Aumentan casos de rapiña, hombre fue a la cárcel tras robar mediante amenazas con un cuchillo un par de championes

Aumentan casos de rapiña, hombre fue a la cárcel tras robar mediante amenazas con un cuchillo un par de championes
Los casos de rapiña vienen en aumento y la Policía local, ya se enfrenta a un nuevo tipo de delitos contra la propiedad, uno más violento, que pone en riesgo la integridad física de la víctima, más allá de la pérdida material de la que es objeto.
Este tipo de hechos vienen acompasados a una cuestión cultural que se está instalando en forma estructural en la sociedad. Así lo había definido hace un tiempo a EL PUEBLO el ministro del Interior, tras una visita a Salto, donde dijo que había una suerte de “lúmpenes” que eran “capaces de lastimar por cuestiones materiales y no por necesidad”, y que “te sacaban hasta un par de championes o 100 pesos, lo mismo les da”.
Esa visión fue compartida por las autoridades policiales locales, quienes en reiteradas ocasiones han esgrimido a este diario, que los delitos a los que se enfrenta hoy la sociedad salteña, “no son los mismos” que se producían hace 10 años.
Ya que estamos asistiendo a una suerte de delitos donde las víctimas sufren amenazas y corren riesgo en su integridad física. Este tipo de casos se registran a diario y dejaron de ser casos aislados. Hasta mediados de la primera década del Siglo, los delitos de rapiña en Salto no eran más de 20 al año. Aunque ahora, este tipo de casos se ha multiplicado, ya que es más usual que los delincuentes roben a punta de cuchillo y se lleven cualquier cosa, a que no medie violencia en un caso así.
Pese a esto, en Salto los delitos más denunciados siguen siendo por segundo año consecutivo, los de violencia doméstica y venta de estupefacientes.
POR UN PAR
DE CHAMPIONES
Los actos de violencia no tienen parangón. Esta vez, un joven de 23 años de edad fue a parar a la cárcel luego de ser el autor de robar un par de championes. El hombre de iniciales C. A. C. L., que vivía en el barrio Horacio Quiroga, ya poseía antecedentes penales, por lo que el juez penal de turno no encontró dificultades ni mayor resistencia del fiscal ni la defensa, para disponer su procesamiento con prisión por un delito de hurto especialmente agravado. Pese a que el mismo fue mediando violencia.
Es que pese a que el límite entre el hurto con violencia, como en este caso a través de una paliza a la víctima y la rapiña es muy finito, hay una diferencia sustancial entre tipificar un hurto y una rapiña. Sobre todo porque en este último caso, el delito de rapiña pesa de una manera mayor en un sujeto que ya tiene antecedentes penales y el tecnicismo jurídico hace que el sujeto pueda tener que pagar una condena mínima de 4 años, cuando en el hurto agravado el mínimo es de 12 meses.
En este caso, el delincuente fue capturado por la Policía luego que un adolescente de 18 años de edad, denunciara haber sido víctima del robo de sus championes, cuando caminaba cerca de la medianoche del pasado miércoles y se encontraba en las inmediaciones de la Plaza de Deportes de la Zona Este.
En el momento de haber sido abordado por los delincuentes, la víctima estaba encendiendo un cigarrillo, cuando de repente apareció una motocicleta y se detuvo a su lado. Uno de los ocupantes del birrodado se bajó del mismo y le pidió que le diera “un pucho” al peatón, quien cuando procedió a contemplar el pedido del sujeto, vio que el malhechor extrajo un cuchillo de sus ropas y exigió que le fueran entregados los championes que llevaba puestos en ese momento.
Como el adolescente se negó a quedar descalzo y darle el botín a los delincuentes, el otro maleante que se encontraba en la motocicleta se bajó de la misma y junto a su compañero, procedieron a agredir físicamente al transeúnte y le quitaron los championes que tanto querían.
Pero desde que ocurrió el hecho pasaron algunos días y uno de los delincuentes protagonistas de este delito fue atrapado el sábado, y ayer domingo fue llevado ante el juzgado penal de turno, donde el magistrado actuante resolvió su encarcelación en el Centro de Rehabilitación local.
La Policía, paralelamente, continúa buscando a su secuaz, quien ya se encuentra identificado, y de quien se sospecha que ha participado de otros casos similares a éste. Para esto, la policía utiliza las cámaras de seguridad instaladas en la ciudad.
ROBO EN
SUPERMERCADO
En otro caso, dos mujeres, una de 17 años de edad y la otra de 20 (que a su vez está embarazada) fueron atrapadas cuando intentaban abandonar el supermercado Ta-Ta, sucursal del Cerro, con varios productos en la mano, sin haber pasado por la caja correspondiente a pagar por ellos. Las jóvenes llevaban consigo una cartera en la que colocaron varios artículos femeninos, como ser desodorantes, pinturas, shampoos y una serie de prendas, entre otros.
Según afirmaron a EL PUEBLO fuentes policiales, el valor de los productos robados superaba los 1.000 pesos uruguayos, por lo que las autoridades del comercio decidieron hacer la denuncia correspondiente, dado que la mayoría de los robos que ocurren en los supermercados no llegan a oídos de las autoridades policiales, ya que si los autores del intento de hurto tienen el dinero suficiente como para abonar los artículos que pretendían llevarse ilegalmente, son conminados a pagar por ellos y evitar el escarnio.
Sin embargo, en el caso citado, las dos mujeres fueron detenidas y luego llevadas ante el juzgado penal de turno también durante el fin de semana que fue de mucho trabajo para los funcionarios judiciales.
En ese lugar, la joven de 20 años de edad, fue procesada sin prisión por un delito de hurto en grado de tentativa, por el juez penal de turno, quien le impuso como medida alternativa al de cumplir cárcel, la presentación obligatoria una vez por semana ante la seccional policial correspondiente a su domicilio, por el término de 60 días.
Al tiempo que la adolescente, por ser inimputable, se salvó de recibir el mismo tratamiento que su compinche.
INCENDIO DE AUTOMÓVIL
En otro orden, el fin de semana tampoco fue calmo para los Bomberos, ya que debieron intervenir en un caso, donde se registró un hecho menor. El caso que ocupó a una dotación del cuerpo de Bomberos de nuestra ciudad tuvo que ver con el incendio  de un automóvil, el cual se encontraba estacionado sobre la calle 1º de Mayo en el cruce con la esquina de la calle 6 de Abril. Cuando llegaron los Bomberos al lugar, el vehículo ardía en llamas, producto de un desperfecto en su motor, pero la rápida intervención de los efectivos hizo que el fuego se aplacara rápidamente.
UNA MOTOCICLISTA
RESULTÓ FRACTURADA
TRAS CHOCAR
CONTRA UN AUTOMÓVIL
Mientras tanto, en un caso relacionado con el accidente de tránsito de cada día, una mujer sufrió la fractura de su pierna izquierda tras chocar su motocicleta contra un automóvil en la tarde de ayer. El siniestro ocurrió en la intersección de las calles Julio Delgado y Chile, por circunstancias que aún intentan determinarse. También hubo otro accidente, que fue registrado en la víspera. El mismo fue protagonizado por un hombre que transitaba en su birrodado por la calle Viera, pero cuando pretendió llegar al cruce con la avenida Paraguay, chocó contra la rotonda allí existente, por lo cual terminó perdiendo el dominio de su vehículo. Por fortuna, las heridas sufridas fueron leves. Este hecho ocurrió cerca de las cuatro de la madrugada de ayer.

