Adolescente denunció a uno de los policías por “disparar” balines “en la puerta de su casa” y al otro por no evitarlo

Adolescente denunció a uno de los policías por “disparar” balines “en la puerta de su casa” y al otro por no evitarlo

Uno de los dos funcionarios policiales que fueron procesados el lunes por la justicia penal, fue acusado de haber baleado con munición no letal a un adolescente de 17 años de edad, individualizándolo y haciendo esto cuando el joven ya se encontraba en la puerta de su casa. Mientras que el otro policía fue acusado de permanecer inmóvil, observando el episodio sin intervenir para frenar la acción policial.
Pero los policías comprobaron que al llegar al lugar para aclarar un presunto ataque contra un camión de una empresa de transporte, sufrieron la rotura del vidrio trasero del móvil y que fueron blanco de un apedreo que habría “ameritado” la intervención con un arma con munición no letal para disuadir la acción de los atacantes.
El complejo hecho que ocurrió el pasado viernes en las inmediaciones del barrio Saladero, terminó con dos policías procesados con prisión y un joven con lesiones por balines de goma. EL PUEBLO accedió a las declaraciones de los protagonistas del caso que terminó con los policías presos.
INFORME
A las seis de la tarde del pasado viernes 26 de agosto, los funcionarios policiales retornaron hasta la Seccional Tercera donde informaron que cuando circulaban por Catalina Harriague de Castaños con dirección al sur, recibieron la denuncia de los ocupantes del camión de una empresa de transportes, los que les manifestaron que un desconocido los había apedreado rompiéndole el parabrisas delantero del vehículo.
Los efectivos fueron entonces hasta el cruce de Juan H. Paiva y Andes y al ser divisados por un grupo de individuos, estos comenzaron a apedrearlos en forma masiva, lanzándoles un cascote que impactó en el parabrisas trasero del móvil con rotura total del mismo.
Los policías dijeron que “ante esta situación de agresión y al verse en inferioridad numérica uno de los funcionarios efectuó un disparo intimidatorio con el fin de dispersar a un grupo de hombres que se encontraban apedreando, los que se fugaron hacia una casa de la calle Andes al 1100, por lo cual los funcionarios se retiraron del lugar”.
LA DENUNCIA
Horas más tarde, concurrió a la Seccional Tercera junto a su madre, un adolescente de 17 años de edad, el cual denunció que ese día, sobre las cinco y media de la tarde se encontraba en la esquina de su casa en Juan H. Paiva y Andes, con un compañero, cuando ve pasar un camión con tres personas adentro, uno de los cuales vive a dos cuadras del lugar, quien al cabo de unos minutos se bajó del camión y se tomaron a golpes de puño, integrándose al problema los otros ocupantes del camión, por lo cual se retiraron del lugar.
El adolescente de 17 años le dijo a la Policía que tras retirarse los del camión, llega un móvil con dos funcionarios policiales y que uno de ellos actuó de manera “amenazante” y que si bien este “lo llamó, él se negó a ir hasta donde estaba el móvil escondiéndose en su casa”. El adolescente declaró que el Policía primero lo “apuntó con el arma”, luego “lo insultó” y tras esto “sacó la escopeta del móvil y le tiró seis balines de goma, impactando uno de ellos en su espalda mientras él estaba escondido para evitar que lo lastimaran”, por lo cual presentó en la seccional un certificado médico que corrobora las lesiones en su cuerpo y junto a su madre hicieron entrega de los cartuchos de los balines que habrían caído en la puerta de su casa.
El menor declaró además ante los funcionarios de la Seccional Tercera de Policía que el otro efectivo policial que estaba en el patrullero y que a la postre también resultara procesado, “estuvo al lado del policía que disparó en todo momento”. Y si bien termina reconociendo haber sido el autor de las pedreas contra el camión de la empresa de transporte, dijo que había cometido tal agresión en “respuesta a quienes habían ido a buscarlo para pelear” con él, aunque dijo desconocer la entidad del daño causado al vehículo.
ACTUACIONES
Tras la denuncia de este adolescente que compareció en la sede policial algunas horas después del caso junto a su madre, los funcionarios policiales le informaron del asunto al Juez Letrado Penal de Primera Instancia y Adolescente de 4to Turno, el Dr. Hugo Rundie quien dispuso que el denunciante fuera visto por el Médico Forense y que fueran indagadas todas las partes.
El diagnóstico del médico forense decía que el adolescente “presenta lesiones en cinco puntos y que tuvieron que colocarle puntos para evitar sangrado”.
El juez pidió que la Policía citara a declarar a los policías actuantes y a los testigos del evento, por lo cual uno de los funcionarios policiales, de 32 años de edad, dijo que cuando se desplazaban por la zona recibieron un llamado de parte de tres sujetos que estaban en un camión de una empresa de transporte quienes a los gritos, pidieron auxilio ya que habían sido apedreados en Andes y J.H Paiva por parte de varios sujetos.
Concurrieron al lugar y reconocieron a uno de ellos ya que “era conocido por tener problemas de seguridad y ser hijo de un policía”, dice el informe al que accedió este diario. Y dijeron que “al rato comienza un apedreo hacia nosotros”, rompiendo el parabrisas del móvil e impactando sobre el funcionario una piedra que no lo lastimó por el chaleco, por lo que le pidió a su compañero la escopeta con munición no letal y según dijo, “efectuó un disparo para disuadirlos, logrando su cometido ya que se retiraron e ingresaron a una casa”.
En tanto, el otro funcionario declaró que al momento de efectuar el disparo “se dieron vuelta y se cubrieron y que no recuerda mucho la escena ya que como los estaban apedreando se retiraron rápido del lugar y diciendo que una de las piedras que arrojaban los masculinos dio en el pecho del funcionario que llevaba chaleco antibalas por eso no le hizo nada”.
En tanto, que el Policía presentó denuncia escrita contra el adolescente que lo acusó de efectuarle disparos con el arma y sus acompañantes, por el apedreo que terminó con la rotura del móvil policial y su persona.
Por orden judicial la Policía Técnica hizo el relevamiento a pedido del juez e incautó el arma con la que se hicieron los disparos. Tras las actuaciones, el juez penal dictó el procesamiento con prisión de los funcionarios policiales de iniciales W.G.S.F. por un delito de lesiones personales, especialmente agravado y el procesamiento con prisión de K.H.W. por un delito de encubrimiento. Ambos fueron trasladados ayer al Complejo Penitenciario de Santiago Vázquez.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...