El conductor de un camión fue procesado con prisión por el “homicidio culpable” de un motociclista de 24 años

El conductor de un camión fue procesado con prisión por  el “homicidio culpable” de un motociclista de 24 años
El conductor del camión que el pasado 6 de julio protagonizó un accidente de tránsito que derivó en el fallecimiento de un motonetista, fue procesado ayer con prisión por el juez penal de turno.
El accidente ocurrió en un camino de acceso a Colonia Lavalleja, frente al monumento allí existente, cuando el camión que conducía J. V. F. L. de 32 años chocó de frente con la motocicleta que conducía Mauro Germán Bueno Lalinde, de 24 años, quien falleció en el acto.
La espirometría que le realizaron al conductor del camión determinó que había ingerido alcohol, algo que resultó determinante para que el magistrado actuante lo responsabilizara de lo ocurrido, tipificándole el delito de “homicidio culpable”.
El siniestro sucedió a las dos de la tarde del día en cuestión, y el conductor del camión resultó herido, por lo que tras ser atendido por un médico de la zona que se encontraba en el lugar, tuvo que ser trasladado al Hospital de la ciudad, donde se le diagnosticó “politraumatismos varios con traumatismo de cráneo”. El propio médico de guardia que lo atendió en el nosocomio, dejó constancia de que el paciente se encontraba “alcoholizado”.
“ESTAFA CON
TARJETAS
DE CRÉDITO
Un hombre concurrió a un local de venta de celulares ubicado en el Shopping y tras observar varios aparatos, manifestó su deseo de comprar uno de los más caros que tenía el comercio a la venta.
El individuo se decidió por un Samsung S5, cuyo costo era de 26.500 pesos. Para abonar dicho importe, extrajo dos tarjetas de crédito y se las entregó al dependiente, quien realizó la transacción y le dio el celular elegido al sujeto.
Posteriormente, la empresa emisora de las tarjetas de crédito, al enterarse del negocio realizado, comunicó al comercio que las tarjetas en cuestión habían sido “utilizadas en forma fraudulenta”, por lo que dejaba sin efecto el pago del dinero correspondiente. Presuntamente, las dos tarjetas habían sido robadas.
Por dicho motivo, el dueño del establecimiento realizó la denuncia por “estafa” en la seccional 1ª, donde se realizan las averiguaciones del caso.
ROBO EN
NUEVO URUGUAY
A las cinco de la mañana del martes, una mujer sintió ruidos en el fondo de su casa ubicada en el barrio Nuevo Uruguay, y cuando observó por la ventana para ver de dónde provenía el ruido, descubrió que un hombre salía corriendo del fondo de su propia vivienda hacia el exterior de la propiedad, con algunos objetos en sus manos.
Esto llevó a que fuera hasta una pieza del propio fondo, que usa como depósito, y allí se percató de la falta de una caja de juguetes de su hijo y encontró varias ropas tiradas por el piso.
Cuando retornó a la finca, la dama descubrió que también le faltaban tres celulares (un Nokia C2, un Alcatel y un Sony Ericsson) que tenía en el comedor.
Los funcionarios policiales realizaron un recorrido por la zona, en procura de localizar al ladrón, pero no tuvieron éxito, por lo que continúan con las averiguaciones del caso.
HURTO EN INTERIOR
DE EDIFICIO
Un nuevo robo en una obra en construcción ocurrió en un edificio ubicado en calle Invernizzi al 400. Allí, un obrero terminó su trabajo en la noche del martes y cerró todos los ingresos al edificio, para retornar en la mañana del miércoles. En ese momento se dio cuenta de que personas extrañas se habían llevado 20 bolsas de portland de 25 kilos cada una.
Los actores del hecho rompieron un candado del predio para poder ingresar al interior del mismo.
El denunciante comentó que no es el primer robo que sufre el edificio en construcción, el que ya fue visitado varias veces por “los amigos de lo ajeno”.
DOS HURTOS
DE MOTOS
Los robos de motocicletas siguen siendo moneda corriente. Los últimos que fueron denunciaron aluden a dos Yumbo Max que habían sido estacionadas en calle Viera casi Brasil y Diagonal 14 esquina Misiones, respectivamente.
Los dos casos fueron denunciados por dos mujeres, quienes estacionaron sus vehículos por algunas horas, con traba de seguridad, y al ir a ocuparlos nuevamente, se dieron cuenta de que los mismos habían desaparecido.
En el último caso, incluso, los funcionarios policiales fueron alertados del hecho inmediatamente, por lo que realizaron amplias recorridas por zonas aledañas al lugar del hecho, pero las mismas no arrojaron resultados positivos.

