Condenaron a uno de los que rompió la vidriera en Grido luego que cayeran de la moto con la caja registradora

Condenaron a uno de los que rompió la vidriera en Grido luego que cayeran de la moto con la caja registradora

Se llevaban poco más de 5 mil pesos, la moto en la que andaban era robada

La ciudad está en vilo y los comerciantes se mantienen en ascuas, buscando medidas que contengan una situación que ya se vuelve insostenible. “Cada vez que un comerciante se va a dormir, lo hace intranquilo, pensando que esa noche pueden entrar a robarle y salir en los diarios al día siguiente”, dijo a EL PUEBLO uno de los comerciantes que se ha visto afectado por esta ola de robos sin precedentes que se viene dando en nuestro medio.
Con todo, uno de los golpes más significativos fue el que se dio en la madrugada de ayer martes en pleno centro de la ciudad. Donde aunque la Policía pudo detener a uno de los delincuentes que habrían entrado a robar tras romper la puerta blindex de la heladería Grido, ubicada en la esquina de Uruguay y Viera, frente a la Plaza Artigas, el hecho dejó claro que no hay hora ni lugar para este tipo de casos.
SE CAYERON DE LA
MOTO Y RECUPERARON EL DINERO
El hecho ocurrió en horas de la madrugada, cuando el personal policial justo pasaba por Brasil y Viera, y allí divisaron a dos sujetos que circulaban en moto, quienes al pretender tomar hacia el este por calle Brasil, realizaron una mala maniobra cayendo al pavimento. Al acercarse, estos se fugaron dejando abandonada la moto y una caja registradora que era la que habían robado en Grido.
En ese instante, los policías recibieron la información de que se había activado la alarma en el local de la mencionada heladería en calle Uruguay y Avenida Viera. Al rato, el personal del GRT detuvo a un sujeto que se encontraba oculto en calle 19 de Abril y Osimani, y cuya vestimenta coincidía con la que llevaba uno de los autores del robo.
A este se le incautó una moto Yumbo modelo MAX de color negro matrícula HIP 873, que estaba denunciada como robada, además de la caja registradora del comercio, la que contenía la suma de cinco mil doscientos catorce pesos uruguayos (5.214 pesos), además de un casco integral de color azul, siendo todo documentado por la Policía Científica.
Al rato, apareció el responsable del local denunciando el daño de un vidrio lateral de la puerta blindex, que da ingreso al local y el robo de la caja registradora que contenía dinero. Consultado el Magistrado dispuso: que se recogiera la prueba mediante la declaración de los policías actuantes y el relevamiento de las cámaras. Posteriormente y luego de realizadas las actuaciones los delincuentes fueron condenados a 9 meses de prisión.