Apareció ayer joven salteña que se había ausentado de su casa en Navidad

Apareció ayer joven salteña que se había ausentado de su casa en Navidad

Con un abrazo y un beso recibió ayer Sandra a Silvina en su casa de barrio Ceibal. Sobre las 7:30 horas de la mañana apareció Silvina Canarini, la joven de 23 años que la pasada madrugada del 25 de diciembre se había ido de su casa, dejando a sus cuatro hijos con su madre. Se había ido a Montevideo y deambulaba por la zona cercana al Mercado Modelo de la capital del país.

ESTÁ LO MÁS BIEN

Su madre Sandra Ulibarri confirmó a EL PUEBLO que el pasado jueves la entonces desaparecida le envió varios mensajes de texto expresándole que “estaba en el Mercado Modelo de la ciudad de Montevideo”, en precarias condiciones y “sola”.

Explicó que “Silvina está lo más bien. Nos comentó que se fue para Montevideo, y luego de unos días le pidió a un camionero que la trajese a Salto de vuelta”.

EN CAMIÓN HASTA DAYMÁN

Es así que en la mañana de ayer llegó “al destacamento del Daymán, y yo la mandé a buscar de inmediato”. La familia estuvo en permanente contacto con la Policía (de la Seccional 2ª) a los efectos de hacer todo lo posible para encontrarla. “Se portó muy bien con nosotros, no tenemos queja ninguna”

“Fue un susto que nos dimos y por suerte la tenemos con nosotros de nuevo. Volvió por sus propios medios, y se arrepintió de lo hecho”  nos transmitió la madre.

NO ERA LA AHOGADA

La joven de 23 años se había ido de su casa el 25 de diciembre, alrededor de las 2 de la mañana. Había dejado una carta en la que pide perdón por lo que iba a hacer y que “le cuidaran los nenes”. Llevó un bolsito con la ropa y la cédula de uno de sus hijos. Es divorciada y tiene 4 hijos: de 2, 3, 5 y 7 años de edad y vive con su madre.

La desaparición de Silvana coincidió con la aparición de un cuerpo sin vida en el río Uruguay el pasado martes en la mañana. Pero la propia madre había descartado que se tratara de su hija al momento de reconocer el cuerpo en la morgue.