Los casos de rapiña vienen en aumento y la Policía local, ya se enfrenta a un nuevo tipo de delitos contra la propiedad, uno más violento, que pone en riesgo la integridad física de la víctima, más allá de la pérdida material de la que es objeto.

Este tipo de hechos vienen acompasados a una cuestión cultural que se está instalando en forma estructural en la sociedad. Así lo había definido hace un tiempo a EL PUEBLO el ministro del Interior, tras una visita a Salto, donde dijo que había una suerte de “lúmpenes” que eran “capaces de lastimar por cuestiones materiales y no por necesidad”, y que “te sacaban hasta un par de championes o 100 pesos, lo mismo les da”.

Esa visión fue compartida por las autoridades policiales locales, quienes en reiteradas ocasiones han esgrimido a este diario, que los delitos a los que se enfrenta hoy la sociedad salteña, “no son los mismos” que se producían hace 10 años.

Ya que estamos asistiendo a una suerte de delitos donde las víctimas sufren amenazas y corren riesgo en su integridad física. Este tipo de casos se registran a diario y dejaron de ser casos aislados. Hasta mediados de la primera década del Siglo, los delitos de rapiña en Salto no eran más de 20 al año. Aunque ahora, este tipo de casos se ha multiplicado, ya que es más usual que los delincuentes roben a punta de cuchillo y se lleven cualquier cosa, a que no medie violencia en un caso así.

Pese a esto, en Salto los delitos más denunciados siguen siendo por segundo año consecutivo, los de violencia doméstica y venta de estupefacientes.

POR UN PAR DE CHAMPIONES

Los actos de violencia no tienen parangón. Esta vez, un joven de 23 años de edad fue a parar a la cárcel luego de ser el autor de robar un par de championes. El hombre de iniciales C. A. C. L., que vivía en el barrio Horacio Quiroga, ya poseía antecedentes penales, por lo que el juez penal de turno no encontró dificultades ni mayor resistencia del fiscal ni la defensa, para disponer su procesamiento con prisión por un delito de hurto especialmente agravado. Pese a que el mismo fue mediando violencia.

Es que pese a que el límite entre el hurto con violencia, como en este caso a través de una paliza a la víctima y la rapiña es muy finito, hay una diferencia sustancial entre tipificar un hurto y una rapiña. Sobre todo porque en este último caso, el delito de rapiña pesa de una manera mayor en un sujeto que ya tiene antecedentes penales y el tecnicismo jurídico hace que el sujeto pueda tener que pagar una condena mínima de 4 años, cuando en el hurto agravado el mínimo es de 12 meses.

