la solicitud aún “no ingresó en la Corte y se espera que ocurra esta semana, ya que el plazo fijado fue para esta fecha”.

El magistrado dijo a este diario que “una vez ingresado el pedido de libertad ante la Corte, antes de llegar al despacho de los ministros, el trámite demora una semana y media aproximadamente, porque antes pasa por las manos del Fiscal de Corte, luego es presentado ante los ministros que son los que tienen la última palabra”.

Oxandabarat dijo que la Corte “fallará únicamente” por el pedido de libertad anticipada y no “por otra cosa”, sostuvo ante la posibilidad de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia, dado los antecedentes de Goncálvez en su tiempo de reclusión puedan llegar a concederle una salida transitoria. Algo que el vocero de la Corte descartó en principio.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...