Confirman que la Policía tiene “pistas firmes” sobre los autores del asalto al comercio de la Zona Este

Confirman que la Policía tiene  “pistas firmes” sobre los autores del asalto al comercio de la Zona Este
La semana que pasó revolvió las preocupaciones de las autoridades policiales hasta lo más hondo. Dos asaltos a mano armada se registraron en pocas horas y dispararon el alerta de toda la sociedad, que observa junto al aumento de la criminalidad, un preocupante incremento de los niveles de violencia.
Esto mantuvo ocupada prácticamente toda la semana a las autoridades policiales que se abocaron a aclarar estos casos, antes que cualquier cosa. Las órdenes fueron claras, hay que encontrar a los responsables cueste lo que cueste.
Hasta los mismos policías que se jactaban de tener sus respectivas jurisdicciones limpias de delincuentes, salieron a la calle a cualquier hora y en pocas horas hubo una escalada de allanamientos y un a andanada de detenciones como pocas veces ocurre. Pero hasta ahora los resultados han sido infructuosos. Según informaron en las últimas horas algunas fuentes policiales a EL PUEBLO, existen pistas que orientan la investigación hacia un lado y que esperan en base a las mismas, poder contar con resultados que sean positivos.
Aunque a esto, se le suma otra preocupación nada menor y de la que las autoridades policiales prefieren no hablar. La cárcel departamental está que explota. Y todos lo saben, porque conocen sus debilidades, las del sistema carcelario y las de la estructura edilicia que tiene que hacer convivir a 240 presos cuando fue construida para 80.
Pero hasta el momento, solo queda aguantar y esperar. Tomar los recaudos y tratar de que la tranquilidad que reina en el lugar a pesar de la situación por la que atraviesan decenas de reclusos, siga incambiada y no haya más problemas de los que ya hay.
Entre tanto, las autoridades no pueden hacer más de lo que hay, porque los recursos son el principal enemigo, afirman a EL PUEBLO  jerarcas de la Policía que no le ven al asunto, una salida al corto plazo.
SOBRE LOS ASALTOS
La Dirección de Investigaciones viene trabajando sobre una pista firme que los puede conducir hacia los asaltantes, así lo informaron a este diario fuentes policiales relacionadas con la investigación. Pero a su vez, dijeron que no podían dar más datos “porque comprometerían” la investigación que vienen llevando adelante.
“Hay una directiva que nos hemos trazado a pedido de las máximas autoridades y es encontrarlos sí o sí, y en eso estamos trabajando sin descanso”, dijo otra fuente de la policía a este diario.
La policía está convencida de que los asaltantes de la casa de electricidad de la Zona Este, aún están en Salto, lo que desconocen es si son delincuentes locales o si por el contrario, alguno de ellos “vino importado de otro lado, por amistades o por algún dato que lo trajo hasta acá”, señaló una fuente.
Pero por otro lado, allegados a los pormenores de la investigación afirman una y otra vez que los delincuentes que asaltaron a la casa de electricidad el martes por la mañana, son de Salto, en función de esto es que los están buscando.
“Hay una pista firme, sabemos que estamos bien orientados y que podemos llegar, pero no podemos alertarlos”, sostienen las fuentes policiales.
UN PROBLEMA
“No sabemos que va a pasar si sigue entrando gente, al techo no pueden ir”, ironizaron los policías consultados por este diario sobre la situación de la cárcel departamental, que hoy supera los 240 reclusos. El miércoles por la noche, un recluso que está alojado en un pabellón que está superpoblado, se tragó dos mangos de cucharas con tal de ir al Hospital y salir del lugar.

Foto: archivo Diario El Pueblo

La semana que pasó revolvió las preocupaciones de las autoridades policiales hasta lo más hondo. Dos asaltos a mano armada se registraron en pocas horas y dispararon el alerta de toda la sociedad, que observa junto al aumento de la criminalidad, un preocupante incremento de los niveles de violencia.

Esto mantuvo ocupada prácticamente toda la semana a las autoridades policiales que se abocaron a aclarar estos casos, antes que cualquier cosa. Las órdenes fueron claras, hay que encontrar a los responsables cueste lo que cueste.

Hasta los mismos policías que se jactaban de tener sus respectivas jurisdicciones limpias de delincuentes, salieron a la calle a cualquier hora y en pocas horas hubo una escalada de allanamientos y un a andanada de detenciones como pocas veces ocurre. Pero hasta ahora los resultados han sido infructuosos. Según informaron en las últimas horas algunas fuentes policiales a EL PUEBLO, existen pistas que orientan la investigación hacia un lado y que esperan en base a las mismas, poder contar con resultados que sean positivos.

Aunque a esto, se le suma otra preocupación nada menor y de la que las autoridades policiales prefieren no hablar. La cárcel departamental está que explota. Y todos lo saben, porque conocen sus debilidades, las del sistema carcelario y las de la estructura edilicia que tiene que hacer convivir a 240 presos cuando fue construida para 80.

Pero hasta el momento, solo queda aguantar y esperar. Tomar los recaudos y tratar de que la tranquilidad que reina en el lugar a pesar de la situación por la que atraviesan decenas de reclusos, siga incambiada y no haya más problemas de los que ya hay.

Entre tanto, las autoridades no pueden hacer más de lo que hay, porque los recursos son el principal enemigo, afirman a EL PUEBLO  jerarcas de la Policía que no le ven al asunto, una salida al corto plazo.

SOBRE LOS ASALTOS

La Dirección de Investigaciones viene trabajando sobre una pista firme que los puede conducir hacia los asaltantes, así lo informaron a este diario fuentes policiales relacionadas con la investigación. Pero a su vez, dijeron que no podían dar más datos “porque comprometerían” la investigación que vienen llevando adelante.

“Hay una directiva que nos hemos trazado a pedido de las máximas autoridades y es encontrarlos sí o sí, y en eso estamos trabajando sin descanso”, dijo otra fuente de la policía a este diario.

La policía está convencida de que los asaltantes de la casa de electricidad de la Zona Este, aún están en Salto, lo que desconocen es si son delincuentes locales o si por el contrario, alguno de ellos “vino importado de otro lado, por amistades o por algún dato que lo trajo hasta acá”, señaló una fuente.

Pero por otro lado, allegados a los pormenores de la investigación afirman una y otra vez que los delincuentes que asaltaron a la casa de electricidad el martes por la mañana, son de Salto, en función de esto es que los están buscando.

“Hay una pista firme, sabemos que estamos bien orientados y que podemos llegar, pero no podemos alertarlos”, sostienen las fuentes policiales.

UN PROBLEMA

“No sabemos que va a pasar si sigue entrando gente, al techo no pueden ir”, ironizaron los policías consultados por este diario sobre la situación de la cárcel departamental, que hoy supera los 240 reclusos. El miércoles por la noche, un recluso que está alojado en un pabellón que está superpoblado, se tragó dos mangos de cucharas con tal de ir al Hospital y salir del lugar.