En este caso, el delincuente fue capturado por la Policía luego que un adolescente de 18 años de edad, denunciara haber sido víctima del robo de sus championes, cuando caminaba cerca de la medianoche del pasado miércoles y se encontraba en las inmediaciones de la Plaza de Deportes de la Zona Este.

En el momento de haber sido abordado por los delincuentes, la víctima estaba encendiendo un cigarrillo, cuando de repente apareció una motocicleta y se detuvo a su lado. Uno de los ocupantes del birrodado se bajó del mismo y le pidió que le diera “un pucho” al peatón, quien cuando procedió a contemplar el pedido del sujeto, vio que el malhechor extrajo un cuchillo de sus ropas y exigió que le fueran entregados los championes que llevaba puestos en ese momento.

Como el adolescente se negó a quedar descalzo y darle el botín a los delincuentes, el otro maleante que se encontraba en la motocicleta se bajó de la misma y junto a su compañero, procedieron a agredir físicamente al transeúnte y le quitaron los championes que tanto querían.

Pero desde que ocurrió el hecho pasaron algunos días y uno de los delincuentes protagonistas de este delito fue atrapado el sábado, y ayer domingo fue llevado ante el juzgado penal de turno, donde el magistrado actuante resolvió su encarcelación en el Centro de Rehabilitación local.

La Policía, paralelamente, continúa buscando a su secuaz, quien ya se encuentra identificado, y de quien se sospecha que ha participado de otros casos similares a éste. Para esto, la policía utiliza las cámaras de seguridad instaladas en la ciudad.

ROBO EN SUPERMERCADO

En otro caso, dos mujeres, una de 17 años de edad y la otra de 20 (que a su vez está embarazada) fueron atrapadas cuando intentaban abandonar el supermercado Ta-Ta, sucursal del Cerro, con varios productos en la mano, sin haber pasado por la caja correspondiente a pagar por ellos. Las jóvenes llevaban consigo una cartera en la que colocaron varios artículos femeninos, como ser desodorantes, pinturas, shampoos y una serie de prendas, entre otros.

Según afirmaron a EL PUEBLO fuentes policiales, el valor de los productos robados superaba los 1.000 pesos uruguayos, por lo que las autoridades del comercio decidieron hacer la denuncia correspondiente, dado que la mayoría de los robos que ocurren en los supermercados no llegan a oídos de las autoridades policiales, ya que si los autores del intento de hurto tienen el dinero suficiente como para abonar los artículos que pretendían llevarse ilegalmente, son conminados a pagar por ellos y evitar el escarnio.

Sin embargo, en el caso citado, las dos mujeres fueron detenidas y luego llevadas ante el juzgado penal de turno también durante el fin de semana que fue de mucho trabajo para los funcionarios judiciales.

En ese lugar, la joven de 20 años de edad, fue procesada sin prisión por un delito de hurto en grado de tentativa, por el juez penal de turno, quien le impuso como medida alternativa al de cumplir cárcel, la presentación obligatoria una vez por semana ante la seccional policial correspondiente a su domicilio, por el término de 60 días.

Al tiempo que la adolescente, por ser inimputable, se salvó de recibir el mismo tratamiento que su compinche.

INCENDIO DE AUTOMÓVIL

En otro orden, el fin de semana tampoco fue calmo para los Bomberos, ya que debieron intervenir en un caso, donde se registró un hecho menor. El caso que ocupó a una dotación del cuerpo de Bomberos de nuestra ciudad tuvo que ver con el incendio  de un automóvil, el cual se encontraba estacionado sobre la calle 1º de Mayo en el cruce con la esquina de la calle 6 de Abril. Cuando llegaron los Bomberos al lugar, el vehículo ardía en llamas, producto de un desperfecto en su motor, pero la rápida intervención de los efectivos hizo que el fuego se aplacara rápidamente.

UNA MOTOCICLISTA RESULTÓ FRACTURADA TRAS CHOCAR CONTRA UN AUTOMÓVIL

Mientras tanto, en un caso relacionado con el accidente de tránsito de cada día, una mujer sufrió la fractura de su pierna izquierda tras chocar su motocicleta contra un automóvil en la tarde de ayer. El siniestro ocurrió en la intersección de las calles Julio Delgado y Chile, por circunstancias que aún intentan determinarse. También hubo otro accidente, que fue registrado en la víspera. El mismo fue protagonizado por un hombre que transitaba en su birrodado por la calle Viera, pero cuando pretendió llegar al cruce con la avenida Paraguay, chocó contra la rotonda allí existente, por lo cual terminó perdiendo el dominio de su vehículo. Por fortuna, las heridas sufridas fueron leves. Este hecho ocurrió cerca de las cuatro de la madrugada de ayer.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...