El conductor del camión que el pasado 6 de julio protagonizó un accidente de tránsito que derivó en el fallecimiento de un motonetista, fue procesado ayer con prisión por el juez penal de turno.

El accidente ocurrió en un camino de acceso a Colonia Lavalleja, frente al monumento allí existente, cuando el camión que conducía J. V. F. L. de 32 años chocó de frente con la motocicleta que conducía Mauro Germán Bueno Lalinde, de 24 años, quien falleció en el acto.

La espirometría que le realizaron al conductor del camión determinó que había ingerido alcohol, algo que resultó determinante para que el magistrado actuante lo responsabilizara de lo ocurrido, tipificándole el delito de “homicidio culpable”.

El siniestro sucedió a las dos de la tarde del día en cuestión, y el conductor del camión resultó herido, por lo que tras ser atendido por un médico de la zona que se encontraba en el lugar, tuvo que ser trasladado al Hospital de la ciudad, donde se le diagnosticó “politraumatismos varios con traumatismo de cráneo”. El propio médico de guardia que lo atendió en el nosocomio, dejó constancia de que el paciente se encontraba “alcoholizado”.

ESTAFA CON TARJETAS DE CRÉDITO

Un hombre concurrió a un local de venta de celulares ubicado en el Shopping y tras observar varios aparatos, manifestó su deseo de comprar uno de los más caros que tenía el comercio a la venta.

El individuo se decidió por un Samsung S5, cuyo costo era de 26.500 pesos. Para abonar dicho importe, extrajo dos tarjetas de crédito y se las entregó al dependiente, quien realizó la transacción y le dio el celular elegido al sujeto.

Posteriormente, la empresa emisora de las tarjetas de crédito, al enterarse del negocio realizado, comunicó al comercio que las tarjetas en cuestión habían sido “utilizadas en forma fraudulenta”, por lo que dejaba sin efecto el pago del dinero correspondiente. Presuntamente, las dos tarjetas habían sido robadas.

Por dicho motivo, el dueño del establecimiento realizó la denuncia por “estafa” en la seccional 1ª, donde se realizan las averiguaciones del caso.

ROBO EN NUEVO URUGUAY

A las cinco de la mañana del martes, una mujer sintió ruidos en el fondo de su casa ubicada en el barrio Nuevo Uruguay, y cuando observó por la ventana para ver de dónde provenía el ruido, descubrió que un hombre salía corriendo del fondo de su propia vivienda hacia el exterior de la propiedad, con algunos objetos en sus manos.

Esto llevó a que fuera hasta una pieza del propio fondo, que usa como depósito, y allí se percató de la falta de una caja de juguetes de su hijo y encontró varias ropas tiradas por el piso.

Cuando retornó a la finca, la dama descubrió que también le faltaban tres celulares (un Nokia C2, un Alcatel y un Sony Ericsson) que tenía en el comedor.

Los funcionarios policiales realizaron un recorrido por la zona, en procura de localizar al ladrón, pero no tuvieron éxito, por lo que continúan con las averiguaciones del caso.

HURTO EN INTERIOR DE EDIFICIO

Un nuevo robo en una obra en construcción ocurrió en un edificio ubicado en calle Invernizzi al 400. Allí, un obrero terminó su trabajo en la noche del martes y cerró todos los ingresos al edificio, para retornar en la mañana del miércoles. En ese momento se dio cuenta de que personas extrañas se habían llevado 20 bolsas de portland de 25 kilos cada una.

Los actores del hecho rompieron un candado del predio para poder ingresar al interior del mismo.

El denunciante comentó que no es el primer robo que sufre el edificio en construcción, el que ya fue visitado varias veces por “los amigos de lo ajeno”.

DOS HURTOS DE MOTOS

Los robos de motocicletas siguen siendo moneda corriente. Los últimos que fueron denunciaron aluden a dos Yumbo Max que habían sido estacionadas en calle Viera casi Brasil y Diagonal 14 esquina Misiones, respectivamente.

Los dos casos fueron denunciados por dos mujeres, quienes estacionaron sus vehículos por algunas horas, con traba de seguridad, y al ir a ocuparlos nuevamente, se dieron cuenta de que los mismos habían desaparecido.

En el último caso, incluso, los funcionarios policiales fueron alertados del hecho inmediatamente, por lo que realizaron amplias recorridas por zonas aledañas al lugar del hecho, pero las mismas no arrojaron resultados positivos.